Esta creencia tiene su origen en un estudio que tiene más de 30 años (un estudio de la Universidad de Duke de 1978 que encontró que mantener una pierna vertical en la medida de lo posible reducía las fuerzas de corte en la rodilla durante una sentadilla). La verdad es que inclinarse demasiado hacia adelante favorece a las probabilidades de que aumente el riesgo de lesión.

En 2003, la investigación de la Universidad de Memphis confirmó que el estrés de la rodilla aumentó en un 28% cuando las rodillas podían moverse por delante de los dedos de los pies mientras se hacía una sentadilla. Sin embargo, el estrés de la cadera aumentó casi un 1.000% cuando se hacia lo posible por evitar el movimiento hacia adelante de la rodilla. ⁣

No temas por tus rodillas débiles

Aunque muchos crean lo contrario, nuestras rodillas en realidad no son tan débiles. La ciencia investigó el nivel de degeneración de la rodilla en levantadores de peso con un fondo de al menos 17 años de experiencia. El estudio no mostró un empeoramiento del nivel de degeneración de esa edad que coincida con la población que no realiza este tipo de entrenamientos. ⁣⁣⁣
⁣⁣⁣
En realidad, se ha demostrado que los levantadores de peso tienen un grosor de cartílago más alto que los que no levantan pesas: la idea detrás de esto es que al ponerse en sentadillas hay adaptaciones anabólicas, bioquímicas y estructurales del tejido del cartílago, lo que provoca una mayor tolerancia al estrés mecánico y, por lo tanto, efectos protectores contra los cambios degenerativos en tanto cartílago como menisco. ⁣⁣⁣⁣

Tu rodilla puede sobrepasar la puntera del pie

Si tu postura de sentadillas más cómoda no muestra mucho recorrido de la rodilla, está bien. ⁣Pero, si tu posición en sentadillas más cómoda muestra un desplazamiento significativo de la rodilla, también es aceptable.

¿Es peligroso que las rodillas se vayan hacia dentro en las sentadillas?