¿Me duele el riñón o los lumbares?

¿Me duele el riñón o los lumbares?

Sofía Pacheco

El dolor de espalda baja y el de riñones muchas veces se confunde y no nos queda claro qué pasa. Por eso hoy vamos a salir de dudas con este texto donde vamos a explicar dónde se encuentra cada dolor, los síntomas y qué tratamientos hay. Cuando terminemos sabremos si tenemos dolor de lumbago o dolor renal y necesitamos poner atención a los riñones.

Vamos a aprender a diferenciar el dolor de espalda y el dolor de riñones. En cuanto conozcamos la sintomatología clave de cada dolencia, sabremos si nuestro dolor es de la zona lumbar o la espalda o estamos sufriendo algún tipo de problema renal.

En ambos casos, deberíamos visitar a un especialista, ya que los dolores óseos en la espada nos avisan de que algo no está bien, de igual modo que lo hacen los problemas renales.

¿Cómo identificar el dolor de riñón?

El dolor de riñón es muy molesto, y quien haya sufrido alguna vez un cólico nefrítico nos puede dar la razón. Se trata de un dolor muy punzante, agudo y que, por norma general, suele ir acompañado de otros síntomas como la orina o incluso náuseas.

Además, lo que lo diferencia de un dolor muscular en la zona de los lumbares, es que el dolor de riñones es agudo desde el inicio y aparece de la nada, a diferencia del dolor de espalda que es progresivo.

Dónde se encuentra

El dolor de riñones se localiza justo en la zoma lumbar, por eso se tiende a confundir con el dolor de espalda e incluso con el dolor de cadera. Los riñones, son dos y están situados a cada lado de la espalda baja, justo debajo de la caja toráxica, donde empiezan las costillas flotantes y los riñones se apoyan en la musculatura de la espalda, de ahí que sea difícil identificar ambos dolores.

Tipos

Los dolores más comunes de riñones son por piedra, que también se conoce como litiasis renal. También puede ser por infección en las vías urinarias, cólico nefrítico, coágulos de sangre, tumores, etc. Todo lo que proceda del riñón, debe ser revisado con urgencia, ya que los riñones limpian el organismo, y si fallan, nuestra vida está en riesgo grave.

Síntomas

La sintomatología del dolor de riñones es clara y directa cuando se conoce, cuando no, pues tendemos a confundirla con dolor de espalda, aunque ya hemos dicho antes, que el dolor de riñones es agudo desde el primer momento, y no progresivo como el dolor de espalda:

  • Sangre en la orina.
  • Dolor al orinar.
  • Tener muchas ganas de hacer pipí.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Vómitos.
  • Nauseas.
  • Fatiga constante.
  • Mareos.
  • Fiebre (señal de infección).

Una mujer con dolor en la espalda baja

¿Cómo identificar el dolor de espalda?

El dolor de espalda es muy común, de hecho, in reciente estudio demostró que más del 80% de los adultos va a sufrir dolores más o menos leves de espalda a lo largo de su vida, y hay infinidad de dolores, pero caso siempre son causados por malas posturas.

Dónde se encuentra

Los dolores de espalda están causados por músculos, huesos, tendones y hasta nervios, por eso necesitamos que nos revise un médico especialista. El dolor de espada se puede dar a lo largo de toda la espalda, pero cuando se trata del lumbago es cuando se confunde con el dolor de riñones.

Normalmente suele ser un dolor leve y lo más común es una contractura. El dolor de lumbalgia va en aumento si no ponemos remedio y suele extenderse hacia ambos lados de la cadera y terminar en ciática. Sin embargo, el dolor de riñones es intenso desde el primer segundo.

Tipos

El dolor de espalda suele ser el dolor más común y suele darse tras una caída o golpe, mala postura, mal entrenamiento, exceso de peso, lesión anterior, falta de cartílago intervertebral, pinzamiento, contractura, espasmos musculares, sobrecarga, estar mucho tiempo sentado o mucho tiempo de pie, tensión muscular, daños en la columna vertebral, osteoporosis, incluso cáncer, entre otros.

Síntomas

Los síntomas del dolor de espalda son muy variados y ahora entendemos mejor porque a veces se confunde con el dolor de riñones, y es que cuando el dolor es tan intenso y afecta a las piernas podemos llegar incluso a ser incapaces de hacer pipí:

  • Dolor en la espina dorsal.
  • Dificultad para mover las piernas.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • No se puede orinar.
  • Dolor punzante en los lumbagos.
  • Dolor de ciática.
  • Tensión.
  • Dificultad para moverse con normalidad.
  • Puede costarnos respirar.
  • Puede incapacitarnos alguna parte del cuerpo, como el cuello.

Tratamiento para el dolor

Aquí solo vamos a lanzar consejos básicos, ya que el diagnostico real, la causa de los dolores y el tratamiento deben hacerlo médicos expertos. Pero por roma general, si es un dolor muscular o algo pasajero, suelen recomendar antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno.

Sin embargo, si el dolor proviene de una infección de orina, piedra y situaciones similares, la medicación ya es más específica aparte de que habría que hacer varios cambios en la dieta, como aumentar el consumo de agua, verduras y frutas, reducir los azúcares. Aparte de hacer ejercicio de forma regular y mantenernos activos y en forma.

También la aplicación de calor en la zona dolorida, tanto si es dolor de riñones como dolor de espalda, suele aliviar los síntomas como los dolores punzantes, la fatiga, los mareos, etc. Descansar y estar en reposo en una buena postura donde el cuerpo esté relajado, también es clave para que el dolor amaine y podamos volver a nuestra vida normal en pocos días.

La fisioterapia suele ser un muy buen tratamiento para los dolores de espalda, ya sean musculares como una contractura, o sean daños óseos en las vértebras. Relajar la zona aliviará muchos síntomas del dolor de espalda. Pero no cualquiera debe darnos el masaje, lo más normal es un fisioterapeuta u osteópata y las técnicas sean calor, electrodos y masaje con aceites (en frío o en calor, dependiendo de la lesión). Cuidado que a veces podemos sufrir contracturas tras las sesiones de masajes, no es lo normal, pero puede pasarnos.

¡Sé el primero en comentar!