Saltar a la comba es una de las actividades más dinámicas y completas de cardio que podemos practicar. Y es que existen tantos tipos y variantes de saltos que, seguro, nunca llegaremos a aburrirnos. Plantear nuevos retos y entrenar hasta lograr la técnica, resulta muy motivador y entretenido.

Además, la facilidad para transportar la cuerda, nos permite practicar este ejercicio donde más nos guste, sin necesidad de un acondicionamiento específico. No obstante, del mismo modo que existen cientos de saltos distintos, también tenemos la opción de elegir entre distintos tipos de comba, según nuestras necesidades.

Tipos de comba

Combas de competición

Este tipo de comba, es uno de los más solicitados en el mundo del fitness y, actualmente, en la práctica del crossfit. ¿La razón? La posibilidad de alcanzar una gran velocidad y su efectividad a la hora de lograr dominar los saltos dobles. Dentro de las combas de competición de velocidad, se pueden encontrar distintas medidas en el grosor de la cuerda. De este modo, un principiante debería empezar con un grosor superior.

Comba de tejido

Éstas son las más tradicionales y las que, con total seguridad, han estado en manos de casi todos. La calidad de estas cuerdas no es muy elevada, por lo que no nos será de mucha utilidad en determinados entrenamientos. Sin embargo, si quieres iniciarte en el mundo del salto, puedes empezar tu rodaje con una comba de este tipo. Suelen tener los mangos de plástico y la cuerda bastante gruesa. Conforme veas tus avances, te irás sintiendo animado como para elegir tu próxima adquisición.

Comba lastrada

Este tipo de combas, buscan añadir una mayor intensidad y potencia a tus entrenamientos. Se pueden lastrar tanto en los mangos, como en la propia cuerda. Añadiendo peso, complementarás el ejercicio y notarás una progresión mayor en tu técnica.

Obviamente, no están recomendadas en entrenamientos que se basen en saltos dobles. De este modo, las cuerdas lastradas no suelen ser habituales en la práctica, por ejemplo, de crossfit.

Comba de plástico

Son las más utilizadas. Digamos que son las combas estándar. Son muy recomendadas para principiantes, pero no ofrecen una gran ventaja a la hora de darle velocidad ni fuerza al entrenamiento. Los saltos dobles se dificultan por lo que no abundan en deportes como boxeo o crossfit.

Si ya has elegido el tipo de comba adecuado para ti, es el momento de que practiques. Seas principiante, o un saltador experimentado, seguro que puedes descubrir nuevos saltos pinchando en el siguiente enlace: https://lifestyle.fit/entrenamiento/fitness/salto-comba-tipos