¿Qué es la tecarterapia?

¿Qué es la tecarterapia?

Carol Álvarez

El mundo de las lesiones musculares y las diferentes terapias es inmenso. Más de una vez habrás oído eso de «qué paliza me ha dado el fisioterapeuta» o «si te duele es que vas por buen camino». Por suerte, la medicina y la fisioterapia está muy avanzada y se descubren terapias menos dolorosas y más efectivas. A continuación te descubrimos en qué consiste la tecarterapia y cuáles son sus beneficios.

¿En qué consiste la tecarterapia?

Esta técnica utiliza los beneficios del efecto diatermia (calentar zonas localizadas del cuerpo mediante un campo eléctrico o magnético) en el organismo. Como también sucede con la electroestimulación muscular, la tecarterapia usa corrientes eléctricas para prevenir o curar lesiones; aunque su mayor objetivo es elevar la temperatura en zonas profundas para sanarlas.

Parte del tratamiento se realiza con un equipo especial, que usa esa tecnología, para reactivar el metabolismo y acelerar la recuperación natural. Seguidamente, también se requerirá un trabajo manual por parte de un fisioterapeuta. Es imprescindible que cuentes con un profesional cualificado, ya que será lo único que pueda hacer mejorar tu lesión.

Tecarterapia proviene del acrónimo tecar, que significa «transferencia eléctrica capacitiva y resistiva». Lógicamente, para esta terapia se usan dos electrodos: uno resistivo y otro capacitivo. La parte resistiva se concentra en tejidos con una mayor resistencia (huesos, articulaciones o tendones), mientras que el sistema capacitivo se debe a las áreas subcutáneas que están bajo el electrodo.

Su uso se ha vuelto conocido entre deportistas y personas que necesitan una rehabilitación. En 20 años, este tipo de terapia ha evolucionado significativamente y aporta un mejor rendimiento en lesiones. Es decir, los pacientes se recuperan mejor y son capaces de aguantar más tiempo en las rutinas de entrenamiento. Rafa Nadal, por ejemplo, es uno de los deportistas que usa la tecarterapia.

¿Qué beneficios aporta?

Sus beneficios están relacionados con la activación fisiológica que se genera al elevar la temperatura en zonas profundas del organismo. Sin duda, el mayor efecto positivo que podemos obtener es el aumento del metabolismo celular. Esto hace que las células procesen antes los deshechos y sean más eficaces en su función.

Asimismo, también se incrementa la circulación sanguínea, favorece a la oxigenación y elimina los residuos creados por las células. Además, reduce la inflamación muscular, la tensión y mejora la lubricación de las articulaciones. Si todo esto te parece habitual en cualquier tipo de terapias, a continuación te comentamos las mejores ventajas en una que usa la corriente eléctrica sobre la piel.

Efecto dilatador

La vasodilatación mediante el calor ayuda a reducir contracturas. También mejora la circulación sanguínea y el tono muscular general. Básicamente, es el ensanchamiento de los vasos sanguíneos. Ocurre cuando los músculos que se encuentran en las paredes de las arterias o las venas grandes se relajan, lo que permite que los vasos sanguíneos se ensanchen. Esto conduce a un aumento del flujo sanguíneo a través de los vasos, y una disminución de la presión arterial.

Por otra parte, al incrementarse la temperatura interna (hipertermia), la tecarterapia actúa sobre la rigidez muscular y articular, las inflamaciones, los linfedemas y otras muchas lesiones. Es por eso que este método se usa en tratamientos de rehabilitación tanto del sistema músculo-esquelético, como osteoarticular o para aliviar la inflamación.

Recuperación más rápida

Es una de las mejores terapias para que el cuerpo se sane de manera natural. Ese aumento del metabolismo hace que los tejidos internos activen procesos reparadores anti inflamatorios.

No obstante, esta terapia es propia de deportistas debido al tipo de lesiones a las que se aplica. Por eso es común ver centros de medicina deportiva que practican la tecarterapia. Aun así, cualquier persona puede sufrir alguna lesión en su vida cotidiana, en el trabajo o haciendo ejercicio físico. Los expertos en salud aseguran que gracias a ella se consigue una recuperación rápida de lesiones y se elimina el dolor desde el principio.

Mejora la movilidad

Al aplicarse calor, se aumenta la circulación y el metabolismo celular. Esto provoca una disminución de la tensión e inflamación muscular, dando como resultado una mejor movilidad y evitando la sensación de fatiga. Cuando nuestro cuerpo vuelve a tener una buena lubricación de las articulaciones, recuperamos calidad de vida. Recuerda que es fundamental descansar y recuperar los músculos antes de seguir forzando en los entrenamientos.

Cabe destacar también que pueden aplicarse sesiones de tecarterapia en personas que llevan un estilo de vida sedentario. Pasar muchas horas sentado o no realizar ejercicio físico también provoca lesiones y daños musculares.

mujer haciendo tecarterapia

¿Existen contraindicaciones en la tecarterapia?

Los beneficios de esta terapia son bastante evidentes, pero existen ciertos factores que debemos tener en cuenta. No todo el mundo puede someterse a ella. Por ejemplo, las mujeres embarazadas deben evitar realizar tratamientos con corrientes eléctricas, además de las personas que padecen cáncer, patologías cardíacas o enfermedades inflamatorias.

Los expertos consideran que las personas que tienen un marcapasos o desfibrilador cardíaco también deberías abstenerse a esta terapia. Esto se debe a que este tipo de dispositivos pueden interferir con ellos y modificar el funcionamiento normal. Incluso, algunos recomiendan mantenerse alejados de la tecarterapia por si se pudiera producir una convulsión epiléptica grave cuando se usa en ciertas zonas del cuerpo.

Aplicar alguna terapia con corriente eléctrica podría derivar en trombosis u otra enfermedad venosa si la persona es propensa a ello. Es importante que un fisioterapeuta el que valore tu caso y decida si quiere aplicar este método en tu lesión. Cuenta siempre con profesionales expertos y cualificados. Si el médico especialista determina o hay sospechas de la enfermedad, porque el hemograma indica que existe un alto riesgo de sufrir cualquier tipo de trombosis, está absolutamente contraindicado el uso de electroestimulación.

En cuanto al cáncer, los efectos de este método muscular no se han determinado en personas que padezcan esta enfermedad. Además, existe una gran variedad de tipologías. No obstante, el riesgo está en el hecho de que al aumentarse la circulación sanguínea por la vasodilatación, hay una mayor probabilidad de tener metástasis. Pregunta siempre a un médico antes de someterte a un tratamiento, aunque sea muscular o para rehabilitar una lesión.