A pesar de que estamos en plena época de querer el mejor termómetro y geles desinfectates, hay muchas razones por las que es posible que desees utilizar termómetros digitales normalmente. Estos van desde el seguimiento de la temperatura de tu cuerpo cuando tienes fiebre hasta el control de la temperatura de la habitación de tu bebé o incluso para darte una indicación de si puedes estar cerca de la ovulación. En nuestra guía de los mejores termómetros, cubrimos una gama de dispositivos para adaptarse a todos estos escenarios y más.

Si un ser querido no se encuentra bien, el seguimiento preciso de su temperatura podría marcar la diferencia entre acostarse con una manta frente a un televisor durante el día o llamar a tu médico de cabecera. Y con la última generación de termómetros inteligentes y termómetros sin contacto, puedes obtener lecturas rápidas de temperatura sin tener que realizar una medición interna.

Los modelos más inteligentes mantienen automáticamente un registro de las diferentes lecturas de temperatura de una persona. Puede usar los datos para detectar cualquier patrón que pueda surgir durante un período específico de tiempo y luego compartirlo con tu médico de cabecera si es necesario.

Por supuesto, también hay otros tipos de termómetros, como los termómetros de ambiente. Seguro que has visto que estos se usan con frecuencia en guarderías donde los padres quieren una manera fácil de asegurarse de que la habitación no esté demasiado caliente ni demasiado fría para su bebé.

Hablando de los más pequeños, hay toneladas de termómetros para bebés en el mercado, que van desde termómetros para la frente hasta termómetros internos y sin contacto, lo que te da muchas opciones por un lado, pero también puede hacer que comprar un termómetro sea un poco confuso.

¿Cómo elegir el mejor para ti?

Los médicos de cabecera utilizan principalmente termómetros para los oídos para medir tu temperatura, y si te inclinas por ellos, toma algunos filtros adicionales para mantener tus lecturas higiénicas y sin cera. Encontrarás algunas buenas opciones para este tipo de dispositivo en nuestra lista de mejores termómetros.

Ah, y es posible que necesites dos tipos diferentes de termómetro: por ejemplo, el seguimiento de la ovulación requiere una medición interna (generalmente tomada debajo de la lengua), pero tomar la temperatura de un bebé o un niño es mucho más fácil con un termómetro sin contacto (y mucho menos aterrador para ellos).

La higiene es muy importante si optas por un termómetro interno; estos son flexibles y mucho más cómodos que antes, pero asegúrate de limpiar el tuyo con una toallita con alcohol después de usarlo.

Top de los 6 mejores termómetros digitales

Braun ThermoScan 7

No es divertido tomar la temperatura de alguien seis o siete veces seguidas para calcular una media, pero eso es algo que exigen algunos termómetros: ¿cómo sabes que has medido en el punto correcto o si has activado el termómetro correctamente?

El Thermoscan 7 de Braun es nuestra mejor elección y también es la oferta insignia de Braun. Este lector de oídos no solo es extremadamente preciso, sino que incluye una guía incorporada para asegurarse de que estás apuntando tu sensor al punto exacto del oído interno para obtener una buena lectura la primera vez.

Incluso precalienta la punta del oído para garantizar que no sea demasiado incómodo y mantiene un registro de las últimas nueve lecturas de temperatura.

Braun NTF3000WE

El uso de un termómetro puede ser bastante invasivo, especialmente para aquellos que no saben realmente por qué estás tratando de meter algo en el oído, la axila, la boca o algo peor. Además, si estás tratando de controlar la temperatura de un bebé enfermo, lo último que deseas hacer es despertarlo de una siesta reparadora.

El versátil termómetro infrarrojo de Braun se silencia con un interruptor físico y puede obtener una lectura de 2 cm de distancia, aunque es posible que desees optar por una lectura táctil tomada en la frente. También es capaz de medir la temperatura del líquido, por lo que puede verificar si ese baño (o esa papilla) está demasiado caliente.

Sin duda, el mejor termómetro para bebés y niños.

Femometer Vinca Termómetro Basal

El seguimiento de la ovulación con un termómetro regular no es fácil ni preciso. Para hacer el trabajo correctamente, necesitas un termómetro de cuerpo basal, uno diseñado para tomar la temperatura interna con la mayor precisión posible y la capacidad de rastrear los cambios en su temperatura con el tiempo.

Colocado debajo de la lengua a primera hora de la mañana, el Femometer discreto y compacto deriva tus resultados (que están dentro de 0.1ºF) automáticamente a tu aplicación, y dibuja una tabla para mostrar cuándo está ovulando. Nuestra elección del mejor termómetro para rastrear la ovulación lleva unos minutos hacer una lectura, pero es fácil de usar y proporciona información útil sobre el ciclo mensual.

Miniland Thermokit

Tomar la temperatura de un bebé requiere una cierta combinación de astucia y habilidad, y el kit inteligente de Miniland te ofrece tres opciones en un paquete.

Existe el termómetro corporal más tradicional, que puede ser el más difícil de emplear; tiene, por lo menos, una punta flexible, y si tu pequeño no es demasiado cosquilleante, puede usarse en la axila. Potencialmente más efectivo (si se puede convencer al bebé de que lo use) es el termómetro para chupete, una ventosa de extremo blando ofrece una aproximación sólida de su temperatura interna.

Incluso, el termómetro atmosférico con forma de búho, que es igualmente hábil para mostrar la temperatura de la habitación cuando se está colgando en un baño para asegurarte de que sea correcto.

iProvèn 2020

Si bien hay mucho que decir sobre un termómetro para el oído o la frente, a veces tu médico puede recomendarte que midas la temperatura en otros lugares. El termómetro DTR-1221BG de punta flexible de iProven es adecuado tanto para uso oral como rectal, puede cambiar entre Fahrenheit y Celcius dependiendo de tu escala preferida, y hace el trabajo en 10 segundos.

No tiene luz, por lo que es difícil de leer en la oscuridad.

Tommee Tippee GRO

Cuando tienes un pequeño en casa, incluso si actualmente no está malito, es importante asegurarse de que las condiciones sean las correctas por la noche. Lo meterás en la cama, te asegurarás de que tenga su peluche favorito y echarás un vistazo rápido al GroEgg para asegurarte de que la temperatura esté dentro de un margen seguro y cómodo.

Lo mejor para los nuevos padres con ojos cansados es que ni siquiera necesita concentrarse en los números. La codificación de colores en el Groegg, que también funciona como una luz nocturna regulable, te brinda esa información al instante. El azul es demasiado frío, un rojo enojado es demasiado caliente y un naranja cálido es perfecto.