En las oposiciones de policía o bombero, las pruebas físicas son tan importantes como eliminatorias. No llegar a dar el perfil que se requiere puede hacerte perder todo el entrenamiento previo que has estado realizando. Uno de los factores clave para conseguir el mejor resultado es elegir unas zapatillas adecuadas a ti.

En artículos como el de cómo elegir nuestra zapatilla de running, te dábamos consejos generales para corredores; en el caso de que estés entrenando para unas oposiciones, la elección de la zapatilla debe ir un paso más allá.

Antes de empezar, te dejamos por aquí las pruebas físicas para policías y bomberos, por si quieres empezar a preparártelas.

Consejos fundamentales para elegir nuestras zapatillas

Por desgracia, no existe la zapatilla perfecta que nos haga aprobar nuestras oposiciones, pero sí podemos lograr algo parecido si tomamos buena nota de los siguientes consejos.

Cada opositor es totalmente distinto a otro, así que no te dejes guiar por las zapatillas que tiene tu compañero de fatigas, ni hagas caso de comentarios como “no te compres unas Nike” o “a mi me fue muy bien con New Balance“. No se trata de desvalorar una marca por el simple hecho de que sea mundialmente conocida, puesto que es altamente probable que las marcas internacionales contengan una gran variedad de zapatillas. Y entre ellas, la que más se adapta a ti.

La marca debe ser algo totalmente secundario y del diseño, ni hablar. Lo primero que debes tener en cuenta es: tu peso y altura, tu nivel de entrenamiento y el terreno sobre el que vas a entrenar.

El peso es lo más importante, junto a la pisada. Podemos hacer una pequeña división a partir de los 75 kilos. Si estás por debajo de ese peso, no es necesario que te compres unas zapatillas con el puente de estabilidad. En cambio, si estás por encima de los 75 kilos o vas a empezar a prepararte las oposiciones, apuesta por unas con un poco más de amortiguación y puente de estabilidad.

Otro punto a tener en cuenta es el nivel de entrenamiento. Si eres un opositor que lleva tiempo entrenando o haciendo deporte de manera muy habitual, puedes apostar por unas zapatillas más ligeras, con un poco menos amortiguación y sin puente de estabilidad. La razón es que tus estructuras de la pierna y el pie están más preparadas para absorber los impactos de la carrera.

Por último, el terreno en el que entrenemos también debe contar. Cuanto más duro sea, mayor amortiguación debemos aportar.

Dos mejor que una

No es que te estemos incitando al consumismo, puesto que no estamos recomendando ninguna marca en concreto, pero es cierto que se recomienda a los opositores tener dos pares de zapatillas. ¿Por qué dos? ¿No me vale con un par para todo?

Entrenar para preparar una oposiciones significa echar muchas más horas de lo que normalmente entrenabas para conseguir bajar de tiempo.
Tener unas zapatillas exclusivas para el entrenamiento te ayudará a mejorar tu fondo, sumar kilómetros y hacer largas distancias; se suelen llamar zapatillas rodadoras. En cambio, el segundo par lo solemos tener para prepararnos la carrera de los 1000 metros. A estas las llamaremos voladoras o explosivas, y como te puedes imaginar las usaremos para ganar velocidad en series cortas.

En el mundillo de la oposición, suele haber gente que recomienda las zapatillas de clavos para conseguir correr muy rápido. Lo cierto es que si no estás acostumbrado a ellas, te va a ser muy complicado llegar a la marca y puedes tirar por la borda todo tu entrenamiento por una tontería. No son necesarias si con tus zapatillas normales sueles realizar la marca esperada. Además de necesitar muchas horas de entrenamiento para dominar la técnica, puede originarte lesiones; así que piénsatelo dos veces antes de aventurarte.

Ejemplos de zapatillas

Si lo que buscamos son zapatillas para unos tiempos de 8:04-7:36 (hombres) y 4:27-4:08 (mujeres), te recomendamos:

Si queremos unas zapatillas para unos tiempos de 7:36 (hombres) y 4:08 (mujeres), te aconsejamos:

  • Mizuno Wave Hitogami 4
  • Nike Air Zoom Streak 6
  • Adidas Adizero Adios Boost 3
  • New Balance 1400 v5

Por supuesto, esto solo son algunas recomendaciones y ejemplos para que te sirvan como guía a la hora de tu elección. Como hemos comentado antes, cada opositor es único, tanto en peso, como en pisada, como en entrenamiento. Así que lo mejor es conocerte bien y apostar por las más adecuadas.

Para el día de la prueba, te recomendamos que te lleves unos cordones de repuesto y un trapito para limpiar la suela de las zapatillas antes de correr. Si resulta que la pista resbala demasiado, frótalas con un poco de refresco de cola.
Y por supuesto, NO estrenes nada ese día. Todo lo que utilices en la prueba debes haberlo usado previamente para entrenar, incluida la ropa interior.