Café solo o con leche, ¿cuál es más saludable?

El tipo de café que consumimos es algo muy personal. La mayoría de los bebedores no saben apreciar el sabor y el aroma de una buena taza de café, por lo que añaden azúcar, edulcorantes o leche para matizar el sabor. Sin embargo, cabe la duda de cuál es el más saludable. El café solo negro podría tener más beneficios de los que creemos.

Investigar cada opción para averiguar si el café elegido te está haciendo algún bien, es fundamental. Tanto si te gusta tomarlo solo o con leche, es interesante conocer los nutrientes que aportan cada uno para decidir cuál es mejor dependiendo del momento que lo bebamos.

El efecto científico de la leche en el café solo

Para aquellos que disfrutan de la leche en el café, no hay duda de que se agrega para darle sabor más que para obtener beneficios positivos. Hay mucha investigación sobre los efectos de la leche en el café, y la mayoría defiende que puede obstaculizar algunos de los beneficios de esta antigua bebida.

No obstante, hay varios informes científicos que muestran que el café puede ayudar a estimular la memoria e incluso potencialmente reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer de hígado.

Nestlé ha realizado una gran cantidad de investigaciones exhaustivas sobre el tema. Fueron el grupo original de científicos que descubrió que los polifenoles se liberan durante mucho tiempo en el torrente sanguíneo del cuerpo después de beber café solo. Después continuaron su investigación para incluir crema no láctea y leche normal, para ver si añadirla al café tenía algún efecto sobre los polifenoles.

Los polifenoles son antioxidantes muy importantes, necesarios para ayudar a minimizar el daño celular y prevenir la degradación celular. Después del estudio, los resultados mostraron que agregar leche al café no afecta en gran medida el tiempo que tardan los polifenoles en llegar a la sangre. Así que agregar leche o tomar café solo no afectará a la reacción antioxidante asociada con los polifenoles.

taza de café solo con leche

Pero, ¿cuál es mejor para la salud?

Aunque la leche es buena para la salud, tomarla de tipo entera aumenta la ingesta de calorías. Incluso tomar demasiada leche semidesnatada también puede provocar un aumento de peso no deseado. Si estás tratando de perder peso o mantener la pérdida de peso, es aconsejable evitar la leche en el café, tomar desnatada o en poca cantidad.

Una taza de café solo tiene 2 calorías, mientras que si añadimos leche y un terrón de azúcar, estamos aumentar la ingesta de calorías aproximadamente a 57 calorías. Esa es una gran diferencia, especialmente si bebes tres o más tazas diarias. Si eres propenso a aumentar de peso, podrías beneficiarte de eliminar los lácteos del café.

Por otra parte, hay quienes defienden que tomar café solo aumenta la energía e incluso la claridad porque no se le agregan productos lácteos. Sin embargo, si bebemos café por la noche, estaremos despiertos durante horas. Agregar un poco de leche disminuye estos efectos estimulantes, pero solo un poco.

Además, tomar leche con el café ayuda con el reflujo ácido. Recuerda que el café solo tiene altos niveles de PH, por lo que es ácido. Si padecemos acidez de estómago, es mejor tomar café con leche para equilibrar los niveles de PH.

¡Sé el primero en comentar!