¿Tienes un conejo como mascota? Así debes alimentarlo

Los conejos son animales simpáticos, silenciosos, muy limpios e inteligentes. Son la mascota perfecta para un niño o niña a partir de los 6 u 8 años de edad, son animales muy baratos de mantener, pero es conveniente conocer todos estos secretos y consejos sobre la alimentación de los conejos. Solo así lograremos criar al pequeño miembro de la familia de la mejor manera posible.

La alimentación de los conejos es casi tan fácil como la de las cobayas, hámsteres y otros roedores, es decir, hay que buscar el equilibrio entre frutas y verduras frescas y limpias y pienso industrial. A lo largo de este texto veremos qué cantidad y cuantas veces a la semana hay que dar pienso, así como lo que hay que evitar, como los piensos con cereales (sí, los piensos baratos tienen cereales, lo sabemos).

Detalles a tener en cuenta

No sirve cualquier alimentación para cualquier conejo. No es lo mismo un conejito de 3 meses que uno de 4 años o uno de 8. Al igual que sucede con los perros y los gatos, en los conejos también hay distinción por edad, nivel de actividad, estado de salud, raza, etc.

Raza

No es lo mismo un conejo de raza Toy, por ejemplo, que necesita un pienso específico, o un conejo angora que necesita un extra de fibra, que un conejo estándar normal. Cada raza, tiene sus características y hay que tenerla en cuenta, de hecho, es conveniente preguntar previamente a un veterinario, ya que hay algunos tipos de conejos que son propensos a un exceso de crecimiento de los dientes. En base a esto podremos elegir los alimentos más adecuados para alimentar a nuestro pequeño amigo.

Edad

La edad es esencial a la hora de programar la alimentación de los conejos. Como decimos, los conejos también están divididos por etapas vitales como los perros y los gatos, por ejemplo, por lo que, si es un animal joven, necesitará unos nutrientes y un tipo de alimentación, que, si es un conejo adulto, está castrado, embarazada, con crías, o es anciano (más de 6 años). También, en base a estos factores, hay otros a tener en cuenta como la salud del propio animal, el nivel de actividad, si vive al aire libre o en jaula, etc.

Salud

Los conejos son animales fuertes y robustos como los gatos, pero también son muy sensibles. Suena un poco contradictorio y bipolar, pero es la realidad. De media un conejo normal puede durar entre 3 y 10 años de edad, e incluso más, pero depende de su salud, tanto la herencia genética, como su salud interna por la alimentación y la salud externa por las condiciones en las que vive.

A los conejos les encanta el sol y la arena, la hierba fresca, la fruta, les encanta beber agua, de hecho, deben beber como 400 ml en la edad adulta al día. El agua no les sienta del todo bien, son muy sensibles al calor y al frío, se estresan con facilidad, por lo que necesitan espacio para correr, siempre buscan algo que hacer para mantenerse activos como jugar con una pelota, comer, hacer agujeros, observar a los perros que pasan por la valla, etc.

Los conejos tienen 2 vacunas obligatorias, eso también dictaminará su buena salud, así como su castración y sus desparasitaciones externas.

Nivel de actividad

La actividad es muy importante para los conejos, y no nos referimos a actividad como cuando hablamos de sacar a pasear a un perro. Los conejos necesitan estar ocupados buena parte del día, jugando con algún objeto, aunque sea una caja de cartón o una caceta de plástico. Les justa mucho hacer agujeros en la tierra, comerse raíces, observar lo que les rodea, etc.

Un conejo poco activo no tiene por qué ser señal de mala salud, pero es conveniente que lo revisemos. Su nivel de actividad nos hará aumentar la dosis de fibra, proteínas y otros nutrientes.

Un conejo comiendo hierba

¿Cuántas veces al día debe comer?

En pocas palabras, los conejos domésticos deben comer dos veces al día, o, al igual que los gatos, deben tener comida a su disposición. Pero antes de elegir las dosis y las cantidades, debemos asegurarnos de que no es ansioso con la comida, de su salud, su nivel de actividad, de que no haya depredadores cerca que puedan robar su comida, como gatos, pájaros, perros, etc.

Tipo de alimentación

Cada conejo, al igual que pasa con las personas y otros animales, tienen sus gustos. A unos les gustan los pellets, a otros no, a unos les gustan mucho las frutas y las verduras y a otros no, y así nos llevaríamos todo el día.

Hay que adaptar la alimentación a la etapa vital del animal, a su salud, su estilo de vida y a sus gustos. Por ejemplo. Hay piensos industriales que son completos y son croquetas (como las de los perros), suelen gusta mucho a los conejos.

Los piensos industriales con trigo, pipas, maíz y otros cereales no son muy adecuados, ya que los conejos realmente no son roedores. Los conejos son lagomorfos y sus necesidades son diferentes a las de un roedor.

Lagomorfo significa, en pocas palabras y de manera simple son animales con dos pares de incisivos que crecen continuamente y se alimentan de todo tipo de partes reproductivas y vegetativas de pastos, hierbas, árboles, arbustos, etc. Contribuyen al ciclo del ecosistema, ya que con sus heces abonan las semillas que hay en el interior. Algo similar a los que hacen las aves.

Si nos decantamos por un pienso, debe tener solo ingredientes naturales, al menos un 12% de fibra, 14% de proteínas, grasas vegetales por debajo del 5%, calcio al 1% como máximo, que contenga fósforo al 0,8% como máximo y vitaminas A, D y E.

Alimentos permitidos

  • Pellets.
  • Piensos sin cereales ni granos.
  • Croquetas naturales de henos, hierbas, frutas, verduras, vitaminas y minerales.
  • Alfalfa.
  • Berros.
  • Escarola.
  • Rúcula.
  • Trébol.
  • Lechuga (menos la variedad iceberg).
  • Hojas de rábano.
  • Hojas de zanahoria.
  • Zanahoria.
  • Tomates.
  • Fresas.
  • Sandía.
  • Alcachofa.
  • Acelga.
  • Apio.
  • Albahaca.
  • Col.
  • Coliflor.
  • Lombarda.
  • Menta.
  • Espinaca.
  • Pepino.
  • Pimiento rojo, verde y amarillo.
  • Berenjena.
  • Kiwis.
  • Piña.
  • Papaya.
  • Mango.
  • Pera.
  • Melón.
  • Mandarina.
  • Cerezas.
  • Melocotón.

Alimentos prohibidos

  • Patata.
  • Boniato.
  • Chocolate.
  • Legumbres.
  • Pienso de otros animales.
  • Cereales.
  • Alimentos azucarados.
  • Cebolla.
  • Puerros.
  • Habas.
  • Champiñones.
  • Nabo.
  • Guisantes.
  • Plátano y banana.
  • Chirimoya.
  • Higos.
  • Aguacate.
  • Ciruelas.
  • Níspero.
  • Albaricoque.
  • Helechos.
  • Adelfas.
  • Lirios.
  • Laurel.
  • Amapolas.
  • Pan (de cualquier tipo).
  • Arroz.
  • Aceite.
  • Nueces.
  • Cereales azucarados.
  • Avena.
  • Maíz.
  • Queso.
  • Mantequilla.
  • Bollería.
  • Galletas (de consumo humano o animal).

Raciones y cómo hacer una dieta variada

Lo más importante es que nuestro conejo tenga heno a su disposición las 24 horas del día. Esto favorecerá su tránsito intestinal, ya que los conejos se lavan a sí mismos y ese pelo debe ser expulsado. Además, el estómago de los conejos digiere todo con mucha lentitud, de forma que lo nuevo que entra ayudará a expulsar lo último que se comió hace varias horas, ya que su estómago y sus intestinos están conectados y siempre trabajando.

El agua es de vital importancia. Hay que ponerle varios cuencos con agua limpia y fresca, siempre a temperatura ambiente. El pienso debemos ofrecérselo máximo 3 veces a la semana y el resto del tiempo ofrecer mucha variedad de los alimentos permitidos.

Por ejemplo, 3 frutas diferentes por la mañana, 3 verduras a la hora del almuerzo y de noche pellets de alfalfa con una zanahoria. La cuestión es que no coma siempre lo mismo, para que su organismo reciba diferentes vitaminas y minerales.

La fruta y la verdura se la debemos dar siempre lavada, a temperatura ambiente y cortada en trozos, salvo la zanahoria o los pimientos, ya que les suele gusta mucho mordisquearlos libremente.

¡Sé el primero en comentar!