¿Las vainas de los edamames se pueden comer?

¿Las vainas de los edamames se pueden comer?

Carol Álvarez

Los edamames se han puesto de moda gracias a los pokes y a los acompañamientos del sushi. Sin embargo, la mayoría de nosotros lo consume ya pelados de la vaina. ¿Se podría comer su vaina o es peligrosa para la salud?

Tanto si son cocidos como fritos, el edamame se debe pelar para comer su parte más sabrosa. El objetivo es llegar a las semillas internas, no a la cáscara. Aunque realmente no es necesario que abramos la vaina a lo largo del centro mientras comemos los edamames secos, ya que se pueden exprimir por los “extremos” de la vaina cocida húmeda y meterlos en la boca. Pero, ¿qué ocurre si queremos también aprovechar las vainas?

Las vainas pueden provocar atragantamiento

Es cierto que esta parte del vegetal se puede comer, pero no se aconseja. Debido a su dureza y tiempo de masticación prolongado, a la mayoría de la gente no le gusta. Hay muchas historias de niños pequeños y adultos que tomaron las cáscaras de edamame porque desconocían los peligros. Sin embargo, en la actualidad no se han registrado efectos adversos relacionados con sus propiedades. La queja más común es que las vainas son difíciles de masticar. Además, tiene un posible efecto secundario de un exceso de material vegetal no digerible en el sistema digestivo.

Las vainas de edamame no son tóxicas, sin embargo, son muy difíciles de abrir y comer. Deberíamos poder consumirlas sin ningún problema si podemos masticarlas lo suficiente para que pase por el tracto digestivo como una papilla. Sin embargo, su sabor no es muy bueno y tiene el potencial de obstruir el sistema digestivo. Cuando el material no digerible se acumula y obstruye el sistema digestivo, se denomina bezoar. Dependiendo de su tamaño, los bezoares pueden causar diferentes tipos de malestar estomacal, sensación de plenitud y bloqueos gastrointestinales, así como estreñimiento.

Los caquis son otro buen ejemplo de fitobezoares en acción. El estómago de algunas personas reacciona químicamente con la piel del caqui, formando una masa de celulosa, hemicelulosa y proteína indigerible.

vainas de edamames

¿Se pueden reutilizar?

Si realmente estamos entusiasmados por darles una segunda vida a las vainas de los edamames, tenemos malas noticias. Lo más común es que se desechen en la basura. Compostar las vainas de edamame es simple si tenemos un sistema para la eliminación de desechos orgánicos. Alternativamente, se pueden triturar en un triturador de basura y arrojar el resto resultante por el inodoro. Aunque pensamos que lo más lógico es tirarlas al contenedor de desechos orgánicos para que se clasifique donde debe. Verter comida por el inodoro puede crear acumulación de sustancias y resultar en un atasco.

Cuando compremos vainas de algún alimento, tanto judías, como guisantes o edamames, debemos estar atentos a la gran variedad que encontramos en los supermercados. Para evitar comprar vainas arrugadas, amarillas o encogidas, tenemos que asegurarnos de que estén gruesas y firmes antes de comprarlas. Las podremos meter en el frigorífico y usar dentro de dos o tres días después de comprar las vainas frescas del mercado. No obstante, se puede encontrar edamame congelado en la mayoría de los supermercados.

¡Sé el primero en comentar!