Hace no mucho acudí a mi primera ruta de senderismo (sin hacer trampas). Es cierto que tenía muchos prejuicios sobre el senderismo: ¿es una actividad para la tercera edad? ¿me aburriré? ¿estaré sola en medio del monte? La respuesta todas tus preguntas es “no”. El senderismo no es solamente andar dando un paseo en un terreno llano. Dependiendo de la ruta (y del nivel), tendrás senderos más complicados y hasta podrás escalar algunas piedras.

Es una actividad totalmente recomendable, tanto por el ejercicio físico como por el contacto directo con la naturaleza. Lógicamente, si optamos por una ruta de alto nivel, te será complicada de terminar; pero si eliges una acorde a tu capacidad, podrás hacerla sin problemas. Lo que sí debes tener en cuenta es que tienes que ir correctamente equipado para disfrutar totalmente.

¿Qué te hace falta para hacer una ruta de senderismo?

Supongamos que vas a hacer una ruta fácil o de dificultad media. En este caso deberás llevar lo necesario dependiendo de la meteorología, la duración y la distancia.

El calzado

Al igual que no irías a patinar sobre hielo con mocasines, en el caso del senderismo no será suficiente con unas zapatillas cualesquiera. Mi recomendación es que dejes a un lado las zapatillas del gimnasio o de running, y te hagas con unas de trail (con tacos) o botas de montaña. Dependiendo de la estación del año, las hojas en el suelo, la humedad y la lluvia pueden hacer que el terreno esté resbaladizo a una suela sin buen agarre.
Otro consejo que te doy es que te los agarres bien al tobillo. Las piedras del camino o una mala pisada pueden hacer que te caigas o te lesiones. Asimismo, los calcetines adecuados también te harán evitar rozaduras o ampollas. Por supuesto, ¡no estrenes nada ese día! Lleva contigo material que hayas probado días antes.

La vestimenta

Todo dependerá del clima al que te enfrentes, pero debes tener en cuenta que en medio de la montaña todo se potencia más (el sol es más abrasivo y la niebla más densa). Para combatir el frío en invierno, te recomendamos prendas que sigan la Teoría de las tres capas. En cambio, en verano nunca se aconseja hacer las rutas sin camiseta o en tirantas. Ten en cuenta que el roce la mochila sobre la piel y la directa exposición solar puede hacerte quemaduras importantes.

Si tienes la mala suerte de que hace niebla, humedad o llueve ligeramente, te recomiendo un impermeable y un cortavientos, pero nada de paraguas. Cualquier elemento que tengas en las manos te impedirá apoyarte en caso de caerte.

Mochila

En tiendas de deporte venden mochilas especiales para realizar senderismo. Si vas a hacer una ruta de menos de un día, una mochila con capacidad de 10L será suficiente. En ella necesitarás meter:

  • Cantimplora o botella de agua
  • Gafas de sol (aunque el día esté nublado)
  • Gorra
  • Mapa de la ruta
  • Teléfono móvil cargado para avisar en caso de emergencia. Incluso, puedes llevarte una batería portátil.
  • Crema de protección solar
  • Botiquín para pequeñas lesiones (tiritas, pañuelos, vendas)
  • Bolsa de plástico para meter cualquier deshecho

Comida e hidratación

Vas a pasar unas horas andando, así que necesitarás comida para recuperar energía y agua para hidratarte. Mi consejo es que lleves un bocadillo saludable, fruta y frutos secos. Los alimentos con un alto aporte nutricional te ayudarán a mantenerte saciado y sin síntomas de cansancio.