El IVA de la carne fresca podría bajar al 4% muy pronto

Cedecarne, que es la Confederación Española de Detallistas de la Carne, ha instado al Gobierno a bajar el IVA al 4% para la carne fresca, es decir, la que se vende en las carnicerías. Este mismo IVA es del que ya disfrutan otros alimentos de primera necesidad como las frutas, verduras y leches, los huevos y el pan. Las carnicerías ven incomprensibles que ellos no sean considerados de primera necesidad y aquí entra el debate.

La petición de la Cedecarne llega unas semanas después de que estallara la polémica entre el Ministerio de Consumo y el propio Gobierno de España, donde Garzón, el ministro de consumo, pedía reducir el consumo de carne para reducir los efectos del cambio climático, a lo que el presidente del Gobierno respondió con burla «A mí, donde me pongan un chuletón al punto… eso es imbatible».

Actualmente, el consumo de carne de España es entre 3 y 5 días a la semana. Según la ciencia, consumir carne roja y procesada está directamente relacionada con problemas de corazón y con el cáncer. Según la OMS, la carne roja son los tipos de carne que proceden de la vaca, ternera, cordero, cabra, caballo y cerdo y la procesada es aquella que ha sido sometida a alguien tipo de elaboración como el curado, salazón, ahumado, fermentación, etc.

La carne fresca que se vende en carnicerías no está procesada, sin embargo, el jamón cocido, las salchichas, la carne en conserva, los embutidos, las salsas de carne, etc. eso sí está procesado.

AECOSAN recomienda reducir el consumo de carne a entre 1 y 3 veces por semana, en lugar de eliminarla del todo. Aunque también se ha demostrado que las dietas vegetales, siempre que estén bien equilibradas y no basadas en ultraprocesados, son bastante saludables.

Un filete de carne cruda especiada y listo para cocinar

¿Bajar el IVA de la carne empeoraría la alimentación?

Por lo tanto, si se baja el IVA a la carne fresca, eso haría a la gente consumir más carne, en lugar de reducir su consumo tal y como indican los científicos, médicos, asociaciones y medios. No solo por salud sino por el medioambiente, ya que para elaborar 1 kilo de carne de ternera hacen falta casi 15.400 litros de agua.

Siempre hacemos hincapié en la importancia de llevar una dieta variada rica en frutas, verduras, legumbres, semillas y reducir el consumo de carne y pescado a solo 1 o 2 veces a la semana, en el caso de llevar una dieta omnívora.

Actualmente, la carne fresca y el pescado fresco tributan el 10%, y quieren bajarlo al 4%, lo que supondría una media de 40 euros de ahorro para un supuesto de una familia con 4 miembros, según indican desde la Cedecarne.

Si baja el precio de la carne fresca, cosa que vemos bien porque ayudaría a las familias con bajos recursos económicos, creemos que también sería buena opción que las empresas de carne vegetal deberían reducir sus precios para poder introducir sus alternativas en muchos más hogares.

Se trata de llegar a un consenso, si la carne animal se considera de primera necesidad, la carne basada en plantas también debería serlo para que muchas más familias pudiesen alimentarse sin verse obligadas a formar parte de la industria cárnica con todo lo que eso supone y esconde detrás.

¡Sé el primero en comentar!