Conoce nuevos rincones de Barcelona con estas rutas

Conoce nuevos rincones de Barcelona con estas rutas

Sofía Pacheco

Las rutas de senderismo son la excusa perfecta para conocer nuevos rincones de nuestra provincia, y en este caso tenemos la gran suerte de estar en Barcelona. Aquí vamos a repasar algunas rutas de senderismo en Barcelona que recomendamos y con las que descubriremos rincones mágicos y que nos van transportar a una época muy pasada, concretamente a hace 5.000 años.

Barcelona es una ciudad llena de historia, vida, con detalles en cada esquina. Cuna de grandes artistas y a día de hoy se siguen recordando y una ciudad perfecta para un fin de semana con amigos, en pareja, o para desconectar. Entre sus calles encontraremos el entretenimiento perfecto y el que andábamos buscando.

Pero entre tanto arte, historia, fiestas, y risas, hay otros rincones algo más alejados de la ciudad condal y es que a unos kilómetros de Barcelona, pero dentro de la misma provincia, hay diferentes rutas de senderismo que merecen la pena.

Se trata de lugares con un encanto sobrecogedor, famosos por sus episodios paranormales, otros por llevar allí desde la prehistoria y otros porque nos darán las mejores vistas de la ciudad. Hay rutas para todos los gustos, eso sí, en todas se precisa un estado físico aceptable capaz de soportar varias horas (ida y vuelta) caminando.

Reserva Natural del Montseny

Tenemos que ser neutrales, pero esta es de nuestras favoritas. Una ruta que se realiza en un paraje inmejorable dentro de la provincia de Barcelona. La Reserva Natural del Montseny es un espacio natural muy cercana a Girona y que precisa de mucho tiempo para conocer la zona al completo.

A finales de verano está espectacular y en otro es increíblemente preciosa, y mucha gente sabe esto, por lo que no nos debería extrañar ver a grandes masas de personas por allí. Para conocer esta reserva natural hay muchos puntos, pero el circuito total son 15 km con 1km de desnivel.

Son varias horas de caminata, entre ida y vuelta, y sin entretenernos mucho podemos tardar unas 7 u 8 horas. Es un recorrido duro, por lo que será necesario ropa especial, buena forma física, mochila con lo básico y bastones de trekking.

Rutas de senderismo en Barcelona

Espacio Natural de las Guilleries-Savassona

Una ruta que en todo momento nos va a hacer soltar un «wooo», y es que, de verdad, los paisajes que cruzaremos son bestiales. Una belleza salvaje en todo su esplendor donde sentiremos conexión con el medioambiente y nos sentiremos solos y acompañados a la vez.

Esta es de las rutas de senderismo en Barcelona que más se recomienda y una vez que se hace, entendemos el por qué. Se encuentra en el Espacio Natural de las Guilleries-Savassona, en la propia comarca de Osona.

Durante todo el recorrido nos acompañarán paredes escarpadas verticales, el río Ter con su recorrido serpenteante y multitud de bosques con todo tipo de árboles, ya que en esa zona confluyen el bosque mediterráneo y otros. Esto se debe a su localización entre el mediterráneo y el sistema transversal.

Subida a La Mola

Una de las rutas de senderismo en Barcelona más conocidas por los aficionados a esta práctica deportiva. Aquí también se precisa de buena forma física, al igual que en las otras rutas que están en este recorrido.

La subida a La Mola consiste en subir la montaña más alta del Parque Natural de Sant Llorenç de Munt i Obac. Lo interesante de subir es visitar y ver de cerca el Monasterio románico de Sant Llorenç de Munt, que ahora mismo es mitad museo y mitad restaurante.

Desde Barcelona capital se puede ir en tren de Renfe, en ferrocarril o con billete combinado, la cuestión es llegar a Terrassa. También podemos ir en coche usando el GPS, aparcar e iniciar la ruta de unos 6 o 7 km.

La ruta prehistórica

Una de las rutas más impactantes que podemos hacer, y es que no todos los días podemos ver de cerca, tocar e incluso entrar en una de las cuevas donde vivían nuestros antepasados.

Se trata de una ruta muy peculiar también conocida como la Roca del Vallès. Consta de un paseo de 2 horas en el que podremos ver muy de cerca megalitos prehistóricos. La ruta recibe el nombre de Can Gol a Céllecs, para que así podamos buscarla en el GPS y comienza en el cruce con la BV-5001 de la urbanización El Pinar.

Se pide respetar los monumentos y construcciones para que generaciones futuras puedan seguir disfrutándolos.

Una ruta de sederimso en Barcelona con cuevas

Poblado íbero de Puig Castellar

Esta ruta también incluye el Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra. Una de las rutas de senderismo que no podían faltar en esta lista. Un recorrido lleno de vistas, a plena luz del día y rodeados de historia.

Con una distancia aproximada de 7 km y con un inicio en cuesta bastante empinado, alcanzamos el cerro del Pollo en la Sierra de la Marina. Será allí donde veremos el poblado íbero de Puig Castellar que data del siglo 5 o 6 antes de Cristo.

Si continuamos ese mismo camino llegamos al Cau d’en Genís, un monumento megalítico que data del 1200 a.C. y el 900 a.C. Siguiendo por esa misma senda llegamos a la ermita de Sant Climent que es del siglo 15 o 16, y más adelante el bonito Monasterio de Sant Jeroni de la Murta que data de 1416 y según cuenta la historia fue ahí donde los Reyes Católicos recibieron a Cristóbal Colón tras regresar a España de su primer viaje a las américas.

Bosque encantado

Si queremos ver un moái, sin salir de Barcelona, esta es nuestra oportunidad. Una ruta de senderismo muy impresionante y que nos va a gustar muchísimo. Una escultura de cabeza humana clavada en el suelo y en plena Barcelona.

Se trata del bosque encantado de Orrius, un enclave muy famoso que se encuentra en el Parque de la Serralada del Litoral. Un espacio con mucho encanto y es perfecto para pasear un domingo con la familia y a lo largo del recorrido podremos ver diferentes esculturas talladas en piedra.

En ese mismo recorrido podremos contemplar la famosa roca con forma de elefante. Una escultura famosa en la zona y de autor desconocido, como todas las demás.

Los 7 Gorgs

Una ruta llena de belleza desde el principio hasta el final y si vamos en verano lo disfrutaremos el doble, ya que en menos de una hora y media llegaremos a su punto clave. Veremos numerosos lagos situados en un enclave idílico rodeados de naturaleza y perfectos para disfrutar con los amigos, los niños o la pareja. Desde ya avisamos que es una ruta muy conocida y muy concurrida en los meses de verano.

Eso sí, se precisa de cierta forma física e ir sin carrito, ya que el acceso es algo complejo, pero merece mucho la pena. Se conoce como la senda de las 7 cascadas y es que lo mejor de esta ruta son las vistas tan espectaculares que tendremos.

¡Sé el primero en comentar!