El calzado deportivo es la asignatura pendiente de algunos aficionados al ejercicio físico, sobre todo por cuestiones de estética. Muchos se compran las zapatillas en base a lo bonitas o llamativas que resultan a la vista, y ya te hemos contado que es un gran error. Dependiendo del deporte que practiques, necesitarás un tipo de calzado u otro. No es lo mismo usar unas zapatillas con amortiguación para correr que para hacer Crossfit. Entonces, ¿por qué vemos a gente que entrena con las Converse que usa también para dar una vuelta?

Pese a que las famosas Converse fueron unas zapatillas usadas para tenis y baloncesto en 1910, con el paso del tiempo se empezó a invertir en material y estas quedaron obsoletas. Tan solo hay que ver la nula amortiguación que tienen y el poco agarre que muestran al tobillo. Vale, sí, tiene cordones de tiro alto, pero no una estructura contundente como para evitar lesiones de tobillo.

Déjalas para la calle

Cuando realizas cualquier ejercicio físico, es necesario que tus zapatillas sean las adecuadas. Todo el impacto que realices contra el suelo, repercute directamente en tus rodillas y tobillos, así que las Coverse que usas para ir a clase no son tu aliado. Quedan perfectas con tus jeans, pero seguro que no aguantarás con ellas si tuvieras que andar 14 kilómetros durante el día.
Quizá las rozaduras sean lo de menos, pero las lesiones aparecerán enseguida.

¿Por qué nos preocupa el uso de estas zapatillas?

Como podéis ver arriba, es muy fácil encontrar vídeos en las redes sociales de personas que enseñan sus entrenamientos en el gimnasio. Pero no solo lo cuelgan para darnos ideas fitness, sino también para anunciar ropa. Son una estrategia más de marketing, los nuevos modelos.

Aceptamos que te compres unas mallas de deporte porque te gusten cómo le quedan a la chica del vídeo, ¡pero huye de su calzado! Aunque sea muy cool entrenar en Converse, te aseguramos que a tu cuerpo no le gusta tanto. Al igual que es muy difícil (y contraproducente) entrenar en un gimnasio con una sudadera puesta, y en Instagram existen muchísimos vídeos así.

Que no entrenes realizando un ejercicio aeróbico, no significa que el calzado sea menos importante. Las grandes marcas poseen zapatillas para entrenar musculación y Crossfit. Apenas tienen amortiguación, pero es importante que sean adecuadas para mantener la postura idónea.

Y tú, ¿qué zapatillas usas para ir al gimnasio?