La aceptación de pasar varias horas sentados, adoptando malas posturas, hace que nuestros músculos varíen su estancia natural. Todos somos capaces de saber si alguien tiene una mala postura corporal, tan solo hay que fijarse en los hombros, la zona lumbar y la cadera.
También, en los últimos años, hemos visto cómo hay una tendencia (absurda) a realizar diferentes cambios posturales para resaltar algunas zonas de nuestro cuerpo.

Para conseguir tener todos nuestros músculos en su sitio y que cumplan su función, te enseñamos los mejores ejercicios para “reeducarlos”. Dí adiós a los dolores de espalda, cervicales o lumbares. La mejor medicina para tu cuerpo no es un fármaco, sino el ejercicio físico. Además, gozar de una buena postura corporal nos hace mantener unos huesos alineados con los músculos, reduce el desgaste de las articulaciones, disminuye la tensión en la columna y luces mucho mejor. Incluso, puedes ganar unos centímetros de altura cuando logras ponerte perfectamente erguido.

Espalda encorvada y hombros hacia delante

Quizá sean de los problemas posturales más habituales a causa de estar sentados demasiado tiempo, con los brazos apoyados en el escritorio. Ambos se deben a la hiperactividad de los músculos pectorales y a la falta de movimiento de los músculos de la espalda, sobre todo de los músculos que rodean los omóplatos. Además, esa curvatura hacia delante también se genera por la hiperactividad de los músculos de la parte delantera del cuello y por la falta en la parte trasera.

Para mejorar esta mala postura, introduce estos ejercicios en tu rutina de entrenamiento:

Reverse fly con banda de resistencia

Si queremos evitar que nuestros hombros caigan hacia delante y que se forme una «chepa» en la espalda, tendremos que fortalecer directamente nuestra espalda. En este ejercicio no utilizaremos la máquina específica para este movimiento, sino que optaremos por una banda de resistencia que nos cree intensidad suficiente.

Rear delt rope pull

La espalda es un conjunto de varios músculos, siendo el deltoides uno de los grandes olvidados. Lleva tus codos hacia atrás, y hacia fuera, a la vez que tiras con fuerza hacia tu cara. Coloca la carga un poco por encima de tu cabeza.

Máquina de remo

¿Te has fijado en la postura corporal que tienen los deportistas de remo? Si realmente quieres fortalecer tus hombros y espalda, además del core, anímate a hacer unos minutos de cardio en la máquina de remo. Los primeros días no te excedas con la carga, es mejor que vayas con una ligera hasta que domines la técnica del ejercicio.

No te pierdas: ¿Qué significan los números que aparecen en la máquina de remo?

Cadera hacia delante

El problema de llevar nuestra cadera hacia delante es síntoma de debilidad en el abdomen. Para ello, es interesante que realices ejercicios abdominales que de centren en  la parte baja. Cuanto más intenso sea el ejercicio en la zona baja, mayor estabilidad ganarás en el resto del abdomen.
Presta atención a no colocar tus manos debajo de tu espalda y a no despegar el lumbar del suelo cuando elevas las piernas.

Abdominales de tijeras

Elevación de piernas

Hiperlordosis (arqueamiento excesivo de la parte lumbar)

En los últimos años hemos vivido el auge de una moda bastante absurda. Muchas mujeres modifican su postura corporal, llevando la cadera hacia detrás y arqueando demasiado la zona lumbar. La finalidad de esta postura es parecer que tienen un glúteo más voluminoso y resaltar la curvatura natural de la columna.
Es una postura que se da de manera típica en las embarazadas, ya que el peso de la barriga les hace modificar inconscientemente la posición de los músculos.

Si realmente quieres ver un glúteo voluminoso, trabájalo y sé constante. Para volver a corregir la postura de tu zona lumbar, realiza los siguientes ejercicios:

Puente de cadera

Puente de cadera con una pierna

Abdominales

Te parecerá cuestión de magia, pero tener un abdomen fortalecido implica un menor dolor en toda tu espalda. Fortalécelo con ejercicios de plancha y compuestos para notar una gran mejoría.