Has decidido al fin apuntarte al gimnasio y estás dispuesto a lograr tus objetivos. Te has elaborado un horario perfecto, que podrás compaginar, y con el que trabajarás cada día de una forma súper completa. Tienes la motivación a mil y sabes que esta vez no fallarás. ¿Ya has pensado cómo vestirte en tu primera actividad colectiva?

Llevar la ropa adecuada al gimnasio es muy importante para que el ejercicio sea efectivo y, además, puedas realizarlo con comodidad. Por ello, más allá de la estética, es una cuestión práctica. Si vas al gimnasio y estás más pendiente de tu ropa que de tu entrenamiento, no estarás cumpliendo con el propósito de la rutina: dar lo mejor de ti y lograr los objetivos que pretendes.

¿Es importante vestirte de una forma determinada en tu clase colectiva?

Cuando hablamos de cómo deberías vestirte para tu primera clase, no hablamos de qué ropa elegir para ser el más guapo o la más guapa. Por supuesto, debes sentirte bien contigo mismo y estar a gusto con la imagen que el espejo te devuelve; pero, por encima de eso, está tu comodidad y salud. Utilizar ropa transpirable que te permita entrenar más libre y no estar todo el rato con la ropa empapada de sudor, por ejemplo, es el primer consejo.

Consejos para elegir la ropa en tu primer día de clase

Por otro lado, en función del tipo de actividad que realices, deberás elegir un tipo de prendas u otro. Por ello, lo primero que debes tener presente, es qué tipo de ejercicio vas a realizar; y con qué clase de ropa te sentirás más a gusto. Por norma general, lo ideal es llevar prendas ceñidas, que te permitan una mayor libertad de movimiento de una forma eficiente y cómoda. Que la camiseta no esté suelta y suba y baje a su antojo; o que el tiro del pantalón sea demasiado bajo y estés preocupado por adaptarlo a cada rato, es importante.

Unas zapatillas cómodas y apropiadas para hacer deporte son imprescindibles, sea cual sea tu actividad; a excepción de las sesiones de pilates o yoga, en las que tendrás que descalzarte.

Algunas actividades colectivas permiten una ropa más holgada, como zumba, pilates o yoga. No obstante, nos sigue pareciendo más cómodo llevar las prendas ajustadas. También te servirá para ir viendo los cambios que se dan en tu cuerpo y motivarte.

En conclusión, debes llevar ropa deportiva cómoda, apropiada para la actividad en cuestión. Aunque, unas mallas ajustadas, y camiseta de tirantes ceñida, top de media sujeción y deportivas cómodas, en el caso de las mujeres; y un pantalón deportivo o malla, camiseta ceñida transpirable y deportivas, en el caso de los hombres, es ideal.