No son pocos los que deciden comprarse una pulsera fitness o un reloj que vaya controlando los pasos, los kilómetros o las calorías que gastamos al día. El mercado tecnológico alberga numerosas ofertas de distintos precios y marcas, por lo que a veces nos resulta difícil saber cuál es el perfecto para nuestras necesidades.

Hoy vamos a comparar dos relojes que parten de un mismo precio de venta: el Samsung Gear Fit2 Pro y el FitBit Alta HR.

Samsung Gear Fit2 Pro

Su pantalla es perfecta para verse tanto de día como de noche, gracias a la tecnología Super Amoled que evita que cualquier elemento externo (rayos de sol, por ejemplo) puedan dificultar su visión.
Además, podemos encontrar las correas adaptadas según tu tipo de muñeca (S, M, L). La mayoría de empresas empiezan a volcarse en esta iniciativa para que no queden demasiado sueltos o muy justos.

La memoria que tiene este reloj es de 4GB, aunque realmente para el usuario solo dejan libres 2GB. Su conectividad es destacable por poseer WiFi, GPS y Bluetooth. Sobre todo este último es fundamental para vincularlo a la perfección con nuestro smartphone.

También, cuenta con materiales resistentes al agua. Fundamental para cuando realizamos deporte y sudamos, cuando llueve o cuando simplemente te quieres meter en la ducha y no perder tiempo en quitarte el reloj. Asimismo, tiene una autonomía de unos tres días, haciendo que sea fácil dormir con él y poder controlar las horas de sueño.

FitBit Alta HR

En comparación con la pantalla del Samsung Gear, sí existen ciertos reflejos que pueden hacer difícil la visión de los datos. No es un punto en contra muy destacable, pero en el otro reloj no ocurre. Las correas de este reloj también varían dependiendo del tamaño de tu muñeca.

Contiene una memoria de 500MB, no es resistente al agua y tan solo contiene conectividad Bluetooth, por lo que lo hace bastante limitado. Es cierto que tiene una autonomía de 7 días, pero no posee ni la mitad de avances que el Samsung.

Por 150€, es más que evidente que el Samsung Gear Fit2 Pro ofrece muchísimas comodidades para un deportista. Tanto Vikika como Javier Menéndez optan con los ojos cerrados por este reloj pulsera.