¿Tienes agapornis en casa? Te contamos todo sobre ellos

Los agapornis son animalitos muy simpáticos y que se han vuelto muy populares en miles de hogares españoles. Hoy queremos enfocar este texto a aprender todo sobre estas preciosas aves, desde los diferentes tipos de agapornis que hay, hasta su alimentación cuidados y otros consejos. No vamos a resolver dudas concretas de salud, para eso es mejor consultar a un especialista en animales exóticos, solo vamos a informar sobre los cuidados básicos de los agapornis.

Si tenemos uno o varios agapornis en casa, este texto nos va a interesar muchísimo. Aquí veremos los tipos principales que hay de agapornis, los cuidados básicos, la alimentación y otros consejos importantes, tanto para principiantes en la crianza de estas aves como para reforzar algunos factores si ya tenemos años de experiencia.

Tipos de agapornis

Aunque no lo creamos, existen diferentes tipos de agapornis y vamos a conocer los principales o los más comunes. Seguro que coincide con los que tenemos en casa o con los que tiene algún familiar o amigo.

  • Agapornis fisher: es de los más comunes y tiene tanto color en su plumaje que nos recuerda a un arcoíris.
  • Agapornis personata: se les reconoce por su cabeza oscura y un pico en tono rojo intenso.
  • Agapornis lilianae: es muy similar al fisher, de hecho, hasta los expertos los confunden a veces. Solo cambian que son algo más pequeños y que no cuentan con el tono amarillo que se ve en el pecho de los fisher.
  • Agapornis nigrenis: es similar al personata, pero la cabeza no es negra, sino más bien marrón oscura.
  • Agapornis canus: suelen ser de colores claros como gris perla. Las hembras tienen la cabeza grisácea y el cuerpo verde.
  • Agapornis taranta: son de color verde entero y con un pico en color rojo intenso. Los machos tienen una mancha roja entre los ojos.

Agapornis verde

Cuidados principales

Es importante que nuestros agapornis estén bien cuidados para que no sufran enfermedades y si esperanza de vida sea larga. De media, estas preciosas aves suelen vivir unos 12 o 15 años, pero algunos ejemplares pueden rozar los 20 años si están bien cuidados.

Por buen cuidado entendemos una correcta alimentación, la cual explicaremos en el apartado siguiente. Ahora nos vamos a centrar en su jaula, higiene y el tiempo que deben volar fuera de la jaula, así como el hecho de que deberían vivir en parejas preferiblemente.

Como ya hemos dicho, deberían vivir de 2 en 2, ya que les gusta estar acompañados. Pueden vivir solos, pero nosotros deberemos rellenar ese hueco y ese tiempo libre. Son aves muy sociables, así que deberemos invertir mucho tiempo, para que no se sienta solo, triste y se empiece a desanimar. Aunque tengamos 2 agapornis, también debemos invertir tiempo en ellos y enseñarles trucos, por ejemplo, para desarrollar sus capacidades y para distraerlos fuera de la jaula.

Hablando de jaulas, la ubicación correcta debe ser un lugar donde de el sol la mayor parte del tiempo, pero haya buena temperatura de noche. Aunque de noche podemos meter la jaula dentro de casa. No les gustan las temperaturas extremas, por lo que hay que buscar un lugar para los días de invierno y otro para esos días de altas temperaturas.

Tampoco les gustan los ruidos, así que tendremos que tener en cuenta, que pueden alterarse y estresarse, llegando incluso a enfermar si hay mucho bullicio. Las medidas mínimas de la jaula han de ser 70 x 50 x 30, pero cuanto más grande mejor. Aun así, deben salir fuera de la jaula varias veces al día para que vuelen libres e interactúen con su entorno, e incluso con otros animales, siempre y cuando no se expongan a ciertos peligros.

Alimentación

La alimentación de estas aves ha de ser muy variada. De hecho, no debería basarse solo en una mixtura de semillas o pienso artificial, sino que debemos acompañar esa mixtura o pienso con otros ingredientes como, por ejemplo, frutas y verduras tales como manzana, fresas, pera, naranja, melón, kiwi, melocotón, acelgas, zanahoria, maíz, pimientos, brócoli, tomate, calabacín, rúcula, etc.

Aparte también podemos darle huevo cocido y su cascara, pasta cocida sin sal ni aceite ni nada, queso fresco sin sal, pollo o pescado hervido sin especias, etc. También podemos darle garbanzos, lentejas, alubias y centeno germinados varias veces por semana. Aparte de otras semillas importantes como avena, trigo, alpiste, linaza, pipas de girasol y trigo sarraceno, pero muy pocas veces por semana, ya que el exceso puede causarles problemas de hígado.

Los agapornis han de tener siempre agua fresca y limpia a su disposición, de hecho, hay algunos complejos vitamínicos que se disuelven en agua. Esto es algo que deberemos preguntar a nuestro veterinario, pero siempre es mejor una alimentación equilibrada que recurrir a suplementos.

Consejos básicos

Estos coloridos pájaros son fáciles de mantener y pueden durarnos más de 10 años, como ya hemos visto, pero como cualquier otro animal requiere de una serie de consejos para que si vida sea plena y feliz.

  • Revisiones periódicas al veterinario. Mínimo 1 vez al año.
  • Pienso de calidad, pero que no supere el 15% de su dieta diaria.
  • Consultar todas las dudas con un especialista.
  • Ofrecer juegos con los que interactuar.
  • Sacarlos de la jaula mínimo 2 horas al día.
  • Tapar la jaula por la noche, pero dejar un lateral libre para que hay ventilación.
  • Limpiar la jaula mínimo 1 vez a la semana.
  • Antes de introducir otra ave distinta, preguntar a un especialista.
  • Si uno de los agapornis muere, no reemplazar inmediatamente.
  • La jaula no debe ser muy grande si solo hay 1 o 2 pájaros, ya que volaran mucho y disminuirán las tomas de comida.
  • No introducir aves en diferentes procesos de madurez, es decir, no meter un agapornis papillero con un adulto.
  • No introducir objetos peligrosos como alambres o cristales dentro de la jaula.
  • Cuidado con el resto de mascotas, ya que, al soltar a los agapornis, podría convertirse en una batalla campal.
  • Prestar mucha atención al pelaje de las aves y a los ojos, ya que eso determina la salud de los animales.
  • Podemos tener dos machos o dos hembras, aunque es mejor que sean parejas de diferente sexo.
¡Sé el primero en comentar!