El hombro es la articulación que tiene el mayor rango de movimiento en el cuerpo, y la abducción de hombro es un componente esencial de muchas actividades que hacemos con las extremidades superiores. ⁣⁣En concreto, la abducción de hombro es uno de los pocos movimientos articulares que tiene un rango normal de al menos 180 grados.

¿Cómo funciona el movimiento de abducción de hombro?

Una de las razones de este amplio rango es que es mucho más complejo que el movimiento solo en la articulación del hombro: la abducción requiere un movimiento coordinado del hombro y la articulación escapulo-torácica. Esta coordinación toma el nombre de ritmo escapulo-humeral (o escapulo-torácico). El principal objetivo de este «ritmo escapulo-humeral» es mantener una buena posición para los diversos movimientos de la cabeza del húmero.
El húmero se mantiene en su lugar (en la fosa de la articulación del hombro) mediante los músculos del manguito rotador y otros músculos que estabilizan las escápulas: el trapecio (superior/medio/inferior), las escápulas elevadoras, los romboides y el serrato anterior.

Cuando movemos nuestro brazo a través de la abducción, el húmero permanece dentro de la cavidad escapular, ya que la escápula se inclina al mismo tiempo (a través de rotación hacia arriba) acomodando el húmero y permitiendo que tenga el espacio necesario para moverse libremente. ⁣⁣

Debido a los malos hábitos posturales, las lesiones y la gran cantidad de tiempo que te pasas con los hombros encorvados y rotados internamente, muchos de nosotros tendemos a desarrollar desequilibrios musculares (especialmente en el serrato anterior y tapecios) que alteran la rotación ascendente de la escápula. ⁣⁣

Por culpa de esta debilidad muscular, el húmero puede comprimir fácilmente la parte inferior del proceso de acromion (una parte de las escápulas) durante el intento de abducción y, como resultado, puede causar pinchazos en los hombros o trastornos del manguito rotador. Por eso, es importante trabajar en la movilidad del hombro y fortalecer los músculos que sostienen todo el «sistema».