Estoy segura de que te has fijado en más de una ocasión en deportistas que llevan marcas circulares por la espalda y los hombros. No es que se hayan quemado la piel para parecer un dálmata, sino que se han sometido a la práctica de cupping.

Michael Phelps ha sido uno de los deportistas que más ha recurrido a este tipo de tratamiento y por eso llegó a hacerse muy popular a partir de 2016.
Las marcas redondas son producidas por unas ventosas que se ponen sobre la piel y hacen una función de chupón. Y sí, como te puedes imaginar, el cupping es una terapia de origen chino, al igual que también lo es la acupuntura.

Las ventosas son una especie de vasos tradicionales que suelen ser de cristal, de bambú, de cerámica o de arcilla. Si bien es cierto que las ventosas más modernas pueden llegar a ser de plástico con bomba de aspiración, con pera de goma o magnéticas.
¿Y cómo se logra hacer ese vacío para succionar la piel y el músculo? Hay numerosas formas: si se hace con ventosas tradicionales, se utilizará calor para crear el vacío. En caso de usar las modernas, nos encontraremos con que vienen instalado un sistema que realiza la succión casi automática.

¿Qué técnicas de cupping existen?

  • Masaje. Antes de poner la ventosa sobre la piel, se aplica un aceite en la zona que se va a tratar para que se pueda deslizar por el cuerpo a la vez que se mantiene el vacío. Esta técnica se usa para favorecer el drenaje linfático y sanguíneo, además de para eliminar toxinas.
  • Ventosa fija y seca. Se realiza justo al contrario que en el masaje, y se utiliza para el tratar contracturas y bloqueos musculares que provocan dolor o molestias.
  • Aplicación y extracción rápida de la ventosa. Como bien entenderás, se coloca y extrae la ventosa rápidamente. Tan solo se realiza en la espalda para hacer incidencia en los pulmones, y así aliviar la congestión pulmonar.
  • Sangrado con ventosa. Si eres sensible a ver sangre, no busques imágenes sobre esto. Aquí se pincha la piel y se posiciona la ventosa encima para que la succión provoca un leve sangrado. Se usa como fines anti-inflamatorios para reducir la tensión de la parte inflamada.

cupping

¿Cuáles son sus beneficios?

Son muchas las ventajas del cupping en nuestro organismo. Es perfecta para hacer circular la sangre con más soltura, incluso también favorece a sacar la sangre que se queda estancada y que no circula. Tiene efectos analgésicos y ayuda a eliminar la retención de líquidos, con lo que también mejora la pérdida de peso.

Aunque como casi cualquier tratamiento, también existen contraindicaciones como que no se puede aplicar en pacientes con heridas, con fracturas, con fiebre o con alergias.