¿Un pulsioxímetro puede diagnosticar la COVID-19?

Los pulsioxímetros, pequeños dispositivos con clip que miden el nivel de oxígeno en la sangre, han aparecido mucho últimamente, en las noticias y las redes sociales, e incluso como ofertas relámpago en Amazon.

Descubre para qué funciona y qué dice la ciencia sobre su uso con la COVID-19.

¿Qué es un pulsioxímetro?

La oximetría de pulso mide la saturación de oxígeno de la sangre. En otras palabras, comprueba cómo de bien se envía el oxígeno a tu cuerpo.

El nivel de saturación de oxígeno es un porcentaje de la cantidad de oxígeno que transporta actualmente tu sangre en comparación con el máximo que realmente puede transportar.

Un oxímetro de pulso es un pequeño dispositivo que se sujeta en el dedo, el lóbulo de la oreja o el dedo del pie, y realiza la medición indolora con una pequeña luz infrarroja. Puede decirle a un médico si necesitas oxígeno. No recibir suficiente oxígeno en tu sistema, una condición llamada hipoxia, podría dañar a tu corazón, cerebro y otros órganos.

¿Cuál es una lectura normal del pulsioxímetro?

Una lectura normal del oxímetro de pulso (SpO2) debe ser al menos del 95 por ciento. Algunos pacientes con ciertas afecciones médicas como la EPOC puede tener niveles de oxímetro de pulso de referencia bajos, como el 90 por ciento.

Si obtienes una lectura baja para ti, es mejor que hables con un médico.

¿Son precisos?

Se cree que los oxímetros son razonablemente precisos. La mayoría de los dispositivos darán una lectura con una precisión del 2 por ciento. Así que, por ejemplo, si tu saturación de oxígeno es del 92 por ciento, puedes estar en el rango del 90 al 94 por ciento.

Sin embargo, algunas cosas pueden afectar la precisión de la lectura, como:

  • Manos frías o mala circulación
  • Esmalte de uñas o uñas artificiales.
  • Piel muy oscura
  • De fumar
  • Tener niveles de saturación de oxígeno por debajo del 80 por ciento
  • La luz brillante directamente en el oxímetro de pulso también puede afectar las lecturas.

mujer con pulsioximetro

¿Quién necesita un pulsioxímetro?

Este dispositivo es necesario para diversas situaciones:

  • Durante o después de una cirugía o sedación
  • Para comprobar si los medicamentos para los pulmones funcionan
  • Para determinar si una persona puede soportar una mayor actividad física
  • Para ver si se necesita un ventilador
  • Evaluar a una persona con apnea del sueño

También es necesario para uso doméstico para aquellos que han sufrido de:

  • Infarto de miocardio
  • Insuficiencia cardiaca
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Anemia
  • Cáncer de pulmón
  • Asma
  • Neumonía

¿Pueden diagnosticar COVID-19?

Muchas personas con COVID-19 tienen niveles bajos de oxígeno, incluso cuando se sienten bien. Así que se ha hablado de que un oxímetro de pulso podría ayudar a detectar o monitorear el virus.

COVID-19 puede causar una forma de enfermedad pulmonar que interfiere con el intercambio de gases. Puede sentirse bastante bien, pero si tomas una radiografía de tus pulmones o mides tu concentración de oxígeno, podría haber muchas más enfermedades de las que estaba experimentando.

Es por eso que los médicos comenzaron a pensar que medir la concentración de oxígeno sería útil para monitorear a las personas con COVID-19. Y un oxímetro de pulso lo permite sin que la persona esté en un hospital.

Debes registrar cuáles son las lecturas dos veces al día, y si comienzan a bajar, entonces llama al médico. Lo que se contagia no es tanto la enfermedad en sí, lo que queremos saber es si estás empezando a caer.

No obstante, un oxímetro de pulso no está diseñado para diagnosticar COVID-19. Si tienes síntomas de COVID-19 o exposición al coronavirus, tu mejor respuesta es hacerte una prueba y notificar a un médico. Si te diagnostican que eres positivo, un oxímetro de pulso puede ser útil para controlar el nivel de oxígeno en sangre y, según el número, para determinar si necesita atención médica.

Sin embargo, un nivel de oxímetro de pulso por sí solo no es suficiente para saber tu nivel de enfermedad. Por ejemplo, algunos pacientes tienen buenas lecturas del oxímetro de pulso pero se sienten muy enfermos; en cambio, hay otros que se sienten bien pero tienen niveles de oxígeno muy bajos (hipoxia feliz).

¿Cómo encontrar el mejor?

Hay un montón de opciones de compra de venta libre, por lo que puede resultar confuso cuando se trata de comprar un oxímetro de pulso.
Hay muchos tipos de oxímetros en el mercado, desde muy de básico a muy sofisticado. Algunos pueden rastrear tus datos e incluso compartirlos con tu teléfono inteligente y otros dispositivos electrónicos. También vienen a precios muy diferentes

Estas son las características básicas que debe buscar:

  • Una pantalla clara que es fácil de leer y también se puede ver en la oscuridad
  • La capacidad de leer tu pulso, lo que puede aportar datos útiles adicionales (algunos dispositivos muestran una onda de pulso, lo cual es útil para asegurar que se haya detectado tu pulso)
  • El tamaño adecuado para ti (muchos dispositivos se pueden ajustar a diferentes tamaños)