¿Se puede comer la avena cruda?

¿Se puede comer la avena cruda?

Carol Álvarez

Algunos alimentos son potencialmente peligrosos cuando se comen crudos, como la harina. Pero, ¿qué pasa con la avena cruda? Algunas personas mezclan avena cruda en un batido, preparan el porridge durante la noche o la usan para hacer deliciosas bolitas de chocolate. Pero ¿son seguras para comer de esta manera?

Hay varias formas de avena, pero los copos de avena son una de las variedades más comunes. Los copos se producen a partir de avena completamente descascarillada y limpia que se cuece al vapor, se corta, se enrolla y se desmenuza. De forma similar, la avena instantánea o de «1 minuto» son granos que se cortan en varios pedazos y luego se cuecen al vapor y se enrollan. Debido a que se cortan en trozos más pequeños, se pueden cocinar más rápido. Cocer la avena al vapor ayuda a minimizar el riesgo de la presencia de microorganismos patógenos y hace que sea seguro comerla cruda. Esta es la razón por la cual la avena o las recetas que usan este ingrediente crudo o instantáneo son seguros para comer.

Además, la avena se puede consumir sin cocinarla primero, como cuando queremos hacer galletas sin hornear, por ejemplo. Sin embargo, algunas personas tienen un tracto digestivo más sensible, por lo que si prueban la avena cruda por primera vez, es mejor introducirla en la dieta lentamente y beber líquidos cuando lo hagamos.

avena cruda en un bol

Al frigorífico y bien cerrada

Aunque usar avena cruda para hacer un porridge es seguro, aún debemos tener en cuenta que la avena durante la noche debe refrigerarse. Los carbohidratos húmedos crean un entorno propicio para el crecimiento de bacterias, y la mejor manera de minimizar el crecimiento bacteriano y mantener segura la avena durante la noche es mantenerla a baja temperatura y no dejarla sobre la encimera durante la noche.
Para mantener la avena cruda lo más fresca posible, es importante almacenarla adecuadamente. Algunas formas de hacerlo son:

  • Almacenar la avena seca sin abrir en un lugar fresco y seco.
  • Guardar la avena abierta en su recipiente original con una tapa que cierre bien. Luego debe cubrirse con una bolsa de plástico con cierre o en un recipiente de plástico o vidrio. La avena abierta debe usarse durante 1 año después de abrirla.
  • Almacenar avena cruda seca en una bolsa para congelar en el congelador durante 1 año como máximo.
  • Las fechas «consumir preferentemente» o «mejor antes de» son sugerencias de calidad que los fabricantes de alimentos colocan en el paquete. La avena aún es segura para comer después de esta fecha. Sin embargo, si la avena desarrolla un sabor u olor extraño, se recomienda tirarla inmediatamente.
¡Sé el primero en comentar!