¿Qué es el codo de golfista? Dolor y tratamiento

¿Qué es el codo de golfista? Dolor y tratamiento

Carol Álvarez

El dolor en el codo interno es bastante desagradable. No escuches el famoso lema de “sin dolor no hay avance”, puesto que las molestias recurrentes en una zona concreta de tu cuerpo puede alertar de una lesión. Si sientes dolor en tu codo, es una señal de que algo no va bien. Las lesiones por uso excesivo son las más comunes en esta articulación, por lo que podrías acabar modificando tus ejercicios para mejorar la condición.

Este tipo de lesión también es conocida como el codo de golfista, ya que son dolores habituales relacionados a este deporte. Es una forma de tendinitis que causa inflamación en los tendones y puede radiar dolor hasta el antebrazo. A diferencia del codo de tenista, este causa molestias en la parte interna de la articulación.

¿Qué es?

La epicondilitis medial (codo de golfista) es un tipo de tendinitis que afecta la parte interna del codo. Se desarrolla donde los tendones del músculo del antebrazo se conectan con la parte ósea en la parte interior del codo.

Los tendones unen los músculos a los huesos. Debido a una lesión o irritación, pueden hincharse y doler. Aunque la epicondilitis medial se conoce como codo de golfista, no solo afecta a los golfistas. Puede ocurrir por cualquier actividad que involucre el uso de los brazos o las muñecas, incluido el tenis y el entrenamiento de fuerza.

Si no se trata, el codo de golfista podría causar daños permanentes, como limitar el rango de movimiento del codo, causar dolor crónico y debilitar el agarre.

Se estima que menos del 1% de la población tiene codo de golfista. Afecta a hombres y mujeres de 45 a 64 años. Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar dolor en el codo interno. Aproximadamente el 90 % de las personas con esta dolencia lo desarrollan haciendo algo que no sea practicar deportes.

El codo de golfista generalmente afecta al brazo dominante. Por ejemplo, las personas diestras desarrollan dolor en el codo interno del brazo derecho. Los síntomas generalmente comienzan como un punto sensible en la parte interna del codo. Es posible que también pueda irradiarse hacia arriba y hacia abajo del brazo.

hombre haciendo press banca con barra y dolor en el codo interno

Síntomas del dolor de codo interno

El dolor que tiene puede ocurrir repentinamente o con el paso del tiempo. Además de esta molestia localizada, puedes notar otros síntomas. En las primeras etapas de una lesión, el dolor puede ser el único indicador notable, pero no significa que estos otros síntomas no estén presentes:

  • Hinchazón
  • Sensibilidad en la parte interna del codo, causando dolencias al cerrar el puño o balancear el brazo
  • Hormigueo en los dedos
  • Debilidad en las muñecas y manos
  • Enrojecimiento
  • Calidez al tacto
  • Función del codo reducida
  • Rigidez, especialmente por la mañana.

Esta lesión generalmente se diagnostica durante un examen físico. El médico preguntará sobre el tipo de ejercicio que practicamos, en qué trabajamos y cómo se desarrollaron los síntomas. Luego, se realizarán algunas pruebas simples para ayudar a hacer un diagnóstico. El médico puede aplicar algo de presión en el lugar donde el tendón se une al hueso para detectar dolor. Cuando el codo esté recto y la muñeca flexionada (doblada hacia el lado de la palma), sentiremos dolor en la parte externa del codo a medida que extendemos o enderezamos la muñeca.

El médico también pedir ordenar pruebas por imágenes, como una radiografía o una resonancia magnética, para descartar otros trastornos que pueden causar dolor en el brazo. Estos incluyen artritis del codo. Por lo general, estas pruebas no son necesarias para hacer un diagnóstico.

Causas de las lesiones en el codo interno

Este tipo de lesiones en el levantamiento de pesas son causadas principalmente por coger demasiado peso, y demasiado pronto. Si recientemente has empezado a hacer press de banca y has estado aumentando el peso, es posible que no le hayas dado al cuerpo el tiempo suficiente para adaptarse y fortalecerse. Esto causa un desgaste indebido en las articulaciones del codo y los tendones y músculos circundantes, lo que provoca inflamación y dolor.

La postura inadecuada también es una de las principales causas de dolor en el codo interno al hacer press de banca. Mantener los codos hacia dentro en lugar de ensanchados coloca las articulaciones en un ángulo incómodo, lo que ejerce más tensión sobre los tendones alrededor de la articulación del codo. Combina eso con mucha carga demasiado pronto, y obtendrás la receta perfecta para la lesión del codo.

También se puede deber al uso excesivo de los músculos del antebrazo, que te permiten agarrar, rotar el brazo y flexionar la muñeca. Flexionar, agarrar o balancear repetidamente puede causar tirones o pequeños desgarros en los tendones.

Otras causas de dolor pueden incluir afecciones que causen molestias en el codo al levantar peso. Entre ellas se incluyen:

  • Bursitis
  • Dislocación articular
  • Esguince
  • Fractura por estrés
  • Osteoartritis

Si no estás seguro de que lo que tienes sea una lesión por uso excesivo o si tienes otros síntomas que no están asociados con una lesión por uso excesivo, es una buena idea programar una cita con tu médico.

Dolor en el codo interno en el press de banca

Hay muchas razones para que aparezca el dolor en el codo interno después de hacer press de banca, pero si el dolor ocurre solo después de hacer este ejercicio, la causa más probable es una lesión por uso excesivo.

Las lesiones por uso excesivo son causadas por movimientos repetitivos que ejercen tensión repetidamente en los tendones y músculos. El levantamiento de pesas es un buen ejemplo.
Ir al gimnasio día tras día y semana tras semana, cargar la barra y levantar peso ejerce mucha presión sobre los músculos y las articulaciones. A menos que tengas cuidado de hacerlo de la técnica correcta, terminarás con una lesión por uso excesivo.

Las lesiones por uso excesivo suelen ocurrir por etapas. Durante la primera, es posible que sientas algunas molestias que desaparecen después del calentamiento. En la segunda, el dolor puede comenzar a aparecer después de tu entrenamiento. En etapas posteriores, la molestia empeora con la actividad y puedes terminar sintiendo dolor o malestar la mayor parte del tiempo.

Si has sentido dolor solo después de levantar peso, la buena noticia es que tu lesión aún no está avanzada. Si tomas las medidas adecuadas ahora, es posible que puedas cortarlo de raíz antes de que se convierta en una lesión más grave.

hombre haciendo maquina de pecho para el dolor en el codo interno

Dolor en el interior del codo al hacer bíceps

Si sostenemos la barra con demasiada fuerza, podemos activar los tendones flexores (ayudar a doblar la muñeca hacia adelante) en la muñeca, lo que puede provocar dolor en la parte interna del codo durante el curl de bíceps. Esto se debe a que los tendones se adhieren a la parte interna del codo.

Si estamos doblando las muñecas demasiado hacia delante, podemos tener el mismo efecto en la parte interna del codo que al agarrar el peso con demasiada fuerza. Doblar la muñeca hacia adelante puede activar los tendones flexores que se unen a la parte interna del codo, lo que puede causar dolor.

Si nos duele el codo durante el curl de bíceps o cualquier otra actividad, debemos retroceder y evitar esas actividades para tener la oportunidad de sanar. Si tenemos problemas con el dolor continuo a pesar del reposo (y un médico no ha diagnosticado ninguna otra afección), debemos considerar pesos más bajos con mayor repetición durante las flexiones de bíceps.

¿Cómo evitar tu dolor de codo interno?

Arreglar tu lesión significa que tendrás que cambiar tu rutina de entrenamiento durante un tiempo. No puedes seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes. Y cuanto más tiempo sigas haciendo lo mismo, peor será tu lesión.

Si todavía estás en una etapa temprana de la lesión por uso excesivo, puedes continuar haciendo ejercicio. Solo necesitas cambiar tu rutina y reducir los entrenamientos.
Aunque si el dolor de tu codo persiste incluso después de haber realizado pequeños cambios, es posible que debas hacer modificaciones más importantes, como tomarte un descanso.

Disminuye la carga

Dado que la mayoría de las lesiones por uso excesivo del codo son el resultado de aumentar la carga demasiado rápido, el primer paso es reducirla. Quita un poco de peso para disminuir la cantidad de presión sobre t codo. Evalúa tu dolor después de cada entrenamiento. Si el dolor continúa, intenta bajar un poco más el peso.

Ajustar la frecuencia de tu entrenamiento también puede ayudar. Si actualmente haces press de banca tres veces por semana, reduce a dos veces por semana. Distribuye tus entrenamientos de manera uniforme, lo que le dará a tu codo más tiempo para recuperarte entre sesiones.

Revisa tu técnica y postura

El press de banca es perfectamente seguro si lo haces correctamente. Algunas personas doblan los codos porque sienten que les protege los hombros, pero la razón de esto suele ser un rango de movimiento deficiente en los hombros.

En la técnica adecuada de press de banca, los codos deben ensancharse para que estén directamente debajo de la barra. Separa las manos en la barra para que los codos formen ángulos rectos perfectos. Esto proporciona la estructura y el apoyo adecuados que aliviarán algunos de los lugares de presión en banco de tensión en los codos.

Cambia tus ejercicios

El hecho de que el press de banca lastime tu codo interno no significa que hacerlo con mancuernas también lo hagan. Esto hace que tus brazos puedan moverse más libremente a través de un rango de movimiento natural con mancuernas, por lo que es más fácil para tu codo y aliviará tu dolor.

También puedes hacer press con cable o probar una máquina de prensa de pecho. No significa que no puedas volver a hacer press de banca, pero reemplazar el ejercicio temporalmente puede ayudar a curar tu lesión sin tener que dejar de presionar el pecho por completo.

Haz fisioterapia

Si los cambios que realizas en tu rutina de entrenamiento no ayudan, puedes beneficiarte de algunas sesiones con un fisioterapeuta. Este profesional podrá identificar el problema y darte formas de solucionar el dolor, así como ejercicios para fortalecer o estirar los músculos que puedan estar poco trabajados o sobre utilizados. También podrá guiarte para aumentar adecuadamente tu carga una vez que vuelvas a tu programa normal de press de banca.

Es importante acudir a fisioterapia cuanto antes, aunque sea una lesión reciente. Esperar a que pasen unos días podría empeorar la situación y tensar los músculos y tendones. En cambio, pedir ayuda profesional cuanto antes puede relajar la lesión y mejorar el rango de movimiento cuanto antes.

Mejores tratamientos

El tratamiento del dolor de codo depende del diagnóstico. Por lo tanto, es esencial que un profesional de la salud determine la causa de la afección antes de comenzar cualquier plan de tratamiento específico. Muchas afecciones de dolor en el codo (con la excepción de una fractura o dislocación del codo) se pueden manejar con estrategias simples de cuidado personal.

Descansar

El primer tratamiento para muchas afecciones comunes del codo interno es descansar la articulación, lo que permite que la inflamación aguda disminuya. Sin embargo, es importante tener cuidado al hacer esto, ya que la inmovilización prolongada puede causar rigidez en la articulación.

En su lugar, intentaremos evitar las actividades que desencadenan o empeoran el dolor del codo, como movimientos repetitivos o intensos del antebrazo en el caso de la epicondilitis, presión prolongada del codo en el caso de la bursitis del olécranon y levantar objetos pesados ​​en el caso de la tendinitis del bíceps.

Hielo

Las compresas de hielo se encuentran entre los tratamientos más utilizados para el dolor de codo interno, especialmente la epicondilitis y la bursitis del olécranon. El hielo generalmente se reserva para la etapa dolorosa inicial.

Se recomienda aplicar hielo en el codo (colocando una toalla entre la bolsa de hielo y la piel) durante 15 a 20 minutos, tres veces al día. También es una buena idea aplicar hielo en el codo durante 15 minutos después de usar activamente el brazo.

Usar un aparato ortopédico o coderas

Para la epicondilitis lateral o medial, un médico puede recomendar un aparato ortopédico de contrafuerza, que es una correa elástica que se coloca unos centímetros por debajo del codo. Esta férula ejerce presión sobre los músculos del antebrazo, lo que alivia la tensión en el tendón que conecta esos músculos con el hueso del codo.

Las coderas se pueden usar para tratar la bolsa del olécranon o el síndrome del túnel cubital, ya que evitan que se ejerza presión sobre la articulación del codo. También se puede recomendar una férula que mantenga el codo en una posición recta durante la noche para el síndrome del túnel cubital.

Medicamentos

Los analgésicos antiinflamatorios no esteroides, comúnmente conocidos como AINE, son algunos de los medicamentos recetados con mayor frecuencia, especialmente para pacientes con dolor en el codo causado por problemas como artritis, bursitis y tendinitis.

En determinadas situaciones, se puede administrar una inyección de cortisona, que también trata la inflamación. Por ejemplo, a veces se inyecta cortisona en el tendón del bíceps para aliviar el dolor y la hinchazón. La cortisona también se puede inyectar en la bolsa del olécranon para la bursitis que no mejora después de tres a seis semanas con remedios caseros como evitar la presión del codo, aplicar hielo en el área y usar AINE.

dolor interno en el codo

Ejercicios recomendados

Para desarrollar fuerza, prevenir y aliviar el dolor y aumentar la flexibilidad, haremos los siguientes ejercicios dos veces al día. Iremos acumulando series y repeticiones gradualmente con el tiempo. Haremos estos ejercicios antes y después de cualquier actividad que nos cause estrés o tensión.

Es posible que experimentemos sensaciones, dolores y molestias leves al hacer estos ejercicios, pero no debe ir más allá. Si experimentamos dolor o alguno de los síntomas empeora, dejaremos de hacer los ejercicios. Daremos tiempo para descansar por completo y, si no vemos una mejoría en unos días, hablaremos con un médico.

Fortalecimiento isométrico de muñeca (extensión)

Mantendremos el cuerpo inmóvil durante este ejercicio.

  1. Mientras estamos sentados, colocaremos el antebrazo afectado sobre una mesa o el brazo de una silla con la palma de la mano hacia abajo.
  2. Colocaremos la mano opuesta en el dorso de la mano afectada.
  3. Presionaremos la mano afectada hacia arriba, usando la mano opuesta para crear resistencia presionando hacia abajo.
  4. Continuaremos durante 10 segundos, aumentando lentamente la resistencia.
  5. Soltaremos suavemente. Haremos 15 repeticiones.

Fortalecimiento isométrico de muñeca (flexión)

Mantendremos el cuerpo quieto mientras hacemos este ejercicio.

  1. Mientras estamos sentados, apoyaremos el antebrazo afectado sobre una mesa o el brazo de una silla con la palma de la mano hacia arriba.
  2. Presionaremos la palma opuesta en la mano afectada.
  3. Presionaremos la mano afectada hacia arriba mientras usamos la mano opuesta para crear resistencia presionando hacia abajo.
  4. Lo haremos durante 10 segundos, aumentando lentamente la resistencia.
  5. Soltaremos suavemente. Haremos 15 repeticiones.

Extensión de muñeca resistida

Mientras estamos sentado, sostendremos un peso con el brazo afectado.

  1. Colocaremos el antebrazo sobre una mesa o el brazo de una silla con la mano colgando sobre el borde y la palma hacia abajo.
  2. Bajaremos lentamente la mano antes de volver a levantarla a la posición original.
  3. Haremos de 1 a 3 series de 15 repeticiones.

Flexión de muñeca resistida

Mientras estamos sentados, sostendremos un peso con el brazo afectado.

  1. Colocaremos el antebrazo sobre una mesa o el brazo de una silla con la mano colgando sobre el borde y la palma hacia arriba.
  2. Bajaremos lentamente la mano antes de volver a levantarla a la posición original.
  3. Haremos de 1 a 3 series de 15 repeticiones.

Estiramiento del codo de golfista

Sentiremos este estiramiento en la parte inferior del antebrazo.

  1. Extenderemos el brazo afectado frente a nosotros con los dedos y la palma hacia arriba.
  2. Usaremos la mano opuesta para jalar suavemente los dedos y la muñeca hacia el cuerpo.
  3. Mantendremos este estiramiento durante 30 segundos.
  4. Haremos de 2 a 5 repeticiones.
¡Sé el primero en comentar!