La gran mayoría de los entrenamientos y competiciones se realizan de día y en ocasiones llega a ser necesario el uso de gafas de sol para evitar molestias en los ojos. ¿Te ha pasado que llevas unas que se te resbalan constantemente? ¿O que no aportan mucha seguridad a tu vista?

Nosotros te vamos a contar qué características deben cumplir tus gafas para que sean perfectas para prácticas deportivas.

Características claves para unas buenas gafas de sol

Olvídate de ponerte las mismas gafas de sol que tienes en tu día a día para entrenar; acabarán estorbándote y no te dejarán entrenar con tranquilidad. Lógicamente, dependiendo del deporte que practiquemos, necesitaremos unas gafas más especiales que otras, pero en general estos consejos deberías tenerlos en cuenta.

Elige bien tu montura

Procura que sean poco pesadas y cómodas. Es interesante que el frente de la montura debe estar hecho de un material plástico, resistente a posibles impactos que recibamos.

En cuanto a las patillas o varillas, lo recomendable es que sean de goma moldeables. Esto hace que queden lo más ajustadas posible a nuestras orejas y nos brindaran una mejor sujeción. En algunos deportes (contacto o running) es positivo incluir una goma por detrás de la cabeza para tener mejor agarre y que no se caigan.

Fíjate en que tengan curvatura o sean envolventes para conseguir también una protección de los rayos UV lateral y evitar que te entren cosas en los ojos (polvo o insectos). En caso de ser alérgico, el uso de este tipo de gafas es bastante conveniente.
Si quieres evitar que tus gafas se empañen con el sudor, te recomendamos que uses unas con puente nasal regulable.

Presta atención a las lentes

Tanto si necesitas lentes graduadas como si no, la elección de los cristales también debe ser cuidadosa. El uso de cristales fotocromáticos son una opción bastante competente en varios deportes; se consiguen adaptar a la cantidad de luz y condiciones atmosféricas de cada sitio y momento. Puedes elegir elegir distintos niveles de oscurecimiento en función del deporte y los puedes combinar con filtros de sol o polarizados.

Las gafas polarizadas son también buena opción pero no siempre es la mejor alternativa. Asimismo, ten en cuenta que en algunas ocasiones puede ser difícil visualizar la pantalla del móvil u otros dispositivos digitales (exceptuando las gafas polarizadas de muy buena calidad).

Por último, el antirreflejante (tratamiento que se aplica a todo modelo de lentes). Es cierto que mejora la calidad de visión, pero ten claro que no te protege de los rayos del sol. Lo ideal es que lo tengan integrado por la parte interna y en las gafas de deporte es cada ve más común.

¿Cómo cuidar tus gafas de deporte?

Ya que inviertes dinero en unas buenas gafas deportivas aprende a cuidarlas muy bien. Como cualquier accesorio deportivo es importante que las mantengas limpias para tener una buena visión. Sí, sabemos que son propensas a rayarse fácilmente y por eso debes tener el doble de cuidado que si fueran unas normales.

Para que sigan cumpliendo su función a la perfección, póntelas correctamente y evita que den de sí.