¿Por qué me duele la cadera al andar?

¿Por qué me duele la cadera al andar?

Carol Álvarez

El dolor en la cadera al caminar puede aparecer por muchas razones y a cualquier edad. Además, es una lesión bastante común. La ubicación del dolor junto con otros síntomas ayudarán a un médico a diagnosticar la causa y prescribir los tratamientos adecuados.

Las causas principales del dolor de cadera que siente al andar son la artritis, lesiones y daños, problemas nerviosos o de alineación. El diagnóstico y el tratamiento dependerán de la parte de la cadera que duela y del historial médico de la persona.

Origen del dolor

El dolor de cadera al andar es un problema común. Por lo general, es causado por problemas conocidos. Así que identificar el origen ayudará a encontrar un tratamiento.

Artritis

La artritis puede causar dolor de cadera a cualquier edad. Las viejas lesiones en la cadera pueden aumentar el riesgo de artritis en el futuro. La ciencia muestra que los atletas profesionales en deportes de impacto tienen más probabilidades de tener artritis en la cadera y la rodilla. Aunque el dolor de cadera al andar en adultos mayores generalmente se debe a la artritis en o alrededor de la articulación.

Hay varios tipos de artritis que pueden provocar dolor de cadera al caminar. Por ejemplo:

  • Idiopático juvenil. Es el tipo más común de artritis en los niños.
  • Osteoartritis. Esta se debe al desgaste de las articulaciones.
  • Artritis reumatoide. Esta enfermedad autoinmune causa artritis en las articulaciones.
  • Espondilitis anquilosante. Este tipo afecta principalmente a la columna vertebral.
  • Artritis psoriásica. Este tipo afecta las articulaciones y la piel.
  • Artritis séptica. Es causada por una infección en la articulación.

Lesiones musculares

Las lesiones o daños en la articulación de la cadera pueden causar dolor al caminar. Una lesión en la cadera y las zonas de alrededor, como la rodilla, puede dañar o desencadenar una inflamación en los huesos, ligamentos o tendones de la articulación de la cadera.

  • Bursitis. Los pequeños sacos llenos de líquido llamados bursas reducen la fricción entre los músculos, los huesos y los tendones alrededor de las articulaciones. Cuando las bolsas se inflaman se llama bursitis. Una persona con bursitis sentirá dolor cerca de la articulación afectada y puede desarrollar bursitis si abusa de sus músculos.
  • Esguince o torcedura. Estas condiciones ocurren por el uso excesivo de los músculos y ligamentos en las caderas y las piernas.
  • Tendinitis. Esta condición es causada por daño o irritación a los tendones que conectan los músculos de la cadera con los huesos. Una persona con tendinitis puede sentir un dolor sordo donde se unen el tendón y el hueso.
  • Desgarro del labrum de la cadera. La cavidad del labrum o anillo de cartílago mantiene el hueso de la cadera en su lugar.
  • Sinovitis tóxica. Esta es una condición inflamatoria en la articulación que causa dolor de cadera en los niños.
  • Hernia inguinal. El dolor se debe a debilidad o a un desgarro en la pared inferior del estómago.
  • Tirantez de la banda iliotibial. La banda iliotibial está formada por fibras fasciales que se extienden desde la parte lateral de la cadera hasta la parte superior de la espinilla. La banda puede apretarse si se usa en exceso, causando inflamación y dolor. Lo más frecuente es que cause dolor en la rodilla al doblarla, con dolor referido en la cadera.

Lesiones óseas

En cuanto a los huesos, el dolor en la cadera al andar también puede tener su origen aquí. Algunos de los ejemplos más comunes son:

  • Cadera fracturada o rota.
  • Dislocación. Esto ocurre cuando la parte superior del hueso del muslo (pierna) se desliza parcial o totalmente fuera de la articulación del encaje.
  • Osteoporosis. Esta condición causa huesos débiles o quebradizos en la cadera y otras áreas, generalmente ocurre en adultos mayores.
  • Osteomielitis. es una infección ósea en o alrededor de la cadera.
  • Cáncer de hueso.
  • Leucemia- Este es un cáncer de células sanguíneas o de médula ósea.
  • Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Esta enfermedad ocurre en niños en los que el hueso del muslo no recibe suficiente sangre.
  • Necrosis avascular u osteonecrosis. Esta enfermedad detiene o limita el flujo de sangre temporalmente a la cabeza del fémur de la cadera y otros huesos.

hombre andando con dolor en la cadera

Problemas o daños en los nervios

Los problemas nerviosos en la articulación de la cadera o cerca de ella también pueden causar dolor al andar. Los nervios pinzados o dañados en la espalda pueden provocar dolor en los nervios de la cadera.

  • Ciática. Un nervio pellizcado en la parte baja de la espalda puede causar dolor en la cadera y la pierna.
  • Sacroilitis. El daño a los nervios debido a la inflamación donde la columna se une con el hueso de la pelvis también puede causar dolor.
  • Meralgia parestésica. La irritación de los nervios en la parte externa del muslo puede deberse a la obesidad, la ropa ajustada o el exceso de pie o el ejercicio.

Otras causas de dolor de cadera al caminar

Los problemas con la marcha o con la forma de caminar pueden desencadenar dolor de cadera con el tiempo. La debilidad muscular en las caderas, las piernas o las rodillas también puede provocar un desequilibrio en la cantidad de presión que se ejerce sobre una articulación de la cadera.

Los problemas con otras articulaciones del cuerpo, como el pie plano o una lesión en la rodilla, también pueden convertirse en dolor en la cadera.

Tratamiento para el dolor de cadera

El tratamiento para el dolor de cadera depende de la causa. Algunas causas, como un nervio pellizcado o irritado o un esguince leve, pueden desaparecer con el tiempo y es posible que no necesiten tratamiento.

En muchos casos, la fisioterapia puede ayudar a tratar el dolor en la cadera. Podemos hacer ejercicios para ayudar a fortalecer las articulaciones de la cadera y la rodilla. Y es posible que también necesitemos mejorar la fuerza central en la espalda y el abdomen. Esto ayuda a mantener la articulación de la cadera equilibrada al caminar y correr. Algunos ejemplos pueden ser ejercicios de cadera como conchas y puentes, para isquiotibiales y cuadriceps o de bajo impacto. Incluso, de cuerpo completo para fortalecer los músculos centrales.

Las opciones de tratamiento para el dolor de cadera incluyen:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre y recetados, que incluyen aspirina, ibuprofeno y naproxeno.
  • Cremas o ungüentos para aliviar el dolor
  • Compresas calientes o frías
  • Rodillera o plantillas para zapatos (ortesis)
  • Crema anestésica tópica
  • Perder el exceso de peso
  • Relajantes musculares
  • Inyecciones de esteroides
  • Medicamentos recetados para el dolor o esteroides
  • Terapia de Masajes
  • Cirugía

mujeres caminando con dolor en la cadera

Diagnóstico

Se recomienda ir a un médico si tenemos dolor en la cadera al andar durante más de uno o dos días, o si no mejora con los intentos de aliviar el dolor. Le comentaremos al médico si hemos tenido algún daño en el área de la cadera, como una caída o una lesión deportiva.

El médico puede averiguar la causa del dolor en esta articulación con algunas pruebas. Es posible que también necesite un escaneo. Cuando todo esté listo, es posible que el médico de cabecera nos derive a un especialista en medicina deportiva o a un cirujano ortopédico (especialista en huesos) si es necesario.

Las pruebas y exploraciones para el dolor de cadera incluyen:

  • Prueba de Patrick y prueba de impacto. En estos exámenes físicos, el médico moverá la pierna alrededor de la articulación de la cadera para determinar dónde está el problema.
  • Radiografía. Estas exploraciones comprueban si hay fracturas o daños en el hueso.
  • Resonancia magnética. Esta exploración por imágenes busca daños o lesiones en los músculos, tendones y ligamentos.
  • Escaneo de ultrasonido. Esta prueba se usa para revisar las articulaciones y tendones.

Consejos para controlar el dolor

Estas son algunas de las recomendaciones para hacer que caminar y estar de pie sea más cómodo cuando tenemos dolor en la cadera:

  • Usar zapatos cómodos que le den a los pies un apoyo parejo.
  • Usar ropa suelta y cómoda, especialmente alrededor de la cintura y las piernas.
  • Si tenemos antecedentes de problemas en las rodillas o los pies, usaremos una rodillera o plantillas para los zapatos.
  • Usar un aparato ortopédico para la espalda si nos ayuda a aliviar el dolor de cadera.
  • Evitar andar o estar de pie sobre superficies duras durante períodos prolongados.
  • Pararnos de pie sobre una alfombra de goma si necesitamos estar de pie para trabajar. Estos también se denominan a veces tapetes antifatiga.
  • Elevar el escritorio o espacio de trabajo para evitar encorvarnos sobre él cuando trabajemos.
  • Limitar subir y bajar escaleras. Mantener todo lo que necesitamos en una misma planta si es posible.

También es interesante seguir algunos consejos para sentarnos. Los expertos recomiendan sentarnos en un cojín o base de espuma. Evitaremos sentarnos en una superficie dura como una silla o un banco de madera. También evitaremos estar sentados en algo demasiado suave como un sofá o una cama. Una superficie algo firme que nos permita hundirnos ligeramente en ella sujetará mejor las caderas.

¡Sé el primero en comentar!