¿Es verdad que el apio consume más calorías de las que aporta?

A lo largo de este texto vamos a saber qué pasa con el apio y qué es eso de calorías negativas. A lo largo y ancho de Internet hay cientos de miles de datos que pululan sobre el apio, pero ni es un superalimento, ni es milagroso para adelgazar, ni tampoco debemos basar nuestra alimentación en él, a menos que queramos sufrir algún tipo de trastorno o déficit nutricional.

Internet está lleno de artículos donde prometen un listado de alimentos hipocalóricos, y es verdad que existen, pero no debemos alimentarnos solo de eso, ya que nuestro organismo necesita energía para funcionar a pleno rendimiento las 24 horas del día, todos los días de nuestra vida. Y entre todos esos siempre ha estado presente el apio por tener «calorías negativas».

Vamos a explicar qué es eso de las calorías negativas, en qué consisten y qué pasa con nuestros amigos los apios. Esta verdura es muy nutritiva pero su fama va precedida por ser un alimento perfecto para adelgazar, y es verdad, ya que casi el 97% de una vara de apio es agua, el resto es fibra y otros nutrientes como vitaminas y minerales.

¿Qué son las calorías negativas?

Para empezar, no existe ninguna investigación científica que respalde este término, por lo que lo único en lo que nos podemos basar es en los datos reales de cuánto consume el cuerpo humano al hacer una digestión y cuántas calorías aporta el apio.

Una mujer lavando un apio

Sabemos que el cuerpo humano necesita entre un 5 y un 10% del total de calorías de un día para hacer las digestiones y también sabemos que 100 gramos de apio aportan en torno a unas 16 kilocalorías por cada 100 gramos. Es decir, que el 10% de 2.000 calorías ya es más que ese porcentaje que aporta comer una ración de apio.

De ahí que se considere al apio como una verdura con calorías negativas, pero no es lo correcto, simplemente queda la anécdota de que consume más la digestión que lo que aporta en sí la ración. Esto se debe a que el apio no tiene almidón, por eso hay varias verduras más en su misma situación.

Comer apio, ¿sí o no?

Por supuesto que sí, lo que tenemos que evitar es realizar dietas extremadamente hipocalóricas, ya que eso pone en riesgo nuestra salud. Lo que sucede al consumir menos calorías de las que necesita nuestro cuerpo es que tendremos hambre constantemente, nos sentiremos cansados, debilitados, tendremos frío siempre, estaremos de mal humor, etc.

Tener una dieta hipocalórica es una buena opción para bajar de peso, pero no se recomienda llevarla al extremo, y si alguien nos lo recomienda, mejor huir de ahí antes de provocarnos algún trastorno alimenticio.

Tenemos que cambiar nuestro estilo de vida para bajar de peso de forma saludable y consciente, de nada sirve hacer dieta hipocalórica si se alarga mucho en el tiempo porque se vuelve contraproducente, o no se acompaña de ejercicio físico.

Por lo tanto, la respuesta es sí, podemos comer apio tantas veces como queramos, pero no basar nuestra alimentación en él ni en otros alimentos con calorías negativas, como tampoco ser extremistas con las dietas hipocalóricas.