Antes de que estallase la pandemia por coronavirus, la lucha por cuidar el medio ambiente era nuestra principal preocupación. Nike no se ha olvidado de todo esto y ha lanzado un nuevo calzado bajo la línea Move To Zero. Transformar los desechos en materiales para fabricar los productos es una de las formas más efectivas de reducir los residuos y su huella de carbono en todo el mundo.

VaporMax 2020 Flyknit con materiales reciclados

Este modelo de zapatillas se presenta como su última innovación diseñada con la sostenibilidad en mente. Están fabricadas con al menos un 50 % de material reciclado por peso y cuentan con tecnología FlyeEase, para que todos los atletas se unan al compromiso Move to Zero. Para hacerlo más creíble, la marca deportiva ha enumerado los materiales reciclados y su pequeña innovación.

Nike Flyknit

Ess una tecnología de alta precisión con la que se produce, de media, un 60 % menos de desperdicios que con los procesos tradicionales de confección de partes superiores de zapatillas. Solo en 2019 evitamos que 31 millones de botellas de agua acabaran en el vertedero.

Nike Flyleather

La tecnología Nike Flyleather se crea con al menos un 50 % de fibras de piel reciclada y genera menos emisiones de carbono que la producción tradicional de piel. Flyleather también mejora la eficiencia de los cortes y genera menos residuos que los métodos de corte y confección clásicos para la fabricación de piel flor.

Nike Air

Desde 1994, las suelas Nike Air contienen al menos un 50 % de materiales reciclados y desde 2008 se emplean un 100 % de energías renovables para su producción en las instalaciones de AirMI (Air Manufacturing Innovation). Reutilizan más del 90 % de los desechos de materiales empleados en nuestras suelas Air para crear nuevos y vanguardistas sistemas de amortiguación.

nike air vapormax 2020 reciclada

Poliéster reciclado

Desde 2010, Nike ha evitado que más de 7.000 millones de botellas de plástico acaben en los vertederos. Su poliéster reciclado se fabrica a partir de botellas de plástico, restos textiles de preconsumo y prendas de posconsumo.

Algodón sostenible

Desde 2010, han estado avanzando hacia un algodón 100 % sostenible. Promueven la sostenibilidad de sus materiales de tres formas: utilizando algodón orgánico certificado, reciclado y con la aprobación de la BCI (Better Cotton Initiative).

Combinaciones sostenibles

Al combinar poliéster reciclado con algodón orgánico crean un material de alto rendimiento que reduce las emisiones de carbono, cuyo proceso de fabricación emplea menos agua y productos químicos que las mezclas de poliéster virgen con algodón de cultivo convencional.

Las encuentras en su página web oficial por 220 dólares.