Para suerte de muchos, el verano ha terminado. Comienzan los días de lluvia y temperaturas frescas, aunque no necesariamente tiene que llevarnos a quedarnos en casa viendo una película y tapados con una manta. Se puede seguir haciendo ejercicio físico. Es agua, no ácido. Y, como todavía estamos a las puertas de que llegue este tipo de tiempo, es el mejor momento para invertir en una buena chaqueta impermeable. Esta prenda puede servir para ir a trabajar, para ir al gimnasio o para entrenar al aire libre. Es imprescindible que sea ligera y transpirable, ya que en otoño y primavera las temperaturas varían bastante a lo largo del día.

Independientemente de si te vas de excursión o simplemente vas a sacar al perro a dar un paseo por el parque, este tipo de chaquetas técnicas protectoras y fáciles de guardar te mantienen seco ante el peor clima. La mayoría de las chaquetas impermeables son ligeras y pueden guardarse en cualquier mochila cuando no las estés usando. Después, en cuanto comience a llover y hacer frío, cabe la opción de ponerte un jersey y añadir tu chaqueta impermeable para proteger tu ropa.

Lo normal es que se sequen rápidamente, por lo que no tardará mucho eliminar el agua antes de poder doblarla y meterla seca en tu mochila. Por lo tanto, las mejores chaquetas impermeables deben mantenerte seco cuando llueve, aunque sean lo suficientemente transpirables como para mantenerte fresco y sin la sensación pegajosidad cuando estás entrenando al aire libre.
No obstante, es cierto que no todas se adaptan a todo tipo de momento. De hecho, los existen diferentes tipos de chaquetas que satisfacen diferentes necesidades. Algunas de ellas son mucho más ligeras que otras, algunas son más transpirables y otras son más impermeables (como las de Gore-Tex).

Consejos para elegir la chaqueta que mejor se adapte a ti

Comprar una buena chaqueta que resista la exigencia de un día de lluvia no es tan sencillo como parece. En primer lugar, debes familiarizarte con algunos términos técnicos como Gore-Tex y Polartec; y, después, debe saber para qué vas a usar tu impermeable (además de mantenerse seco, evidentemente).

Por ejemplo, si te estás aventurando en una montaña cuesta arriba, echa un vistazo a la chaqueta impermeable especial para montaña y lleva un calzado especial para este tipo de terreno. Además, es importante que tengas en cuenta la opción de colores brillantes para que aumente tu visibilidad. Si estás corriendo por un sendero, sería conveniente que llevases una zapatillas de trail running y una chaqueta ideal para corredores.
En cambio, si realmente la quieres para viajar, ir al trabajo o pasear, querrás una chaqueta impermeable que se pueda adaptar a todo tipo de momentos.

Si solo pudiéramos elegir una…

Imagen relacionada

Decíamos antes que una buena chaqueta impermeable te protegerá de la lluvia y el viento, pero también debe ser lo suficientemente ligera como para que no sientas que estás asándote como los pollos. En un mundo ideal, la chaqueta será cómoda y lucirá elegante, pudiendo combinarse con tu ropa diario y con tu ropa técnica.

Bajo esa premisa nos encontramos con una grande, la North Face Apex Flex GTX 2.0. Posiblemente sea la mejor chaqueta impermeable en general porque incluye todas esas cosas. Sabemos que hay chaquetas más ligeras, que podrían ser una mejor opción para usar durante las lluvias imprevistas en pleno verano, pero la Arc’teryx Zeta AR Jacket es una brillante todoterreno para la mayoría del año.