En natación es una buena idea usar accesorios que nos ayuden a mejorar la técnica del nado y fortalezcan nuestro cuerpo sin sobrecargar ni pecar en usar malas posturas. El pullkick es un complemento que fusiona el diseño del pullboy con la tabla de natación, aunque para estos ejercicios que te proponemos puedes apoyarte con el material que dispongan en tu piscina.

El Pullkick es el material ideal para nadadores con experiencia que quieran trabajar la alineación del cuerpo y fortalecer el core. A diferencia del Pullboy, este accesorio es de un tamaño menor, tiene un agarre hidrodinámico para aumentar el equilibrio en el core y ejerce una menor flotación para hacer el entrenamiento más intenso.

Partiendo de que es un material pensado en deportistas que conocen las técnicas de nado y tienen experiencia, te enseñamos 3 maneras de entrenar con Pullkick.

Espalda doble

Agarra el Pullkick con las piernas y, si te ves capaz, usa paletas en las manos. Las piernas tienen que moverse suavemente, aunque tengas el accesorio sujeto entre ellas. Empieza con los brazos en los costados y después lleva ambos hacia arriba en fase de recobro. Extiende las manos en el agua tanto como puedas, así te impulsarás hasta volver a tenerlas en el costado de nuevo.

Vigila la alineación. Con este ejercicio mejorarás el agarre y aumentar el impulso del agua para empujarte. Las palas se usan en este ejercicio para incrementar la tracción del empuje.

Brazas con patada de mariposa

Si buscas mejorar el movimiento de tu cadera en el estilo a brazas, debes realizar este ejercicio sí o sí. En esta ocasión, el Pullkick también se usa a modo de pullbuoy. Comienza nadando a brazas y realiza una patada descendente cuando realizas el empuje. Luego, sumerge la cabeza en la fase de recobro y eleva la cadera para terminar con patada de mariposa.

Tienes que estirar los brazos todo lo que puedas en cada brazada y respirar cada dos o tres ciclos con los brazos para no perder el ritmo.

Estilo libre a un brazo

Si quieres mejorar la técnica de nado, el crol a un brazo es lo que necesitas. El Pullkick actúa en esta ocasión como una tabla de natación.

Aguanta el pullkick con las dos manos y prueba a tener el cuerpo totalmente alineado. Agárralo con una mano y empuja, cuando la tengas debajo del hombreo respira. Una vez completado el agarre, el empuje y que el brazo esté en línea con tu cuerpo, detente.

Ahora realiza la fase de recobro, apuntando con el hombro hacia el techo y repite de nuevo todo el ciclo.