El yoga es una disciplina muy beneficiosa a nivel físico y mental. Cada vez más personas se inician en la práctica y aseguran sentir un mayor equilibrio interno y serenidad. En el siguiente post te hablamos de algunos complementos que se emplean en dicha disciplina y que aportan más comodidad. Si estás pensando en iniciarte, seguro que te interesa conocer un poquito más acerca de esta filosofía de vida.

Para practicar yoga y disfrutar de sus beneficios, solo son imprescindibles dos cosas: el cuerpo y la mente. Y es que el yoga es capaz de aportar paz y relajación de una forma prácticamente inmediata. Sin embargo, utilizar cierto material complementario, te aportará una mayor comodidad y favorecerá la efectividad de la sesión. Debes saber que, por lo general, no requieren una inversión excesiva. Por ello, si vas a practicar yoga con frecuencia, y crees que alguno de estos te facilitaría los ejercicios, nuestra recomendación es que te informes y te hagas con ellos.

Material básico para la práctica de yoga

Esterilla

Una buena esterilla de yoga que se adapte a tus necesidades personales es fundamental. De esta manera, puedes trasladar la práctica a diferentes escenarios, y realizar diversidad de asanas, sin riesgo de hacerte daño o sentir molestias. Elegir una esterilla de yoga no te resultará complicado, simplemente intenta que su grosor sea de un término medio, alrededor de 4 mm. Más finas serán más útiles si viajas, pero tendrán menos amortiguación.

Complementos para la práctica de yoga

Bloques

Se trata de pequeños ladrillos cuyo objetivo es perfeccionar la alineación de tu cuerpo. Los puedes encontrar de espuma, corcho o madera. Permiten una mayor comodidad en las posiciones, independientemente de la flexibilidad. Si te notas muy incómodo en alguna postura, habla con tu instructor/a y pregúntale acerca de la posibilidad de incorporar un bloque de yoga en tu práctica.

Correa

Las correas de yoga permiten mejorar tu flexibilidad de forma progresiva, ayudando a mantener estáticas ciertas posiciones que pueden tener dificultad. El material con el que se fabrican suele ser nailon e, invertir en ellas, es una inversión a largo plazo ya que resultan muy resistentes.

Y para que tu sesión de yoga sea perfecta…

Manta

Es ideal disponer de una manta, especialmente para el momento de la relajación final o meditación. Durante la práctica, es probable que hayas sudado y al relajarte corres el riesgo de enfriarte. Por ello, la manta es muy solicitada en las clases. Además, dobladas, ayudan a amortiguar y pueden utilizarse en ciertas posiciones.

Cojín

Los cojines o almohadas de yoga, sirven para dotarte de un mayor confort cuando las posturas son algo exigentes. Ayudan a aliviar la tensión en diferentes partes de la musculatura. Las hay de diversas formas, colores y materiales, por lo que si buscas, darás con la que más se adecua a tus circunstancias.