Cuando vamos al gimnasio por primera vez, nos sentimos algo inseguros. Repasamos cincuenta veces la mochila, nos aseguramos de llevar toalla, y agua, y le damos muchas vueltas a la ropa mientras nos miramos en el espejo. Y es que elegir el outfit perfecto, especialmente en principiantes, es un verdadero rompecabezas. Presta atención a los siguientes consejos para elegir la ropa adecuada.

Si acabas de iniciarte en el mundo del gimnasio y las salas deportivas, es probable que te preguntes qué debes ponerte para ir acorde con la situación. Seguramente todavía no te manejes bien entre tanta máquina y te sientas como un conejillo en una jungla. La ropa que te pones para entrenar, tiene mucho que ver con la motivación que se despierta en ti frente al ejercicio físico. De esta forma, si te sientes seguro, te gusta lo que ves en el espejo y, además, vas cómodo, tendrás un mejor entrenamiento. Si el tema de llevar la ropa adecuada al gimnasio te provoca dolores de cabeza, cálmate y sigue las instrucciones que te damos a continuación. ¡No hay posibilidad de error!

Tips para escoger la ropa adecuada para ir a entrenar

Comodidad

El primer tip que debes tener en cuenta, el primordial y básico, es la comodidad. Por encima de la estética, la comodidad determina la calidad de tu entrenamiento. Si vas muy guapo o guapa, pero la camiseta es demasiado ceñida, el tiro del pantalón muy bajo o las zapatillas te quedan pequeñas, de poco sirve. Comodidad y estética no deben estar reñidas.

Mallas ajustadas

El motivo de llevar las mallas ajustadas es aportar una dosis elevada de comodidad. Siendo el tejido fino y permaneciendo adheridas a la piel, resulta muy práctico realizar movimientos como si de tu propia piel se tratara. Aunque puedas verte más favorecida con pantalones más anchos, te acabarás acostumbrando a las mallas. Una vez te habitúes, serás incapaz de entrenar con otra cosa. Igualmente en el caso de los hombres. Es cierto que suelen utilizar pantalón corto con más frecuencia que las mujeres, y la comodidad también es elevada; sin embargo cada vez es más frecuente las mallas en hombres.  

Tejidos transpirables

Las prendas deben ser de tejidos finos y transpirables. Al gimnasio se va a sudar y la ropa adecuada es aquella que te permita cumplir con tu entrenamiento de la forma más efectiva y práctica; dejando también un porcentaje a la estética, por supuesto.

Colores y estampados

Aunque esto no tiene que ver con el plano práctico, es probable que sientas que ciertos colores o estampados te favorecen. Si es así, ¡adelante! Deja salir tu creatividad y gústate mucho a ti mismo.

Zapatillas adecuadas

Como hemos mencionado anteriormente, de nada sirven unas zapatillas muy bonitas si no te permiten realizar cada actividad con precisión. Del mismo modo, no utilices unas zapatillas que no sean deportivas. Si tienes dudas, acude a una tienda y pregunta a un profesional qué calzado te conviene en función de tu actividad y frecuencia.