Café descafeinado de sobre o de máquina, ¿cuál es la diferencia?

Tomar café descafeinado es algo muy habitual en España. Mientras que otros países tan solo disponen el grano común, en el nuestro podemos encontrar hasta dos tipos de descafeinado: de sobre o de máquina. Pero, ¿por qué esta distinción?

En general, las cafeterías suelen tener un molino de café normal y otro de descafeinado. Pero esto no fue siempre así. Antes tan solo traían grano de café normal para moler en cafetería, ya que era el más consumido. Sin embargo, el descafeinado lo traían en sobre para evitar comprar grandes cantidades de una variedad que no estaba tan asentada. Con el paso de los años, esta tradición de ha seguido manteniendo, aunque hay algunos motivos por los que se diferencian.

El de sobre contiene más azúcar

Hay gente que prefiere el café descafeinado de sobre, más allá de que sea una petición tradicional. Además, también trae la dosis exacta para una taza y se puede ajustar según las preferencias personales.

Este café instantáneo descafeinado suele contener azúcar entre sus ingredientes, ya que está pensado para tomar en cualquier lugar, sin necesidad de tener una cafetera. Quizá este también sea uno de los motivos por los que a muchas personas les parece más delicioso frente al de máquina. Tomando de ejemplo uno de los más conocidos del mercado (Nescafé classic), su listado de ingredientes está compuesto por «azúcar, leche desnatada en polvo (20%), jarabe de glucosa, café soluble descafeinado (14%), grasa vegetal (coco), lactosa, sal, corrector de acidez (E340), estabilizantes (E331, E452)«.

Como podemos observar, tan solo contiene un 14% de café descafeinado. Por lo tanto, es un tipo de café menos saludable y de peor calidad por ser torrefacto. Además de contener azúcar entre sus ingredientes, este tipo de grano se suele tostar con más azúcar para hacerlo más barato.

café descafeinado de maquina

El camarero se puede confundir

Otro motivo por el que hay personas que eligen descafeinado de sobre es porque no confían en el camarero. En muchas ocasiones, los bares tienen una alta demanda de bebidas y no pueden pararse a cambiar el cazo del café. Ni si quiera tienen tiempo para moler los granos del descafeinado. Por lo tanto, apostar por un descafeinado puede ser un acto puro de fe. En cambio, eligiendo la versión instantánea no tendremos este problema y nos aseguraremos de conciliar el sueño por la noche.

Sin embargo, es más recomendable probar el de cafeteras. Este tipo de café contiene menos azúcar, ya que tan solo tendremos agua y café en la taza. Aunque es posible que, si no son cafés de especialidad, el tipo que contengan también sea torrefacto o mixto. También hay que tener en cuenta la limpieza de la máquina y sus utensilios. Hay veces en las que el café sabe a quemado o muy amargo debido a que contiene restos acumulados y evitan que el agua filtre correctamente.

De igual manera, será una opción más conveniente que la de sobre, ya que hemos visto que tan solo contiene un 14% de café. La próxima vez que nos decantemos por un descafeinado y nos hagan la pregunta clave, sabremos qué responder.

¡Sé el primero en comentar!