No hay duda de que usar una mascarilla puede ayudar a prevenir la transmisión del COVID-19. De hecho, cubrirse el rostro es la estrategia más eficaz para frenar la propagación del nuevo coronavirus, según un análisis de junio de 2020 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Pero, ¿pueden las pantallas protectoras faciales defenderte también del virus potencialmente mortal?

¿Deberías usar una pantalla protectora facial?

En combinación con una mascarilla, un protector facial podría proporcionar una protección adicional contra el coronavirus. Esto se debe a que los protectores faciales pueden crear una barrera adicional contra las gotas grandes, brindar protección para los ojos y minimizar la frecuencia con la que se toca la cara.

Aunque una pantalla protectora facial puede ofrecer protección adicional, debe usarse además de la mascarilla, y no una de las dos.

Llevarla (además de la máscara) puede ser especialmente útil en entornos donde el distanciamiento social es difícil. Las personas que con frecuencia tienen interacciones cara a cara con otras personas o las que trabajan en estrecha colaboración con poblaciones con una alta tasa de transmisión de COVID-19 podrían beneficiarse de usar un protector facial. En otras palabras, los trabajadores de primera línea como los profesionales de la salud, el personal de las tiendas de comestibles y los empleados del transporte público.

Según la evidencia actual, todavía no sabemos cómo de efectivos son los protectores faciales solos para reducir la propagación de la COVID-19. Aunque los escudos pueden proteger tus ojos contra la exposición al virus, aún no está claro si pueden proteger a quienes te rodean de contraer tus gérmenes.

Aunque las pantallas faciales pueden proteger contra las gotas grandes de la tos o un estornudo, no sabemos si por sí solos proporcionan una barrera eficaz contra las partículas respiratorias más pequeñas. Esencialmente, tu aerosol respiratorio aún puede escapar del escudo y, si eres portador de coronavirus, puedes infectar a otros.

¿Qué buscar al comprar una? Características claves

Si estás pensando en llevar una pantalla de protector facial a tu arsenal de protección personal, ¿cuál es la mejor para comprar? Cíñete a los escudos que cubren todo tu rostro para maximizar la protección. Tu escudo debe envolver los lados de tu cara y extenderse debajo de tu barbilla.

Además, el protector facial debe ser fácil de poner y permanecer seguro. Un buen ajuste reducirá la cantidad de ajuste de la mascarilla y de poner las manos cerca de la cara.

Para garantizar tu seguridad y evitar la contaminación accidental cuando manipulas tu pantalla protectora facial, sigue estos consejos:

  • Lávate las manos antes y después de quitarte el protector facial.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca cuando te quites el protector facial.
  • Nunca uses un protector facial desechable más de una vez y deséchalo de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Limpia y desinfecta los protectores faciales reutilizables después de cada uso.

mujer usando mascarilla y pantalla protectora facial

Cómo limpiar un protector facial reutilizable

Después de cada vez que uses una pantalla protectora facial reutilizable, deberás limpiarla.

1. Limpia con cuidado el interior del protector facial y luego el exterior con un paño limpio y detergente o una toallita desinfectante.
2. Limpia el exterior de tu protector facial con agua o alcohol para eliminar los residuos.
3. Deja que tu protector facial se seque completamente al aire o dé golpecitos con toallas de papel limpias.
4. Lávate las manos con agua y jabón durante 20 segundos.