No le des estos juguetes a tu perro o podría morir

Todos los que tenemos perros sabemos que en su etapa de cachorros son un poco cafres y que tienen a jugar con todo aquello que parece en su camino, es por esto por lo que es tan importante no dejarnos llevar por su carita, su expresión y no engañarnos a nosotros mismos con «por una vez no pasa nada», porque esa acción inofensiva, puede dar lugar a una situación grave. Lo mismo pasa con los perros adultos. El hecho de jugar con palos, piedras, o cosas de plástico pone en riesgo su salud, por eso hoy vamos a señalar los juguetes peligroso para perros.

A lo largo de las líneas que componen este texto, vamos a indicar los principales objetos y juguetes prohibidos para perros y que usamos a diario o hemos estado usando. Es más, la gran mayoría se vende de forma habitual en tiendas especializadas para mascotas, supermercados y tiendas baratas como «los chinos».

Y es que, sinceramente, que algo se venda no es sinónimo de que sea bueno, recomendable y útil. Si queremos que nuestro perro tenga una buena vida, lo mejor será huir de este tipo de objetos y juguetes.

Primero vamos a nombrar los juguetes prohibidos para perros y después haremos pequeñas menciones a objetos cotidianos que también suponen un riesgo para su salud.

Estos juguetes no son adecuados para perros

Cuando conozcamos los principales juguetes prohibidos parta perros, no veremos las tiendas especializadas en animales de la misma forma. Tampoco debemos obsesionarnos, nosotros solo informamos, además, hay multitud de alternativas que son todo aquello que no esté en estas listas y que por sentido común no sea un riesgo para el perro.

Un perro jugando con juguetes prohibidos para perros

Juguetes con hilos y cuerdas

Sí, lo sabemos, raro el sitio donde no hay este tipo de juguetes para perros. Pues bien, en un principio, parece algo inofensivo, pero ese hilo puede llegar a su garganta y provocar asfixia y vómito, o llegar a su estómago y producir fuertes dolores e incluso llegar a sus tripas y provocar una operación de urgencias para desatascar sus intestinos.

Nosotros recomendamos desecharlo cuando tenga hilos sueltos o cortar esos hilos, pero tarde o temprano veremos hilos en sus cacas y será entonces cuando nos arrepintamos, por eso es mejor no ofrecer estos juguetes a nuestros perros.

Pelotas de tenis y golf

Sí, las pelotas de tenis no son una buena opción y las de golf mucho menos porque son duras. Sabemos que los perros tienden a morder todo aquello que entra en su boca, entonces, si entra una pelota de golf podrán romperse piezas dentales o fastidiarse la mandíbula.

En el caso de las pelotas de tenis, aunque no lo creamos están fabricadas con fibra de vidrio y eso produce un severo desgaste en sus dientes. Lo mejor es optar por alternativas como pelotas de goma resistente o al menos asegurarnos al 100% de que son pelotas estilo tenis, pero sin materiales peligrosos.

Juguetes de pequeño tamaño

Da igual que nuestro perro sea un can que a duras penas llegue a los 30 centímetros del suelo, tenemos que adaptar los juguetes a sus necesidades y eso implica el peso y el tamaño. Nada que sea más pequeño que su boca, y nunca jamás algo que sea más pequeño que el hueco de su garganta.

Si no cumplimos esas premisas estamos poniendo en riesgo su salud y aumentando las posibilidades de asfixia y atragantamiento. Sin contar que ese juguete puede terminar en sus tripas y atasque la zona pudiendo causarle la muerte.

Frisbees y juguetes de plástico duro

¿Cuántas veces hemos visto anuncios, películas, series, videos de adiestramiento, etc donde aparecía un perro jugando con un frisbee? Miles. Pues también forma parte de la lista de juguetes prohibidos para perros, salvo que sea de silicona.

El problema recae sobre los materiales. Todo lo que sea plástico duro y con pintura y pegatinas, es un riesgo para nuestro perro. Por lo tanto, tenemos que evitar los juguetes que sean de plástico duro con pintura que podría o no ser tóxica o desgastarse con facilidad.

Al morder algo duro, hay riesgo de perder piezas dentales y causar infecciones y fuertes dolores bucales a nuestro perro. Por eso es mejor la silicona resistente.

Un perro con juguetes prohibidos

Peluches y rellenos de espuma

Otro gran mito. Los peluches y muñecos no son una buena idea para los perros, ya que normalmente dentro trae plástico, una pieza dura de plástico o un juguete de cuerda, aparte de espuma. Todo mal… TODO MAL.

Y si no trae eso en su interior, muy probablemente sea un peluche o muñeco no dirigido a perros, por lo que sigue estando rematadamente mal. No podemos elegir juguetes que no sean indicados para perros, es un error muy grave, como tampoco se le debe alimentar con comida que no sea para ellos.

Objetos con los que un perro no debe jugar

En el día a día de una familia con perro se presentan decenas de oportunidades para jugar con el can, y en la gran mayoría de esas oportunidades usamos los objetos equivocados, unido a que los juguetes de nuestro perro seguro que están en el listado anterior.

  • Objetos y juguetes desgastados y viejos, que pueden estar muy sucios. La boca del perro son sus manos y toda esa infección termina en el interior de su cuerpo.
  • Cojines, ropas y zapatillas. Le estamos invitando a que coja lo que quiera porque es un juguete. Hay que poner límites.
  • Objetos y juguetes rotos de un niño u otro animal de la casa. Puede contener piezas sueltas, ser de un material no óptimo para el perro, provocarle alergia, masticarlo y causar diarrea aguda, etc.
  • Nada de cristal, ni metal, ni puntiagudo, nada de cables, ni llaveros, ni muelles, ni decoraciones, ni cinturones, etc.
  • Nada de ramas ni palitos. Otro gran mito. Los palos pueden tener astillas y clavarse en su paladar, entre los dientes, en la garganta, el estómago, etc.
  • Nada de basura, ni material tóxico como «blandiblú», ni botes de spray o crema, ni latas, tapas de plástico, etc.
  • Nada de jugar con su comedero o bebedero.
  • No darle otro animal para que juegue con él de forma violenta.
¡Sé el primero en comentar!