¿Por qué sufres espasmos en el trapecio?

¿Por qué sufres espasmos en el trapecio?

Carol Álvarez

El trapecio es el músculo grande que tenemos ubicado en la base del cuello, y que se desliza hacia los omóplatos. Numerosas acciones pueden provocar espasmos en este músculo, llegando a necesitar incluso atención médica. A continuación te enseñamos por qué es necesario entender la causa de este síntoma y los diferentes tratamientos para relajarlo.

Los espasmos en el músculo trapecio pueden ir acompañados de rigidez, dolor, hormigueo y debilidad. Cuando un músculo tiene espasmos, todas las fibras internas se contraen al mismo tiempo. Estas fibras tensionadas cortan la circulación de la sangre hacia el músculo, por lo que se produce más dolor e irritación. La aparición de este dolor puede incluso hacer que los espasmos se intensifiquen. A diferencia de un calambre muscular, los espasmos no se liberan con el movimiento, de hecho, el músculo es incapaz de moverse cuando se produce un espasmo.

¿Qué causa los espasmos en el trapecio?

Los espasmos musculares normalmente se generan cuando el trapecio se rompe, se estira o se tensa demasiado. Esto puede deberse a una caída inesperada, por un continuo y repetido levantamiento de objetos pesados, por torcerse mientras levantas algo o por un movimiento brusco que fuerza en exceso el músculo. Los músculos del cuello y de la espalda son muy susceptibles a los espasmos porque suelen estar predispuestos a estar tensos en acciones del día a día.

También pueden deberse a otros orígenes como:

  • Trauma
  • Movimiento repetitivo
  • Practicar deportes o realizar actividad física
  • Inactividad
  • Mala postura
  • Mantener la cabeza hacia delante por mucho tiempo
  • Usar un hombro para sostener el teléfono en el oído
  • Sentarse en una silla sin el respaldo o los apoyabrazos adecuados
  • Mover objetos pesados ​​con malas técnicas de levantamiento
  • Llevar carteras, mochilas o bolsos pesados ​​en un hombro
  • Tener una deficiencia de vitaminas
  • No dormir lo suficiente
  • Tener una condición preexistente en las articulaciones

hombre con espasmos en el trapecio

¿Cómo se pueden tratar?

Para tratar un espasmo muscular en el trapecio, se recomienda frotar un cubito de hielo sobre la zona durante aproximadamente cinco minutos. Esto ayudará a estrechar los vasos sanguíneos y a liberar las fibras musculares tensas. También puedes tomar un medicamento antiinflamatorio como el ibuprofeno, para aliviar el dolor y la inflamación. Si los espasmos no desaparecen después de tres días, cubre el músculo con una toalla húmeda caliente durante unos 20 minutos. Esto estimulará el flujo de sangre y aliviará el dolor y la inflamación.

Además, sería conveniente que acudas a un profesional cuando tengas problemas de cuello o espalda. La aparición de espasmos repentinos acompañados de hormigueo, debilidad o entumecimiento podrían indicar algún tipo de lesión nerviosa o una ruptura del disco vertebral. En el caso de no ser tratados a tiempo, el dolor crónico de espalda puede debilitar los músculos y provocar atrofia. Además de incrementarse más dolor, este problema puede causar dificultad para caminar, conflicto con el control de la cabeza e, incluso, complicaciones respiratorias.

Como podemos ver, hay varios métodos para tratar los espasmos en el trapecios. Estos incluyen medicamentos, así como cambios en el estilo de vida y tratamientos alternativos. Un médico puede recomendar que experimentemos con una combinación de enfoques para ayudar a controlar la afección.

  • Medicamentos. Un médico puede recomendar un analgésico oral, un relajante muscular o un medicamento para dormir para ayudar a combatir el dolor de los espasmos en el trapecio. Si estos medicamentos no ayudan, el médico también podría recomendar un anestésico local o incluso una inyección de esteroides.
  • Ajustes de estilo de vida. Hay varios métodos que podemos probar en casa para reducir el dolor y la incomodidad de un espasmo. Una forma sencilla de ayudar a aliviar el dolor es aplicar calor o hielo en la zona afectada. También puede ser útil abstenerse de actividades deportivas regulares o modificar el plan de ejercicios para descansar el músculo trapecio durante unos días o semanas.
  • Liberación de presión manual. Un tipo de masaje que puede ayudar a aliviar el espasmo del trapecio se conoce como liberación de presión manual. Esta técnica de masaje utiliza el pulgar o la punta del dedo para aplicar presión en un punto de activación. Se cree que esto alarga el músculo y ayuda a aliviar la tensión y el dolor.
  • Compresión isquémica. Otro tipo de masaje es la compresión isquémica. Un terapeuta profesional puede aplicar presión a los puntos gatillo con un instrumento de madera, plástico o goma. Esto aplicará presión vertical directa al punto de activación.
  • Utilización de tazas. La aplicación de ventosas es otro tratamiento alternativo que puede aliviar el dolor y la incomodidad. Esta práctica se originó en China hace miles de años y se puede hacer con ventosas húmedas y secas.

¿Es necesario acudir al médico?

Es posible que quieras consultar a un médico sobre los espasmos en los trapecios si notas que el dolor empeora, el espasmo no cesa o si afecta a tu vida diaria o la capacidad para realizar actividades como deportes o ejercicio regular. El dolor en el cuello, los hombros o la parte superior de la espalda pueden limitar la capacidad para completar las tareas del trabajo, dormir bien o sentirse cómodo.

Lo habitual es que un médico realice un examen para diagnosticar y valorar los espasmos en esta zona. Te preguntarán sobre el historial médico y realizarán un examen físico. Este examen buscará cambios en el músculo trapecio, como una opresión, la presencia de un nódulo y espasmos muy frecuentes. El médico también preguntará sobre el tipo de dolor que experimentas y si es mantenido en el tiempo.

Ten en cuenta que las terapias alternativas son enfoques que quedan fuera de la práctica médica tradicional. Habla con un médico sobre estos métodos antes de intentar cualquier cosa o probar por cuenta propia, ya que algunas de estas terapias pueden representar un riesgo para la salud. Además, asegúrate de buscar los servicios de profesionales licenciados para asegurar que recibimos una atención de calidad.