Tu perro nunca debe comer esto

Tu perro nunca debe comer esto

Sofía Pacheco

Existen una serie de alimentos que son muy beneficiosos para nosotros, como es el caso del aguacate, el chocolate negro o el café, pero que también son alimentos prohibidos para perros y podemos provocarles serios problemas de salud hasta el punto de sufrir daño pulmonar o cardíaco y la muerte.

Muchos tenemos la costumbre de dejar que nuestro perro esté cerca nuestro cuando estamos comiendo. Para empezar, el primer error es comer a la misma altura que él o en un lugar accesible a él, como estar sentados en el sofá o en el suelo. Aunque realmente el primer error no es de ellos, es nuestro por no educarlos bien y ponerles límites y normas. Y ya después es nuestra culpa por acostumbrarlos a que pueden pedir comida o que si se acercan recibirán algo.

La comida de los perros tiene que ser un pienso de buena calidad, alguna que otra latita de comida húmeda cada mes como premio, varias chuches al día, algún que otro hueso (no de animal ni pellejo) tipo dental stick, o arroz con pollo como premio por ser una fecha especial. Pero NUNCA deben comer de nuestro plato ni lo mismo que nosotros comemos, por muchas caritas y lloriqueos que nos hagan.

Nunca le des estos alimentos a tu perro

Los perros, aunque son principalmente carnívoros, también se les considera omnívoros, por lo que pueden comer frutas y verduras. Eso no les convierte en la diana de todos nuestros platos. Es decir, el un poquito para mí y un poquito para ti, puede acortar la vida de nuestro perro y causarle daño hepático, renal, pulmonar y/o cardíaco.

Fruta y verdura

Sabemos que los perros pueden comer manzana y zanahoria, por ejemplo, pero tienen terminantemente prohibido la cebolla, las cerezas, el aguacate, ajo, uvas y pasas, setas, granada, caquis, lechuga, puerros, berenjenas, acelgas, coles, naranja, limón, tomate, patatas (ni fritas ni crudas), huesos de frutas, etc.

Para que nos hagamos una idea, comer uno de esos alimentos prohibidos para perros puede llevarlos a sufrir vómitos, diarreas, fallo cardíaco, debilidad. letargo, temblores, orinar con sangre, ataxia, e incluso otras lesiones internas que a día de hoy no se conocen, pero se les relaciona con esta alimentación.

Alimentos prohibidos para perros

Alcohol y bebidas con gas y azúcar

Es considerado una droga legal y es mala hasta para los seres humanos, así que era obvio que no está permitido para perros ni ningún animal. Una minúscula cantidad de alcohol, puede provocar intoxicación etílica y en caso de que veamos que nuestro perro ha lamido, bebido, o algo con alcohol, debemos acudir rápidamente a un veterinario.

Algo similar sucede con las bebidas azucaradas y con gas o con el café y el té. No es buena idea dejar que nuestro perro consuma esto, ni por hacer la gracia y grabar una historia para Instagram, ni nada. Su salud está en juego, y no deberíamos dejarle beber este tipo de bebidas.

Frutos secos

Existen algunos frutos secos aptos para perros, pero sinceramente son alimentos que mejor no dar a los perros por si acaso. De hecho, las nueces (de cualquier tipo) y las almendras son los frutos secos más prohibidos para perros.

Sin embargo, las avellanas y los cacahuetes suelen ser buenas opciones, pero nosotros no recomendamos ningún tipo de fruto seco por si acaso, ya que no hay necesidad de darles esos alimentos.

Huesos crudos o cocidos

Lo hemos dicho antes, y lo decimos cada vez que tenemos la oportunidad. Y es que hay que ir actualizando los conocimientos y la información. Los huesos no son buenos para los perros ni los gatos, ya sean crudos, cocidos o los huesos de pellejos, por eso están en la lista de alimentos prohibidos para perros.

Son peligrosos, indigestos y un foco de bacterias y microorganismos que producirán problemas dentales, diarreas, mal aliento, atragantamiento, dolor de estómago, sangrado, etc.

Lo mejor es huir de los huesos, aunque lo veamos en la dieta Barf (dieta que no recomendamos) y nos lo recomiende el influencer de turno al que le han pagado por hacer publicidad y no tiene experiencia ni estudios relacionados con el tema.

Comida picante o en mal estado y mohosa

Si a los humanos ya de por sí nos sienta mal el picante y los alimentos en mal estado, además de tener prohibido ingerir comida con moho, ¿por qué íbamos a darle eso a los perros? Más allá del sentido común y que, alimentar indebidamente a un animal, se considera maltrato animal, darle al perro comida caducada, en mal estado, con moho y demás, le expone a sufrir graves consecuencias. Lo mismo sucede con las salsas como tomate frito, kétchup, mayonesa, barbacoa, mostaza, etc.

En caso de que encontremos lonchas de mortadela caducada, pollo pasado de fecha que huele rarito, paté con moho y similares, lo mejor es coger el cubo de orgánicos y vaciar todos los envases ahí para no provocar contaminación cruzada en el frigorífico, ni poner en riesgo la salud de nuestro perro, hijos o la nuestra.

golosinas azucaradas

Galletas, gominolas y helados

NUNCA debemos dar estos alimentos (por llamarles de alguna forma) a los perros, ni a los gatos ni a ningún animal. Las gominolas son veneno directamente para ellos y los helados industriales un tanto de lo mismo. Podemos crear nuestros propios helados caseros y galletas aptas para perros, pero antes de elegir ingredientes, debemos consultarlos con un veterinario.

Entre las gominolas también entran los chicles en el que caso de los perros puede dar lugar a graves consecuencias, llegando incluso a la muerte. Al igual que pasa con el chocolate. Queda prohibidísimo.

Todo lo que sea azúcar o contenga azúcar, hay que eliminarlo de la circulación, y por supuesto nada de darle azúcar directamente ni ningún tipo de edulcorante. Lo mismo pasa con la sal.

Huevos y lácteos

Aquí hay debate. El problema está en que los perros, al igual que otros animales, no metabolizan la lactosa, por eso no deben comer alimentos derivados de los lácteos y se encuentran entre los alimentos prohibidos para perros. Las consecuencias no son agradables como malestar, debilidad, diarreas, vómitos, dolor de estómago, etc.

Con respecto a los huevos, sí que pueden comer huevos, pero no crudos ni fritos, solo huevo duro. De hecho, un huevo duro con arroz, pollo hervido, manzana y zanahoria es la comida perfecta para que celebren la Navidad o su cumpleaños, por ejemplo.

¡Sé el primero en comentar!