Encontrarás tiza (carbonato de magnesio) en casi todos los gimnasios. Sin embargo, ha habido muy poca investigación sobre el impacto del uso de esta sustancia para mejorar el agarre mientras levantas pesas. Puede ayudarte en algunas situaciones y obstaculizarte en otras. Conocer las ventajas y desventajas de levantar tiza puede ayudar a decidir cuándo usarla sin que interfiera demasiado en el rendimiento.

Pros y ventajas de su uso

Ningún estudio disponible ha probado directamente el impacto de la tiza en el levantamiento de pesas. Sin embargo, varios estudios han proporcionado hechos relevantes para este tema.

Un artículo de enero de 2018, publicado en el International Journal of Exercise Science, puede proporcionar la mejor evidencia. Estos investigadores probaron el efecto del carbonato de magnesio en nueve sujetos que realizaban dominadas con pesas con dos posiciones diferentes de las manos. Los resultados indicaron que usar este polvo en las manos mejoró el rendimiento en aproximadamente un 16% con una empuñadura abierta y un 58% con las manos cerradas.

Otro artículo de marzo de 2015, publicado en el Journal of Advanced Mechanical Design, Systems and Manufacturing también apoya indirectamente la idea de que la tiza ayudará a mejorar el agarre durante el levantamiento de pesas. Los investigadores evaluaron a 15 sujetos y mostraron que el carbonato de magnesio aumentó la fricción de una mano enguantada deslizándose por un cilindro de acero delgado muy similar a una barra de levantamiento de pesas.

Otra línea de evidencia de apoyo proviene de la gimnasia. Los autores de un informe de enero de 2014, publicado en el Science of Gymnastics Journal, evaluaron a siete participantes e indicaron que el uso de carbonato de magnesio aumentó el agarre de los sujetos en las barras de madera de un equipo de gimnasia. Curiosamente, los autores expresaron su preocupación de que la tiza podría proporcionar demasiado agarre y causar ampollas.

Aprende a curar y prevenir los callos en las manos

¿Existen inconvenientes?

Desafortunadamente, la tiza podría disminuir el agarre en algunas situaciones. Por ejemplo, un informe de marzo de 2012, publicado en las Actas de la Institución de Ingenieros Mecánicos mostró que, para un solo participante, la tiza en polvo disminuyó la fricción de los dedos al deslizarse sobre una superficie de acero seca y pulida. Los autores de este estudio creían que, en estas condiciones, la tiza en polvo actuaba como un lubricante en lugar de una ayuda para el agarre.

Un artículo de septiembre de 2016, publicado en el Journal of Applied Biomechanics reveló otra desventaja. Aunque la mayoría de las personas cree que el sudor disminuye la fricción de las manos, tener una pequeña cantidad de humedad en realidad aumenta la fricción. La tiza podría disminuir el agarre al eliminar demasiada humedad. Aparentemente necesitas la cantidad justa de humedad para obtener el mejor agarre. Desafortunadamente, es posible que debas modificar tu tasa de transpiración utilizando un bloqueador de sudor, como la vaselina, para encontrar un equilibrio efectivo entre la adhesión y la lubricación.

¿Para qué sirve el magnesio en los entrenamientos?

¿Es seguro su uso?

La FDA considera que el carbonato de magnesio es seguro, según un informe de octubre de 2015 en el Journal of Biomaterials and Nanobiotechnology. Los autores de ese estudio tampoco encontraron evidencia de toxicidad usando un modelo animal. No existen casos conocidos de reacciones alérgicas, pero siempre existe la posibilidad de que tenga una sensibilidad química a la tiza o un aditivo. Por lo tanto, realiza una prueba aplicando solo una pequeña cantidad en las manos durante el primer uso.

No obstante, te vas a encontrar con gimnasios que tienen prohibido el uso de magnesio en polvo porque deja todo manchado y con cierta neblina en el ambiente. Aun así, hay diferentes opciones, como la tiza líquida, para evitar ese problema.