Es totalmente cierto eso de que cuando descubres los auriculares de bluetooth te cambia la vida. Entrenar y ejercitarte con un cable enganchado a tu teléfono móvil o iPod es algo tan rudimentario que en ocasiones te hace empeorar tu rendimiento. Que si se te caen los auriculares, que si se te enreda el cable, que si está muy tirante y no llega a tu bolsillo… El enfado interno es tal que prefieres no escuchar música. Esto te puede ocurrir corriendo, haciendo entrenamiento de fuerza o andando por la calle.

Han sido varios auriculares los que he probado en mis entrenamientos, desde los que son rígidos (y te hacen rozaduras en el cuello) hasta los que tienen un formato más flexible. Actualmente, entreno con los auriculares bluetooth ATGOIN y me parecen una muy buena opción. Te cuento todos los detalles de este wearable deportivo.

Tecnología Bluetooth 4.1 y cancelación de ruido exterior

Su conectividad Bluetooth 4.1 hace que te despreocupes de tener que estar pendiente de cargar con tu teléfono móvil demasiado cerca para que no se desenganche del cable. Es compatible con cualquier smartphone, tablet u ordenador que posea de esta tecnología. Y no, no da problemas de conexión, ni se activa y desactiva constantemente.
La marca asegura que puede llegar hasta los 10 metros de distancia entre el dispositivo y los auriculares, es cierto. El inconveniente es que si hace viento, la señal se pierde.

Una característica que me parece destacable por encima de otros auriculares es su cancelación de ruido exterior. Es decir, en cuento te pones los auriculares, entras en un vacío y te aíslas por completo del sonido externo. Puede suponer un problema si los usas por la calle y no tienes cuidado con los vehículos, por ejemplo. También dependerá del nivel de sonido que lleves.

Batería de 8 horas de rendimiento

La mayoría de los auriculares bluetooth, con suerte, tienen unas 5 horas de autonomía; en este caso los auriculares ATGOIN llegan hasta las 8 horas de batería. Doy fe. Con tan solo 2 horas podrás tenerlos cargados en su totalidad. Por poner una pega, nunca sabes cuánta batería le queda, por lo que si apuras demasiado puedes quedarte colgado a mitad de entrenamiento.

Como ves el diseño es súper cómodo. Los tapones de siliconas se adaptan totalmente a tu oreja y permiten que estén fijos sin caerse. Ni el sudor es un problema, ni se resbalan al correr, y son totalmente resistentes al agua. Como consejo (me ha tomado cierto tiempo darme cuenta), es mejor que los enganches al cuello de tu camiseta o, incluso, al pelo. Yo suelo engancharlos en la parte de la nuca para que se mantengan sujetos en el entrenamiento.

Micrófono integrado y con control magnético

Otro punto a favor son los imanes fijos que tienen ambos auriculares en cada extremo. Son perfectos para cuando terminas en el entrenamiento y no quieres llevarlos en la mano. Con el control magnético se enganchan a tu cuello y evitas que se enreden o se pierdan.

Además, también cuentan con micrófono integrado y botones de volumen incorporados en el cable. Podrás contestar llamadas en manos libres, aunque te escucharán mejor si hablas cerca del micrófono.

¿Qué incluye el kit?

  • Auriculares Bluetooth ATGOIN
  • 3 Pares de tapones de silicona
  • 1 Pinza para enganchar a la ropa
  • 6 Pares de bandas de sujeción
  • Cable de carga USB
  • Manual del usuario
  • Bolsa de transporte

¿Puntos negativos?

Ya os digo que estoy contentísima con estos auriculares, con los que llevo varios meses. Pero es cierto que para ser perfectos me harían falta algunas de estas funciones:

  • Conocer cuánta batería le queda. Podrían crear una app que nos mantuviera informados.
  • Controlar las canciones con el mini menú de botones. Los botones tan solo sirven para encender, apagar y modificar el volumen.
  • Mejora del micrófono.
Consultar