Todas las enfermedades que sufre Rafa Nadal

Todas las enfermedades que sufre Rafa Nadal

Carol Álvarez

El famoso Rafa Nadal es conocido mundialmente por haber sido el número 1 del tenis durante muchos años. Sin olvidar que aún sigue en la cúspide de deporte de raqueta, el tenista ha sufrido lesiones derivadas de enfermedades que le han hecho retirarse momentáneamente de las competiciones.

Algunos hablan de enfermedades degenerativas sin tratamiento, mientras que otros comentan los posibles trastornos obsesivos compulsivos que aparenta tener en los partidos. Después de descubrir todas las dolencias y afecciones que padece Rafa Nadal, serás consciente del valor que tiene como deportista de élite.

Pies de Köhler en la infancia de Rafa Nadal

Nadal tiene un defecto relacionado con el crecimiento durante la infancia llamado pies de Kohler. Esto no tiene absolutamente nada que ver con su estilo de juego, ya que es congénito. Sin embargo, sí es un problema que ha derivado en una de las enfermedades más famosas del tenista.

La Enfermedad de Kohler es una patología que afecta a un hueso en el arco del pie, conocido como el hueso escafoides del pie. Su nombre hace referencia al radiólogo alemán Alban Köhler que descubrió la dolencia a principios del siglo XX. Se trata de una osteocondrosis (necrosis y degeneración de los huesos y cartílagos) de este hueso, caracterizada por la interrupción del aporte sanguíneo. Esta falta de riego sanguíneo lleva a la hipoxia -insuficiente suministro de oxígeno- y se crea una necrosis del escafoides del pie que lo debilita y puede causar su rotura.

Los pies de Köhler afecta mayoritariamente a niños varones de entre 4 y 6 años. En el caso de Rafa Nadal, fue al principio de su carrera cuando le diagnosticaron un defecto relacionado con el crecimiento llamado pie de Kohler. Cuando tenía 17 años, en 2004, se descubrió que el hueso navicular de su pie no se había osificado por completo cuando era un bebé. Esto era lo que estaba causando dolor e hinchazón durante las sesiones de juego. Parecía que su carrera había terminado antes de que realmente despegara y quizá tenía que renunciar al deporte que había elegido desde que tenía 6 años.

Pero el tenista decidió que usaría zapatillas hechos a medida y planificaría su horario de tal manera que se adaptara a su estilo. Jugaría más partidos en las canchas de arcilla más suaves y fáciles de practicar, en lugar de terrenos duros.

rafa nadal con dolor en los pies

Enfermedad de Müller Weiss

Como decíamos anteriormente, no tratar la enfermedad de Köhler a tiempo le derivó en esta otra patología. La enfermedad de Müller-Weiss es degenerativa y es una displasia del escafoides tarsiano. Esto es básicamente una deformidad de uno de los huesos situados en el medio pie, que es esencial para la movilidad del mismo. Además, solo se puede determinar a través de radiología, pero incluso puede suele ser difícil de diagnosticar hasta que está avanzada.

Una de las particularidades de esta enfermedad, es que se origina en la infancia pero no da síntomas hasta que somos adultos. Las señales más habituales son dolor agudo y crónico en la parte superior del pie, aunque puede ir acompañado de dolor y artrosis en las rodillas. Es muy común en deportistas de élite, como en el caso de Rafa Nadal

Aunque su causa está clara, hubiera sido importante detectar a tiempo una anomalía en el desarrollo de este hueso. Pueden darse por deformaciones en los pies del niño, déficit nutricional o problemas endocrinos. Esto hace que haya una mayor carga lateral en el pie, muy común cuando el dedo gordo es más corto.

Tratamiento y recuperación

No existe una opción de tratamiento de «mejor elección» para esta enfermedad. Muchos médicos prefieren un enfoque más conservador para controlar los síntomas. Sin embargo, si el dolor intenso persiste durante más de seis meses, se puede recomendar la cirugía. Esto puede incluir métodos como la «triple fusión abierta» y la «artrodesis talonavicular-cuneiforme». Los procedimientos ortopédicos recomendados dependerán del caso único de cada paciente.

En este caso, Rafa Nadal trata la enfermedad de Müller Weiss con el uso de plantillas personalizadas que ayuden a descargar los puntos de presión en el pie y el escafoides y corrijan la biomecánica del mismo. A día de hoy, es uno de los problemas que siguen limitando la recuperación adecuada en tiempo récord.

Nadal se sometió a una cirugía en septiembre de 2021 que le permitió volver a jugar, pero esto no significa que su Mueller-Weiss vaya a desaparecer. De hecho, es probable que la degeneración y la deformidad del hueso navicular continúen causándole dolor y brotes ocasionales. Es difícil determinar cómo afectará esto a su carrera a largo plazo.

Síndrome de Hoffa en la rodilla

En 2021, Rafa Nadal reconocía que padecía una nueva enfermedad crónica conocida como síndrome de Hoffa. Esta enfermedad supone una inflamación de la zona de tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano.

El síndrome de Hoffa puede ocurrir por varias razones. Podría estar causado por una lesión repentina, como un golpe directo en la rodilla. Tiende a desarrollarse gradualmente con el tiempo si la rodilla se extiende repetidamente. Otras causas incluyen cuádriceps rígidos, inclinación hacia delante de la pelvis o antecedentes de osteoartritis en la rodilla. En el caso del tenista, todo deriva en gran medida por su enfermedad degenerativa.

Tratamiento y recuperación

No obstante, este síndrome tiene tratamiento y a día de hoy se encuentra totalmente recuperado. En primer lugar es importante calmar la inflamación. Esto se puede lograr con descanso y medicamentos. Otros tratamientos incluyen vendaje de la rodilla y ejercicios de fortalecimiento.

También hay casos en los que el especialista puede aplicar una pequeña inyección antiinflamatoria en la almohadilla de grasa, para calmar la inflamación y reducir físicamente la almohadilla de grasa de Hoffa. Si la afección es grave, se necesitarán hasta tres inyecciones.

La cirugía no suele ser un tratamiento recomendado para el síndrome de Hoffa, pero en casos raros, se puede realizar una cirugía menor suave para recortar parte de la almohadilla de grasa inflamada.

rafa nadal contento por haber ganado

¿Rafa Nadal padece TOC?

Lo cierto es que no. Alguien que realmente tiene el trastorno de TOC tiene que hacer ciertos rituales o siente una fuerte sensación de ansiedad y, en el peor de los casos, no puede funcionar correctamente durante el día y en situaciones de la vida normal. En realidad, Rafa Nadal tiene una vida normal fuera de los terrenos de juego y nunca ha mostrado síntomas de un trastorno de TOC.

Llama la atención la cantidad de rituales que realiza principalmente como un hábito para mantenerse concentrados durante un partido y tener la sensación de control sobre el partido. Es por eso que muchas personas creen que padece el trastorno obsesivo compulsivo. Si realmente lo tuviera, lo veríamos perder el control en los terrenos de juego cuando no puede realizar sus rituales. A veces no los hace todos por falta de tiempo y no afecta en nada a su rendimiento.

Durante las sesiones de entrenamiento, es normal que se remangue las calzonas en contadas ocasiones, al igual que le pueden ocurrir a las personas que usas gafas para ver mejor y las empujan hasta su cara cada cierto tiempo. Si nos damos cuenta, tampoco alinea ninguna botella de agua, ni se toca los hombros ni ninguna otra cosa que hace durante los partidos. Si realmente tuviera un trastorno de TOC, no podría evitar hacer todas estas cosas sin importar el contexto.

El trastorno es obligatorio y trae un alto nivel de ansiedad, algo que no se ve en Rafa Nadal cuando entrena con normalidad. El trastorno obsesivo compulsivo que todos ven es tan solo una forma de concentrarse en el juego y la fuerza del hábito.

«Soy un hombre diferente cuando emerjo. Estoy activado. Estoy en ‘el flujo’, como los psicólogos deportivos describen un estado de concentración alerta en el que el cuerpo se mueve por puro instinto, como un pescar en una corriente. No existe nada más que la batalla por delante«.

Cuando se le preguntó sobre su comportamiento y la rutina previa al partido, Nadal agregó: «Es algo que comienzas a hacer que es como una rutina. Cuando hago estas cosas, significa que estoy concentrado, estoy compitiendo, es algo que no necesito hacer, pero cuando lo hago, significa que estoy concentrado«.

Sin embargo, Rafa Nadal no clasifica esto como TOC, particularmente porque dice que puede dejar de hacer estos rituales en cualquier momento. De hecho, el tío (y entrenador) de Nadal, Tony, comentó esto allá por 2012: “Me ha dicho antes que puede dejar de hacerlos, y yo le he dicho que lo haga. No afecta en su juego, pero si necesita esas cosas para jugar bien, sería malo”.

¿Cuántas veces se ha lesionado?

Rafael Nadal tiene una carrera plagada de éxitos desde muy joven. No obstante, en los últimos años ha sufrido numerosas lesiones que no lo dejaron conseguir aún mejores resultados. Algunas molestias más típicas en el mundo del tenis y otras algo más peculiares:

  • 2004: llegó la primera lesión que le impidió al balear estar en un Grand Slam, el Roland Garros.
  • 2005: terminó con el resentimiento de un problema congénito en el pie, que iba a obligar al equipo de Nadal a buscar plantillas que le permitieran seguir jugando al tenis.
  • 2006: primero se retiró del Abierto de Australia por dolores en la espalda. Luego tuvo que retirarse en Queen’s por dolores en el hombro.
  • 2007: sufrió unos calambres en el brazo izquierdo y no pudo jugar el Masters 1000 de Cincinnati.
  • 2009: una lesión de la rodilla le obligaría a caerse de Wimbledon, donde defendía el título, y llegaría lejos de su 100% al US Open.
  • 2010: volvieron los problemas para Nadal, y tuvo que retirarse del partido de los cuartos de final del Australian Open.
  • 2012: una vez más, la rodilla sería el máximo problema para Rafa Nadal. Jugó Wimbledon bastante molesto, y no volvió a competir hasta Viña del Mar 2013. Se perdió los JJOO en los que iba a ser abanderado.
  • 2014: un problema en la muñeca derecha le mantuvo alejado durante tres meses. Además fue operado de apendicitis y causó baja en la Copa de Maestros.
  • 2016: otra lesión en la muñeca le haría retirarse de Roland Garros y tampoco estar en Wimbledon; llegando a los Juegos y al US Open lejos del 100%.
  • 2017: apareció lesionado en la final del Masters de Shanghai, y tuvo que retirarse después en los cuartos de París-Bercy y después de su primer partido en las ATP Finals.
  • 2018: el psoas ilíaco de la pierna le haría retirarse en los cuartos de Australia y las semifinales del US Open, y poner fin antes de lo previsto a su temporada. No jugó Shanghai, París, las ATP Finals, ni las semifinales de la Copa Davis con España.
  • 2019: Nadal fue baja de las semifinales de Indian Wells y más tarde de Miami por unos problemas en el tren inferior. Más tarde, estuvo en el US Open con algunas molestias en la muñeca. También en París-Bercy se retiró antes de las semifinales con un desgarro abdominal, que le permitió llegar a las ATP Finals y convertirse en el héroe de la sexta Copa Davis para España.
  • 2021: la espalda le obligó a jugar lesionado en Australia, y saltarse el Miami Open (Indian Wells no se disputó hasta octubre). También salió de Roland Garros con los mismos problemas en el pie que tuvo en 2005.
  • 2022: alertó de un dolor pulmonar con reflejos en las costillas, lo que le lleva a estar de baja entre cuatro y seis semanas.

Por ahora, en total se ha lesionado 16 veces. Esto supone un total de 42 meses de baja, tres años y seis meses desde que comenzó a competir en el alto nivel en 2003. Y aunque no fuese por lesión, Rafa Nadal también tuvo que parar de competir durante siete meses en 2020, obligado por la pandemia.

¿Cuántas veces se ha operado?

El año pasado, Nadal tuvo que terminar su temporada antes de tiempo después de sufrir una lesión en el pie. Es una lesión recurrente que ha tenido desde 2005, como hemos visto anteriormente. Finalmente tuvo que someterse a una cirugía para reparar el daño en 2021. A pesar de cierta preocupación por el final de su carrera, Rafa Nadal insistió en que volvería al tenis.

En septiembre, Nadal todavía estaba con muletas, pero solo cinco meses después, ganó el Abierto de Australia. Sin embargo, el historial de lesiones de Nadal se extiende más allá de su pie. A lo largo de su carrera, ha tenido una serie de otras cirugías que fueron el resultado de otras lesiones, así como de los problemas de salud normales que experimentamos cualquiera de nosotros.

Además de la cirugía en el pie, también se sometió a una apendicectomía en noviembre de 2014. Durante el Masters de Shanghái de ese año, le diagnosticaron apendicitis y, aunque los médicos intentaron inicialmente tratar la afección con antibióticos, finalmente tuvieron que solucionarlo a través de una cirugía para extirpar el apéndice.

Además de apendicitis, Rafa Nadal se ha sometido a procedimientos por lesiones relacionadas con el tenis. En noviembre de 2018, se sometió a una cirugía de tobillo que estaba diseñada para extirpar «un cuerpo libre». Ese mismo año, se vio obligado a abandonar el torneo US Open antes de tiempo por una lesión en la rodilla, y se sometió a una serie de procedimientos en esa rodilla para recuperar su forma. Esos procedimientos incluían la terapia con plasma rico en plaquetas, por lo que no fue una cirugía absoluta.

¡Sé el primero en comentar!