Seguro que sois muchos los que os habéis fijado en que algún futbolista famoso lleva unas tiras de colores puestas en su piel y no termináis de entender para qué sirve. ¿Es por estética o por moda? Este tipo de vendas son neuromusculares y se llama Kinesiotaping. Buscan en mayor medida una mejora en la recuperación de una lesión o, incluso, una prevención de ella.

Aunque estas vendas de colores sean de fácil acceso (se venden online o en farmacias), no deja de ser un instrumento de trabajo de los fisioterapeutas; por lo que nadie mejor que ellos sabrán colocártelas para no hacerte daño.

¿Qué es el Kinesiotaping?

La palabra kinesiotaping tiene su origen la unión de otras dos: kinesiología (estudio del movimiento) y tape (en iglés, cinta). Es una práctica que nació hace muchos años, pero que se popularizó en Japón en los años 70 gracias a Kenzo Kase.

Las vendas buscan aportar soporte y estabilidad a nuestros músculos y articulaciones, a la vez que mejora el proceso de curación de la lesión que tengamos. Además, las vendas no acortan el movimiento del músculo, de forma que su puesta no debe resultarnos dolorosa; pueden lograr estirarse hasta un 130-140% de su longitud habitual.

Si te preguntas sobre si puedes llevarlas aún teniendo algún tipo de alergia en la piel, no debes preocuparte; están hechas con 100% de algodón antialérgico y contienen un adhesivo acrílico que impedirá que se despeguen fácilmente.

¿Cómo actúa en el músculo?

En la correcta aplicación está la clave. La pequeña tensión con la que se ponga sobre la piel hará que se levante y se cree un espacio entre ella y el músculo. Con ese espacio creado sobre nuestro músculo tensionado, las toxinas y agentes inflamatorios de la lesión podrán circular y facilitar el drenaje más rápido.
Es destacable mencionar que no contienen ningún tipo de medicamento ni fórmula que estimule el músculo, por lo que tan solo servirá la tensión ejercida.

Las vendas no se ponen de una forma “bonita” para que queden atractivas a la vista, ¡olvídate de presumir! Además, como hemos comentado antes, es una herramienta de fisioterapeutas y su colocación no está al alcance de cualquiera. Si vas a hacerlo tú mismo, debes conocer la anatomía y saber dónde empieza y acaba el músculo, por ejemplo. Asimismo, la dirección en la que aplicarlas: hacia arriba, abajo, izquierda, derecha…

¿Cada color tiene una función?

Erróneamente, o no, la creencia popular dice que cada color de venda tiene una propiedad diferente; y como ya hemos comentado, las vendas no contienen ningún medicamento. Algunos expertos aconsejan el azul para relajar el músculo y el rojo para activarlo, pero esto no es más que una sugestión que “sufre” la persona. Hablamos de cromoterapia, en el que los colores inducen a las personas a sentir emociones y piensen que X colo ayudará antes a su sanación.