¿Las Crocs son buenas para tus pies?

¿Las Crocs son buenas para tus pies?

Carol Álvarez

Crocs es una de las marcas más populares y reconocibles al instante en el mundo. Su calzado está hecho de un material patentado llamado Croslite, que es liviano y suave y está diseñado para ser cómodo. Pero, ¿es la mejor opción para estar de pie muchas horas?

La marca ofrece una amplia gama de estilos de calzado, que incluyen sandalias, zuecos, chanclas, botas y zapatos. Sin embargo, sus zuecos son los más populares. De hecho, mucha gente llama a los zuecos con el nombre de “Crocs” como término genérico. No obstante, lo cierto es que los Crocs no son la elección de calzado ideal para todas las ocasiones. El material del que están hechos no es muy duradero.

Ventajas

Los Crocs han ganado popularidad como calzado esencial para el verano. Conocidos por su ligereza, agarre y resistencia a los olores, los Crocs se utilizan en una variedad de entornos, tanto profesionales como recreativos, como caminatas, jardinería y viajes rápidos al supermercado.

Ligeros y cómodos

Los Crocs son ligeros como una pluma. Usan un material patentado al que llaman Croslite, un «EVA espumable (etileno-acetato de vinilo)» que se expande en un molde.

El proceso de formación de espuma es lo que hace que los zapatos sean tan livianos, lo cual es ideal si planeas estar de pie durante un tiempo. El material innovador también los hace más cómodos.

No hay muchos que se defiendan por lo cómodos que son los Crocs. El material EVA no solo es liviano, sino que también se amolda a los pies. En un momento dado, la Asociación Médica Estadounidense de Podología los incluyó en la lista de zapatos aceptados para muchas personas que trabajan en trabajos exigentes que requieren estar de pie todo el día.

Fácil de limpiar y baratas

Debido a que son impermeables, eso también los hace fáciles de limpiar. Agua y jabón es todo lo que necesitan para mantenerse, mientras que otros zapatos requieren agentes de limpieza, cepillos y abrillantadores especiales para dejarlos como nuevos.

El Crocs Classic Clog cuesta solo 45€. Eso es aproximadamente tres veces más barato que un par de zapatillas de entrenamiento o un calzado especializado para el deporte.

crocs beneficios

Inconvenientes

Pero no todo es tan beneficioso. Los Crocs tienen muchas desventajas y contraindicaciones de su uso.

Dolor en los pies

Desafortunadamente, los Crocs no son adecuados para usar todo el día. Ofrecen un buen soporte para el arco, pero estos zapatos no aseguran adecuadamente el talón. Cuando el talón es inestable, los dedos de los pies tienden a agarrarse, lo que puede provocar tendinitis, empeoramiento de las deformidades de los dedos, problemas en las uñas, durezas y durezas.

Lo mismo puede pasar con las chanclas o cualquier zapato sin talón porque el talón no está asegurado. Las personas tienen más probabilidades de tener dolor en el pie si los zapatos se doblan en la caña. Los Crocs son ​​el símbolo de los zapatos con caña flexible, por lo que se recomienda usarlos en intervalos cortos y no para largas caminatas.

Poca transpirabilidad

Aunque los Crocs tienen pequeños agujeros en la parte superior, aún así, no son transpirables. Los cocodrilos están hechos con «Croslite», un material de resina que atrapa el calor y la humedad. Esto hace que los pies suden y huelan mal, especialmente cuando hace calor.

Esto también conduce al mal olor de los pies y a los hongos en los pies. Si no limpiamos regularmente el interior de los Crocs, es probable que tengamos una infección bacteriana como el pie de atleta.

Estabilidad y soporte insuficientes

Los Crocs tienen dificultades para proporcionar estabilidad y apoyo, lo que puede hacer que el usuario se sienta desequilibrado. El material del que están hechos los Crocs es suave y flexible, lo que hace que los zapatos sean incómodos. También carecen de soporte para el talón y el arco, lo que puede provocar dolor en el pie.

Es por eso que los Crocs no son un buen calzado para actividades atléticas o deportivas.

Suela poco fiable

La suela exterior de los crocs está hecha de un material de goma flexible que es similar a las chanclas. Esta suela exterior de goma flexible hace que caminar sobre superficies irregulares como la grava sea un desafío.

Además, esta suela exterior no proporciona un agarre fiable y puede hacer que el usuario se resbale y se caiga sobre superficies resbaladizas. La mayoría de los Crocs no son antideslizantes. Los zuecos y las chanclas son los dos únicos Crocs antideslizantes. Por otra parte, la suela de Croc se desgasta rápidamente, por lo que deberá reemplazarse con frecuencia. Sin embargo, reemplazarlos es un proceso costoso y lento. Así que, una vez que la suela se desgasta, tirarlas es la mejor opción.

¿Es bueno trabajar con Crocs?

Los Crocs son un calzado excelente porque son livianos, cómodos y fáciles de poner y quitar. También son transpirables, favorecen la circulación y tienen suficiente espacio para evitar la compresión de los dedos de los pies.

Desafortunadamente, no son ideales para el uso diario o para periodos prolongados. Los Crocs se diseñaron originalmente como zapatos náuticos impermeables con suelas antideslizantes y material espumoso. Por diseño, son una excelente opción para la playa, la piscina o el parque acuático y son ideales para uso a corto plazo. Sin embargo, la gente ahora los usa en todas partes; a veces usándolos durante todo el día, e incluso en hospitales, parques infantiles y centros comerciales.

Cuando los Crocs no se usan como fueron diseñados, ejercen una presión adicional sobre la suela y la almohadilla del talón. Un apoyo inadecuado significaría que los dedos de los pies necesitan agarrarse, lo que provocaría tendinitis o empeoraría cualquier problema preexistente. También puede desarrollar problemas como callos y durezas u otras deformidades en los dedos de los pies.

A pesar del uso incorrecto de Crocs, aún ayudan a eliminar el dolor plantar y cualquier problema en el arco. Este calzado casual hace esto apoyando el arco y amortiguando los talones. Además, también evitan la compresión de los dedos de los pies al dejar espacio para moverse cuando caminamos.

¡Sé el primero en comentar!