Hace unos años se puso de moda usar pesas en las muñecas y los tobillos para aumentar la intensidad de los entrenamientos. Comenzó como un material deportivo para las sesiones de fitness, pero poco a poco se fue introduciendo en el running. Quizá sea la primera vez que te enteras de esto, o quizá lo practiques sin conocer los posibles peligros, así que a continuación vas a descubrir los dos principales peligros de este material en el running.

Hay corredores que usan las pesas en los tobillos para intentar gastar más calorías o para ganar fuerza en las piernas. En cualquiera de los dos casos pueden darse dos principales peligros.

Aumento de lesiones

Cualquier obstáculo que añadas en tu entrenamiento, si no tienes experiencia, es muy posible que favorezca el aumento de lesiones. Asimismo, el impacto que sufren las piernas en cada pisada es mucho mayor. Ten en cuenta que estás añadiendo peso extra al que tu cuerpo está acostumbrado a soportar.

Hacer un mayor ruido en las zancadas no implica que entrenes mejor, tan solo estás incrementando el impacto de tu pierna contra el suelo.

Afecta a la técnica de carrera

Ser principiante en el running no es cualquier tontería. Es importante que domines la técnica de la zancada y la cadencia para entrenar adecuadamente. Por lo que si no corres correctamente y añades la dificultad de las pesas en los tobillos, es posible que varíe negativamente tu técnica.

Las pesas afectan directamente en tu pisada, que además se suma al peso de tus piernas. Así que, junto a la fuerza de la gravedad, el entrenamiento puede volverse una auténtica locura. Cuanto mayor peso añadas, mayor será el impacto contra el suelo y más sufrirán tus articulaciones.

A no ser que seas un corredor muy experimentado, lo recomendable es evitar llevar peso en los tobillos.

¿Qué puedes hacer con las pesas para tobillos?

¿Te has comprado unas pesas y acabas de descubrir que no son una buena opción? No te preocupes, existen miles de ejercicios para ganar fuerza en las piernas y utilizando este material deportivo. Lo más común es usar bandas de resistencia para aumentar la intensidad de los ejercicios, pero con las pesas en los tobillos puedes lograr el mismo efecto.

Realiza sentadillas, zancadas, apertura de aductores, pasos de granjero, gateo de oso… Cualquier ejercicio que no someta tus piernas a un alto impacto, podrá realizarse con las pesas tobilleras sin ningún riesgo.

¡Hazte con unas en Amazon!