¿Puedes montar en bicicleta si tienes hemorroides?

Aunque no tienes hemorroides por montar en bicicleta, su aparición causada por venas hinchadas o inflamadas alrededor del ano o el recto, pueden hacer que tu viaje sea muy incómodo. Haz ajustes en el asiento de tu bicicleta para sentirse más cómodo y toma medidas en casa para tratar las hemorroides.

Sabemos que subirte a la bicicleta con hemorroides puede ser doloroso. Asegúrate de que el asiento esté en la posición correcta y prueba diferentes asientos y acolchados para reducir la incomodidad.

¿Por qué aparecen las hemorroides?

Las hemorroides son estructuras normales en la cavidad anal. Están formadas por vasos sanguíneos y tejido conectivo y te ayudan a controlar las deposiciones. Sin embargo, se convierten en un problema cuando se inflaman, una condición común causada por la presión en el ano por el embarazo, el estreñimiento o el esfuerzo durante las deposiciones.

Los síntomas de las hemorroides pueden incluir dolor anal, especialmente al sentarse o al defecar, picazón anal, recto con sangre y bultos cerca del ano. Las hemorroides pueden ser internas o externas.

Las hemorroides a menudo se pueden tratar con remedios caseros y precauciones. Asegúrate de consumir mucha fibra en tu dieta y mantente hidratado para evitar el estreñimiento. Considera un suplemento de fibra si no obtienes suficiente cantidad en tu dieta. El ejercicio regular también contribuye a las deposiciones regulares. Tomar un ablandador de heces puede ayudar a reducir el esfuerzo durante las deposiciones.

Cuando no estés en el sillín, usa ropa interior de algodón para permitir que el área respire. Puedes limpiar suavemente con toallitas húmedas para bebés o paños medicinales. Evita los pañuelos con perfumes o tintes y sea suave al limpiar para evitar una mayor irritación. Remojar el área con agua tibia varias veces al día también puede ayudar a aliviar las hemorroides.

Si las hemorroides persisten o empeoran, asegúrate de consultar a un médico, ya que puede ser necesario un tratamiento adicional. Por ejemplo, las hemorroides pueden eliminarse mediante ligadura con banda elástica o cirugía.

mujer en bicicleta con hemorroides

¿Qué relación tienen con el ciclismo?

Si eres ciclista, montar en bicicleta puede empeorar tus síntomas al restringir el flujo de sangre al ano o causar presión y rozar los tejidos dañados. Si las hemorroides te producen dolor durante tus paseos, algunos consejos pueden reducir el malestar.

Asegúrate de que el asiento de tu bicicleta esté correctamente ajustado. Debes estar nivelado o inclinado ligeramente hacia abajo. Cuando estés sentado recto en el asiento con una pierna extendida hacia el suelo, debes tener la rodilla ligeramente doblada. Si el asiento sigue ejerciendo demasiada presión sobre tus hemorroides, considera tener pantalones cortos acolchados para bicicleta o almohadillas para el asiento. También puedes consultar con tu tienda de bicicletas para probar diferentes sillines y saber cuál es más cómodo.

Usar una crema para hemorroides de venta libre con lidocaína o una crema con corticosteroides puede brindar un alivio temporal durante el viaje. Si usas estos consejos y tratamientos para casa y montar en bicicleta sigue siendo doloroso, considera tomar un descanso para permitir que tu cuerpo se recupere por completo.

¿Cómo montar en bicicleta con hemorroides?

Las hemorroides no son una sentencia de muerte y no deberían mantenerte postrado en la cama. De hecho, el movimiento regular puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar hemorroides y reducir la intensidad existente de una condición existente mientras promueve el movimiento intestinal regular.

La buena noticia es que puedes continuar en bicicleta incluso después de desarrollar hemorroides, pero solo si sigues estos consejos.

Usa pantalones cortos de ciclismo

Evita los pantalones cortos que sean demasiado ajustados y restrictivos, ya que esto crea una presión adicional en el área anal. En su lugar, opta por pantalones cortos ajustados o acolchados si ya tienes hemorroides. Los pantalones cortos acolchados te proporcionarán la amortiguación que necesitas para mejorar la comodidad.
Además, debes evitar ropa interior que roce la zona, como tangas o calzoncillos muy ajustados.

Cambia la posición sentada

Los sillines vienen en todo tipo de tamaños diferentes y están diseñados para adaptarse a diferentes usuarios. Para obtener los mejores resultados, opta por un sillín acolchado que sea cómodo para ti.

El acolchado adicional en algo como un sillín de gel puede ser de gran ayuda para reducir la cantidad de fricción que experimentas. Pero no hay una talla única para todos, ya que algunos usuarios prefieren un sillín de cuero firme. Prueba un sillín ancho para tu bicicleta plegable que te proporcione el espacio necesario para una distribución óptima del peso. O puedes optar por un sillín dividido que ofrece un diseño central recortado que es perfecto para quienes padecen hemorroides.

La manera en la que te sientas también puede afectar a tu nivel de comodidad. Con el tamaño de sillín adecuado, lo ideal es que descanses sobre los huesos del asiento que se encuentran en la parte inferior de la pelvis. Esto reduce la cantidad de presión que se ejerce sobre tu ano. También debes considerar reposicionar tu cuerpo de una manera que distribuya el peso a los brazos.

Aplica cremas para hemorroides

Los que sufren de hemorroides también tienen acceso a ciertos ungüentos y cremas que pueden aliviar la picazón y la incomodidad durante el entrenamiento.

Estas cremas sin receta también pueden ayudar a reducir la cantidad de crecimiento bacteriano y la hinchazón que experimenta, al tiempo que facilitan la curación gradual con el tiempo.

Usa una bicicleta reclinada

La bicicleta reclinada, como las que se encuentran en el gimnasio, pueden ser beneficiosa durante el entrenamiento.

Este tipo se diferencia de una bicicleta normal en el sentido de que te permite distribuir el peso de manera uniforme gracias a la naturaleza ligeramente reclinada del asiento, que ejerce menos presión sobre tu trasero si te preocupa que el ciclismo cause hemorroides.

Haz un descanso

Si el ciclo de hemorroides es extremadamente desafiante y molesto para ti, entonces podría ser una buena idea tomarse un descanso por un tiempo. Hay otras actividades de acondicionamiento físico en las que puedes mantenerte activo que no requieren que ejerzas la misma cantidad de fuerza, como nadar.

La solución más eficaz a largo plazo sería considerar uno de los muchos procedimientos quirúrgicos diseñados para aliviar la presión en el área.

hombres con hemorroides en bicicleta

Consejos para antes de subir a la bicicleta con almorranas

El ciclismo no causa hemorroides mientras montas bicicleta. Pero esto no significa que la forma en la que pedalees no pueda afectar una condición ya existente. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo prepararte para un cómodo paseo en bicicleta si tienes hemorroides.

Camina un poco

La mejor manera de hacer ejercicio en esta condición es tomarse las cosas con calma. Calienta con una caminata suave para que la sangre fluya y para aumentar tu frecuencia cardíaca. Esto reduce en gran medida sus posibilidades de desarrollar o empeorar las hemorroides. Si notas demasiada molestia en este tipo de calentamiento, replantéate si estás en condiciones de subirte a hacer una sesión de ciclismo, o quizá sea mejor descansar.

Utiliza un asiento acolchado

No se recomienda un sillín de bicicleta duro para quienes la padecen actualmente porque pueden causar brotes. La mejor manera de abordar esto es usar un asiento acolchado que no cause ninguna molestia. Como decíamos antes, puedes usar también sillines divididos o «sin nariz». Los sillines sin punta tan solo tienen el acolchado para las nalgas, por lo que al reclinarte hacia delante no rozará no nada.

Aplica crema calmante para hemorroides

Utiliza una crema adecuada para reducir la cantidad de fricción cutánea que se produce. Esto también ayuda a reducir la fricción que puede empeorar la condición, lo que te ayudará a disfrutar de tu entrenamiento sin ningún dolor o malestar resultante.
No obstante, consulta previamente con un profesional médico para que te recomiende un tratamiento adecuado. Existen algunas cremas que necesitan reposo para una mejor absorción.

Bebe mucha agua

La deshidratación no solo es mala para la piel, sino que puede empeorar la fricción experimentada al andar en bicicleta y provocar brotes muy incómodos. Bebe agua antes, durante y después del entrenamiento. Asegúrate de llevar una botella en tu bicicleta. También puedes añadir alguna bebida con electrolitos para ayudar a recuperarte después de sudar intensamente.