Una vida activa es necesaria para la buena salud. No obstante, en ocasiones sentimos molestias que imposibilitan el correcto desempeño del ejercicio físico. Si te duelen las rodillas con frecuencia, presta atención a estos 3 deportes ideales para ti.

Muchas veces disponemos de una actitud positiva para llevar un estilo de vida saludable y activo. Sin embargo, algunas dolencias suponen un obstáculo para poder asistir con normalidad. Si sueles padecer dolores en las rodillas y, por ello, has dejado de entrenar, tal vez esto sea contraproducente. Practicar ejercicio físico es muy saludable y tiene muchos beneficios a nivel físico y mental. Descubre 3 deportes que pueden ser muy buenos para ti. Tus rodillas no tienen por qué sufrir y, además, estarás adquiriendo todas sus aportaciones positivas.

3 Deportes que puedes practicar si te duelen las rodillas

Incluir el deporte en tu vida, o continuar con él, es imprescindible para una buena calidad de vida. Éste refuerza tus ligamentos, articulaciones y músculos, de forma que está muy indicado para ti. Los dolores en las rodillas pueden estar provocados por multitud de causas. Si has asistido al médico y no te ha prohibido la actividad deportiva, no tienes que dejarla radicalmente. Optar por una vida sedentaria solo agravará tus molestias y contribuirá al sobrepeso y al aumento del riesgo de sufrir enfermedades.

1.Natación

La natación es uno de los deportes más completos que hay. Está muy indicado como rehabilitación de algunas lesiones o en mujeres embarazadas. Tiene un riesgo de impacto nulo y permite la movilización de las articulaciones de una forma muy orgánica. Refuerza la musculatura y te mantiene en forma.

2.Pilates

El método pilates busca reforzar la musculatura interna, mejorando la postura corporal y evitando así sufrir ciertas lesiones. Al igual que en el caso de la natación, se indica como rehabilitación en muchas patologías y el instructor o instructora, adaptará la práctica en función de tus circunstancias. Además, aporta flexibilidad, coordinación, equilibrio y fuerza, características imprescindibles para cuidar nuestro cuerpo.

3.Caminar

Es una actividad que puede ser intensa, sin embargo, no tiene el riesgo de impacto del running. Correr puede ser más lesivo, ya que las articulaciones cargan en las zancadas con el peso del cuerpo. Camina por diferentes terrenos, con pendientes, escaleras y cambios de ritmo.