Siempre es buen momento para engancharse al running, pero al mismo tiempo siempre salen las dudas acerca del equipamiento a usar para comenzar a rodar. Lo único cierto es que no hay por qué afrontar un desembolso muy grande de dinero para tener un kit de inicio acertado, al mismo tiempo que todo dependerá de tu comodidad y pareceres. Dejar a un lado la camiseta de publicidad y las zapatillas antiguas no es nada difícil. ¡Atentos!

Las zapatillas, sagradas

Si algo es clave en el mundo del running será el calzado. Y es que las zapatillas son las principales encargadas de absorber el impacto de nuestra zancada, evitar sobrecargas y proteger partes delicadas de nuestro cuerpo como la planta del pie y el tobillo. Por ello en unas zapatillas no debemos escatimar.

Sabiendo primeramente qué tipo de pisada tienes (pronador, supinador o neutro), el resto será adecuarte a tu presupuesto y gustos. En la actualidad, gracias a una enorme variedad de marcas y modelos, podrás elegir entre zapatillas amortiguadas (la clásicas de siempre) o minimalistas (más parecidas a zapatillas de atletismo).

Nuestro consejo es que comiences con unas amortiguadas clásicas, de pisada adecuada a tu pie y que no supongan un gran desembolso. En torno a los ochenta euros puedes encontrar unas zapatillas que serán tu prueba. No gastes mucho, y quémalas a entrenar. Si en un año están destrozadas, entonces sí, esto del running te ha enganchado y merece la pena comprarte unas zapatillas top.

Zapatilla clásica running

Huye de la ropa promocional

Esta nos la sabemos todos. Empezamos a correr, y agarras la primera camiseta de publicidad que tienes por casa. De algodón e incluso un poco gruesa, en cuanto rompes a sudar la camiseta parece una armadura de lo que pesa, al mismo tiempo que no transpira absolutamente nada.

Lo que cogías para ir cómodo se ha convertido en un hándicap en tu carrera. Por ello, no escatimes en comprar camisetas transpirables, de materiales como el poliéster. No son baratas, desde luego, pero desde los 10 euros podrás encontrar camisetas técnicas para correr y empezar a hacer tu ejercicio.

Otro consejo: entrena pensando en carreras populares y similares. Allí, por participar tendrás tu camiseta técnica. No solo te llevarás la gran alegría de ser finisher, sino que además tendrás una camiseta más por la patilla.

¿Una pulsera cuantificadora?

Hace unos años pensar en probar el running y hacerte con un reloj o pulsera cuantificadora hubiera sido un error total debido a su coste, sin embargo ahora te puede costar más barato que una camiseta.

Pudiendo acceder a una pulsera aceptable por unos veinte euros, nuestro consejo es que vayas a por ella de cabeza. Poder llevar contabilizado tu tiempo de rodaje diario hará que cada día de entreno sea un nuevo reto, y que además te motives más que yendo a correr simplemente.

Acude a Amazon o incluso a alguna tienda china online, y mira opiniones sobre pulseras. Tampoco debes tener muchas expectativas, con que te mida las tiradas es suficiente. Ya que haces la inversión, no sería mala idea acompañarlo de unos auriculares bluetooth, ya que el ejercicio con música es mucho más. Prueba a correr sin cables y con tu música favorita, será otra cosa completamente.