Muchas mujeres experimentan cierto grado de dolor lumbar antes o cerca del comienzo de su período menstrual. Este dolor puede ser parte de su período normal o síndrome premenstrual; y con menos frecuencia, es causada por un trastorno, como la endometriosis. El tipo de dolor, cuándo ocurre y los síntomas asociados pueden proporcionar pistas sobre la causa.

Reglas dolorosas

Un poco de dolor en la época de período es común. Este dolor, llamado dismenorrea, es causado por hormonas llamadas prostaglandinas, que estimulan la contracción del útero. Estas contracciones producen dolor de calambres intermitentes. La dismenorrea generalmente se siente en la parte inferior del abdomen, pero también puede ocurrir en la parte inferior de la espalda, las caderas o los muslos. Las contracciones comienzan antes del inicio del sangrado menstrual, por lo que el dolor de espalda debido a la dismenorrea puede comenzar horas o hasta 2 días antes de un período. Por lo general, disminuye en el segundo o tercer día del período. Cuando es grave, la dismenorrea puede ir acompañada de fatiga, náuseas y diarrea.

Cuando esto ocurre como parte natural de un ciclo menstrual, se llama dismenorrea primaria. Este tipo suele comenzar poco después de que una niña comienza a menstruar y mejora con la edad. La dismenorrea secundaria generalmente aparece más adelante en la vida y es el resultado de otro trastorno médico, como la endometriosis o los crecimientos no cancerosos del útero llamados fibromas.

Existe alguna relación entre las lesiones de rodilla y el ciclo menstrual?

Síndrome premenstrual

Este síndrome es un conjunto de síntomas que ocurre antes del comienzo de un período menstrual. Cuando el dolor de espalda baja aparece, tiende a ser constante, no a dar calambres. Otros síntomas del síndrome premenstrual pueden incluir tensión o ansiedad, depresión, episodios de llanto, cambios de humor, dificultad para dormir, falta de concentración, dolores de cabeza, fatiga, acumulación de líquidos, distensión abdominal, dolor abdominal bajo y sensibilidad en los senos.
Los síntomas del síndrome premenstrual, incluido el dolor de espalda, suelen empezar varios días antes de un período y generalmente desaparecen dentro de las primeras horas después de que comience.

Se desconoce la causa exacta del síndrome premenstrual, pero los cambios hormonales en los días previos a un período probablemente juegan un papel clave. El dolor de espalda puede ser causado por un aumento de una hormona llamada relaxina, que hace que los ligamentos se relajen. Cuando los ligamentos de la espalda se relajan, la parte inferior de la espalda pierde parte de su soporte natural, lo que puede provocar dolor. La acumulación de líquido y la hinchazón abdominal también pueden contribuir al dolor de espalda baja.

Endometriosis

La endometriosis es una afección en la que el tejido del revestimiento interno del útero, llamado endometrio, crece en otra ubicación. El tejido endometrial puede aparecer en la superficie externa del útero u órganos cercanos, como los ovarios, la vejiga o el intestino. Los científicos no están seguros de por qué ocurre, pero una teoría es que durante un período, la sangre menstrual que contiene células endometriales retrocede a las trompas de Falopio y luego se derrama en el abdomen.

Durante el ciclo menstrual de una mujer, las hormonas hacen que el tejido endometrial se hinche y sangra como si estuviera en el útero. Este sangrado puede irritar el área circundante y causar dolor. Los síntomas dependen en gran medida de dónde se encuentra el tejido endometrial. El dolor en la parte baja de la espalda o la parte inferior del abdomen es común. Este dolor generalmente ocurre antes o durante un período, produciendo dismenorrea secundaria, aunque también puede persistir entre períodos. La endometriosis también puede causar dolor o sangrado durante o después del coito, dolor al orinar o defecar, dificultad para quedarse embarazada, períodos excesivamente abundantes o sangrado vaginal entre períodos.