¿Cuál es el proceso para adoptar un perro o gato en España?

Adoptar un animal no es comprar una camiseta, me la pongo y como no me convence, la devuelvo. Adoptar un perro o un gato es un acto de amor que ayuda a mejorar la sociedad y le salva la vida a un animal que ha sufrido en su propia piel lo horrible que podemos llegar a ser los seres humanos. Como todo en la vida, el proceso de adopción tiene unos pasos que hay que cumplir y, aunque cada protectora tiene sus estándares y sus protocolos, hay unos pasos básicos universales que nos ayudarán a la hora de decidir adoptar un perro o un gato en España.

Darle la bienvenida a un nuevo miembro a la familia es un momento de infinita felicidad, porque a partir de ese día, ya nada será lo mismo, no habrá dos días iguales, ni días aburridos, ni paseos en soledad, ni siestas sin compañía. Abrirle las puertas de casa a un ser que ha sufrido toda la maldad del ser humano y que aun así nos de amor y felicidad, es una sensación indescriptible.

¿Adoptar un perro o comprarlo?

La adopción se bate en duelo cada día con la compra de animales. Cuando hablamos de adoptar, nos referimos a ir a una protectora o asociación protectora de animales y hacer las gestiones pertinentes para adquirir al animal. Cuando recogemos un gato o un perro de la calle se considera recogida, no adopción. Ambas son buenas acciones que han salvado la vida de un ser vivo.

Sin embargo, comprar un perro o un gato, ya sea en una tienda (ya está prohibida la exposición de animales en escaparates y tiendas), por Internet o yendo directamente a un criadero, hace más daño que bien. No creamos que por comprar estamos perpetuando esa raza, sino todo lo contrario estamos pagando para que las hembras sigan siendo explotadas hasta la extenuación y tengan varios partos a lo largo de su vida empezando a los 6 meses de edad y terminando cuando mueren de cáncer de mama a los 4 o 5 años de vida. Dicho de otra forma, se convierten en una máquina de hacer dinero y sus derechos no importan.

Ahora podemos pensar que, al comprar un perro o gato, le estamos salvando de ese infierno, y en parte tenemos razón, pero como ya hemos dicho, es mayor el mal que creamos que el que ahorramos.

Pasos previos a la adopción

Como ya hemos adelantado, cada protectora tiene su forma de proceder, pero existen una serie de pasos básicos y universales que debemos realizar para conseguir que ese gato o perro llegue a casa y viva con nosotros en las mejores condiciones posibles como un miembro más de la familia.

Adoptar un perro en España

Reflexionar antes de adoptar un perro o gato

Lo primero que tenemos que hacer es pensar ¿qué queremos un gato o un perro? Una vez tengamos eso claro ser capaces de ver cómo nos gustaría más el color, tamaño, sexo, edad, carácter, etc. Recomendamos hablar con veterinarios y explicarles nuestra situación, dónde vivimos, el tiempo libre que tenemos para dedicarle, nuestro carácter, si hacemos deporte en el exterior, las alergias, el dinero, etc.

Dentro de ese periodo de reflexión también debemos pensar ¿por qué queremos una mascota? Se trata de un ser vivo, no es un capricho. Es una responsabilidad para los próximo 12 años en el caso de perros y más de 20 años en el caso de los gatos.

Tenemos que hacernos conscientes de los gatos y las necesidades que conlleva un animal. Por ejemplo, igual que un perro puede vivir bien con un humano, en el caso de los gatos, hay veces que el felino necesita compañía de su especie. Son cuestiones a valorar antes de la adopción. Por eso muchas veces se ofrece adopción conjunta en gatos.

Es una responsabilidad para la que no todos estamos preparados, por eso es importantísimo reflexionar detenidamente los pros y los contras, como la hora de los viajes de fin de semana, las horas que el animal estaría solo, las vacaciones, etc.

Dinero, dinero y más dinero

Igual que los hijos humanos tienen gastos, las mascotas también, entre pienso, juguetes, camas, peluquería, gastos veterinarios, etc. cada mes es una suma importante de dinero. Debemos tener cierta solvencia económica, ya que no podemos darle cualquier alimentación. Los piensos de marca blanca suelen dar problemas graves de salud a largo plazo.

La economía podría verde afecta en caso de un imprevisto. Imaginemos que salta de la encimera con tal mala suerte que se rompe una pata, o jugando con un juguete se le atasca en los intestinos, o se sube a la mesa y bebe algo que le sienta muy mal, o muerde una planta venenosa y le da una reacción crítica… En ese momento, entre la urgencia veterinaria, la operación, el ingreso, el tratamiento y tal… ese mes igual no podemos pagar el alquiler del piso.

Acondicionar la casa antes de adoptar un perro o gato

¿Estamos dispuestos a preparar la casa para el torbellino que está a punto de entrar por la puerta? Un perro que se haga pis en la alfombra debido a la ansiedad y al estrés por los cambios, un gato que arañe cortinas, un perro que nos robe las zapatillas o las toallas para jugar, un gato que nos tire las decoraciones de las repisas, etc.

Da igual si vivimos en un bajo, en un segundo o en un décimo. No importa que tú creas que el gato no es tonto y no va a saltar. Son animales y tienen instintos muy fuertes. Si un día ven un pájaro, se despistan y se caen por el balcón o la ventana. Sabemos de primera mano que colocar redes en las ventanas para cubrir todo el espacio y también en balcones y terrazas, es una inversión importante de dinero, pero mejor eso que velo morir en la acera de la calle.

Compromiso de castración

Sí, hay gente a la que le da pena cortar los huevitos, pues más pena da tener que dormir a nuestro amigo por culpa de un cáncer que podríamos haber solucionado unos años atrás por solo 80 euros. Las probabilidades de sufrir un cáncer de mama son más altas cuantos más partos haya tenido la hembra.

No se trata de estética, se trata de salud y es un miembro de la familia, y hay que cuidarlo igual de bien o más, porque ellos dependen de nosotros al 100%.

Ya no es solo por salud, es por conciencia, ya que al castrar estamos evitando el abandono de animales. Una de las principales causas de abandono animal en nuestro país son las camadas innecesarias. De ahí que no se vea con buenos ojos cuando le decimos a la protectora que no vamos a castrar o que el gato o perro va a tener acceso libre a la calle. Son dos cosas prohibidas si de verdad nos importa la integridad del animal.

Un gati chocando los 5 con su dueña

Pasos para adoptar un perro o gato en España

Si dividiéramos este artículo con cada protectora del país no terminaríamos nunca, por eso vamos a dar los pasos básicos para adoptar una mascota en España, aunque lo más importante es cumplir con todo lo que hemos explicado anteriormente. Teniendo eso, el resto va rodado.

  1. Buscar en redes sociales, apps y webs. Preguntar a conocidos, veterinarios, familiares, etc.
  2. Elegir el que más nos guste.
  3. Contactar con la asociación.
  4. Visitar la protectora si vivimos cerca. Normalmente ellos nos citan tras una breve valoración como candidatos.
  5. Una vez frente al animal, comprueban la relación y la energía entre el perro/gato y nosotros.
  6. Nos hacen preguntas, algunas trampas, y a veces repiten preguntas, pero expresadas de forma diferente para ver que no vamos con un guion aprendido de casa.
  7. Si todo está ok, nos envían un formulario de preadopción.
  8. Se realiza una vista «sorpresa» a la casa donde vivirá el perro o el gato.
  9. Tras la valoración, si dan el visto bueno, es probable que nos citen en la protectora de nuevo.
  10. Se acuerdan los trámites, el coste, el tiempo y demás.
  11. Se formaliza el contrato de adopción.
  12. Nos entregan al perro o gato. Normalmente se hace en una clínica veterinaria.

En caso de estar a distancia, recomendamos adoptar cerca de nuestra ubicación, y si no, contactar con la protectora donde está ese perro o gato y preguntar si envía. El proceso es el mismo, todo online a base de llamadas y videollamadas.

Se concierta un transporte de calidad y de confianza y se inician los trámites para dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia en unos 15 días como máximo.

Recordemos que adoptar un perro o un gato NO ES GRATIS. Adoptar conlleva una serie de gastos, ya que esa asociación se ha hecho cargo de la castración, vacunas, alimentación, educación, peluquería, tratamientos médicos, etc. En caso de que sea un cachorro sin vacunas, ni chip, ni desparasitación, ni test, ni nada, puede que la adopción no tenga coste, pero raro la protectora que entregue un animal así. Normalmente se dan con mínimo 2 o 3 meses de edad, por lo que ya entra alguna vacuna y tal.

¡Sé el primero en comentar!