Es común hablar de lesiones en futbolistas mientras están en activo jugado en algún equipo, lo que algunos no saben es que los deportistas profesionales acaban machacando su cuerpo y son más propensos a las lesiones cuando se retiran. El fútbol es el deporte que más interés provoca, así que estamos seguro de que te interesará conocer la investigación que han llevado a cabo para determinar cuál es la lesión más común en los futbolistas retirados.

La rodilla es la más afectada

La investigación se realizó con 400 jugadores en activo y 900 futbolistas retirados. En antiguos futbolistas, el 33% con edad entre 35-40 años y el 34% con edad de 35-40 años, sufren artrosis en la rodilla (enfermedad crónica del cartílago).
El resto de mortales, que no jugamos al fútbol de manera profesional, es una enfermedad que se sufre tan solo entre el 8 y 13% en esas edades.

Vincent Gouttebarge, jefe del servicio médico de Fifpro, ha explicado que “hay cierta lógica porque los futbolistas están más expuestos a lesiones y a intervenciones quirúrgicas. El problema es que los jugadores no están al corriente y que no hacen todo lo que hace falta cuando se retiran. Hay que continuar activo, mantener una actividad física sana, una buena higiene de vida; pero una vez que se cuelgan las botas, los jugadores tienden a dejarse un poco, a ganar un poco de peso.
Es un círculo vicioso, durante la carrera futbolística la única cosa que cuenta es el rendimiento. No se habla de artrosis en los vestuarios y después no tienen toda la información para atrasar la enfermedad
.”

Los tobillos y la cadera también sufren

No solamente el cartílago de la rodilla se ve afectado por el continuo machaque de correr detrás del balón y los jugadores, los tobillos soportan los impactos de las pisadas y los regates, por lo que un mal movimiento puede lesionarnos con facilidad. Es habitual que los futbolistas tengan unas articulaciones fuertes durante su carrera en activo, pero al cesar su trabajo pueden ver peligrada su estabilidad.

Al igual para con la cadera y sus articulaciones. Necesitan seguir siendo trabajadas, aunque a mucha menos exigencia. Parar de golpe toda la actividad será un grave problema para la salud.

Como curiosidad, te contamos en este artículo por qué los deportistas son más propensos a sufrir problemas bucodentales.