Estas son las enfermedades que sufre Rafa Nadal

Estas son las enfermedades que sufre Rafa Nadal

Carol Álvarez

El famoso Rafa Nadal es conocido mundialmente por haber sido el número 1 del tenis durante muchos años. Sin olvidar que aún sigue en la cúspide de deporte de raqueta, el tenista ha sufrido lesiones derivadas de enfermedades que le han hecho retirarse momentáneamente de las competiciones.

Algunos hablan de enfermedades degenerativas sin tratamiento, mientras que otros comentan los posibles trastornos obsesivos compulsivos que aparenta tener en los partidos. Después de descubrir todas las dolencias y afecciones que padece Rafa Nadal, serás consciente del valor que tiene como deportista de élite.

Pies de Köhler en la infancia de Rafa Nadal

Nadal tiene un defecto relacionado con el crecimiento durante la infancia llamado pies de Kohler. Esto no tiene absolutamente nada que ver con su estilo de juego, ya que es congénito. Sin embargo, sí es un problema que ha derivado en una de las enfermedades más famosas del tenista.

La Enfermedad de Kohler es una patología que afecta a un hueso en el arco del pie, conocido como el hueso escafoides del pie. Su nombre hace referencia al radiólogo alemán Alban Köhler que descubrió la dolencia a principios del siglo XX. Se trata de una osteocondrosis (necrosis y degeneración de los huesos y cartílagos) de este hueso, caracterizada por la interrupción del aporte sanguíneo. Esta falta de riego sanguíneo lleva a la hipoxia -insuficiente suministro de oxígeno- y se crea una necrosis del escafoides del pie que lo debilita y puede causar su rotura.

Los pies de Köhler afecta mayoritariamente a niños varones de entre 4 y 6 años. En el caso de Rafa Nadal, fue al principio de su carrera cuando le diagnosticaron un defecto relacionado con el crecimiento llamado pie de Kohler. Cuando tenía 17 años, en 2004, se descubrió que el hueso navicular de su pie no se había osificado por completo cuando era un bebé. Esto era lo que estaba causando dolor e hinchazón durante las sesiones de juego. Parecía que su carrera había terminado antes de que realmente despegara y quizá tenía que renunciar al deporte que había elegido desde que tenía 6 años.

Pero el tenista decidió que usaría zapatillas hechos a medida y planificaría su horario de tal manera que se adaptara a su estilo. Jugaría más partidos en las canchas de arcilla más suaves y fáciles de practicar, en lugar de terrenos duros.

rafa nadal con dolor en los pies

Enfermedad de Müller Weiss

Como decíamos anteriormente, no tratar la enfermedad de Köhler a tiempo le derivó en esta otra patología. La enfermedad de Müller-Weiss es degenerativa y es una displasia del escafoides tarsiano. Esto es básicamente una deformidad de uno de los huesos situados en el medio pie, que es esencial para la movilidad del mismo. Además, solo se puede determinar a través de radiología, pero incluso puede suele ser difícil de diagnosticar hasta que está avanzada.

Una de las particularidades de esta enfermedad, es que se origina en la infancia pero no da síntomas hasta que somos adultos. Las señales más habituales son dolor agudo y crónico en la parte superior del pie, aunque puede ir acompañado de dolor y artrosis en las rodillas. Es muy común en deportistas de élite, como en el caso de Rafa Nadal

Aunque su causa está clara, hubiera sido importante detectar a tiempo una anomalía en el desarrollo de este hueso. Pueden darse por deformaciones en los pies del niño, déficit nutricional o problemas endocrinos. Esto hace que haya una mayor carga lateral en el pie, muy común cuando el dedo gordo es más corto.

En este caso, Rafa Nadal trata la enfermedad de Müller Weiss con el uso de plantillas personalizadas que ayuden a descargar los puntos de presión en el pie y el escafoides y corrijan la biomecánica del mismo. A día de hoy, es uno de los problemas que siguen limitando la recuperación adecuada en tiempo récord.

Síndrome de Hoffa en la rodilla

En 2021, Rafa Nadal reconocía que padecía una nueva enfermedad crónica conocida como síndrome de Hoffa. Esta enfermedad supone una inflamación de la zona de tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano.

El síndrome de Hoffa puede ocurrir por varias razones. Podría estar causado por una lesión repentina, como un golpe directo en la rodilla. Tiende a desarrollarse gradualmente con el tiempo si la rodilla se extiende repetidamente. Otras causas incluyen cuádriceps rígidos, inclinación hacia delante de la pelvis o antecedentes de osteoartritis en la rodilla. En el caso del tenista, todo deriva en gran medida por su enfermedad degenerativa.

No obstante, este síndrome tiene tratamiento y a día de hoy se encuentra totalmente recuperado. En primer lugar es importante calmar la inflamación. Esto se puede lograr con descanso y medicamentos. Otros tratamientos incluyen vendaje de la rodilla y ejercicios de fortalecimiento.
También hay casos en los que el especialista puede aplicar una pequeña inyección antiinflamatoria en la almohadilla de grasa, para calmar la inflamación y reducir físicamente la almohadilla de grasa de Hoffa. Si la afección es grave, se necesitarán hasta tres inyecciones.

rafa nadal contento por haber ganado

¿Rafa Nadal padece TOC?

Lo cierto es que no. Alguien que realmente tiene el trastorno de TOC tiene que hacer ciertos rituales o siente una fuerte sensación de ansiedad y, en el peor de los casos, no puede funcionar correctamente durante el día y en situaciones de la vida normal. En realidad, Rafa Nadal tiene una vida normal fuera de los terrenos de juego y nunca ha mostrado síntomas de un trastorno de TOC.

Llama la atención la cantidad de rituales que realiza principalmente como un hábito para mantenerse concentrados durante un partido y tener la sensación de control sobre el partido. Es por eso que muchas personas creen que padece el trastorno obsesivo compulsivo. Si realmente lo tuviera, lo veríamos perder el control en los terrenos de juego cuando no puede realizar sus rituales. A veces no los hace todos por falta de tiempo y no afecta en nada a su rendimiento.

Durante las sesiones de entrenamiento, es normal que se remangue las calzonas en contadas ocasiones, al igual que le pueden ocurrir a las personas que usas gafas para ver mejor y las empujan hasta su cara cada cierto tiempo. Si nos damos cuenta, tampoco alinea ninguna botella de agua, ni se toca los hombros ni ninguna otra cosa que hace durante los partidos. Si realmente tuviera un trastorno de TOC, no podría evitar hacer todas estas cosas sin importar el contexto.

El trastorno es obligatorio y trae un alto nivel de ansiedad, algo que no se ve en Rafa Nadal cuando entrena con normalidad. El trastorno obsesivo compulsivo que todos ven es tan solo una forma de concentrarse en el juego y la fuerza del hábito.

¡Sé el primero en comentar!