La falta de tiempo, no ser el mejor amigo de un gimnasio o tener poco dinero puede llevarte a querer ejercitarte en casa, aunque esto requiere de un equipamiento mínimo para poder cumplir expectativas y hacer verdaderamente un ejercicio provechoso. Por ello, a continuación enumeramos una serie de objetos clave para poder entrenar en casa y estar en forma sin salir de tu hogar.

Primero, un objetivo

Si algo suele pasar muchas veces es que habilitar una habitación en casa para hacer ejercicio no está ligado con acabar haciéndolo con constancia. Muchas son las casas que acaban con una bicicleta elíptica en el trastero o con una cinta para correr en Wallapop, y ante esto, lo principal es ponerse una meta.

Con un objetivo (ya sea reducción de peso o tonificación muscular) y un tiempo determinado para cumplirlo, podemos entrenar en casa sin ningún problema. La amplia ayuda que ofrece internet y plataformas como YouTube, o un sinfín de aplicaciones para smartphone, te permitirán tener una rutina de entrenamiento sin necesidad de ir a un gimnasio. Pero claro, hay que cumplirla.

Material recomendado

Dos mancuernas de dos kilos

A la hora de recomendar material para poder ejercitarse de manera activa en casa, primero apostaremos por la economía. No hay que gastar una gran cantidad de dinero para hacerse con un buen kit para entrenar en casa. Por ello, dejaremos lo más caro para el final.

  • Colchoneta: Una esterilla en la que quepas bien y que sea de cierto grosor, te permitirá amortiguar el impacto en algunos ejercicios. Clave para rutinas de yoga o pilates, en otras actividades como series de abdominales evitará encontrarte directamente con el suelo.
  • Comba: La cuerda para saltar es otro de los elementos que permite el cardio en casa, consiguiendo sudar en un espacio reducido. Plantearte una rutina de saltos permitirá ejercitar el tren superior e inferior de manera eficiente. Eso sí, mejor que aprendas antes. No todo el mundo sabe saltar a la comba y no queremos una caída inesperada. Actualmente encontraremos en el mercado hasta combas electrónicas que cuentan nuestros saltos.
  • Cronómetro: En casa no tendrás un semáforo como en la mayoría de los gimnasios que mide el tiempo de las series, ni tampoco un entrenador para estar encima tuya. Por eso el dueño del tiempo eres tú, y con el móvil es suficiente. Eso sí, recomendamos mejor un cronómetro al uso. Evitará distracciones con el móvil, muy frecuentes.
  • Pelota suiza: Los americanos le llaman fitball. Gracias a la pelota suiza, conseguiremos crear inestabilidad para algunos ejercicios, y ser la perfecta estabilidad para otros. Series de flexiones o abdominales se ven muy favorecidas por su uso, y ni es caro ni muy voluminoso.
  • Banda elástica: Será clave para hacer ejercicios de fuerza y resistencia, que no son fáciles de realizar en un entorno cerrado como el de casa. Siendo probablemente el elemento más barato de todo este equipamiento, será muy versátil para ejercitar brazos, y también para los estiramientos previos y posteriores al ejercicio.
  • Mancuernas: Sabemos que hacerse con un equipo completo de mancuernas y pesas es muy costoso, pero siempre se puede jugar con la imaginación. Contar con unas básicas de unos 10kg no está mal, y luego jugar con botellas de agua o mochillas llenas como sobrepeso puede servir, sin coste alguno.
  • Escalón de step: Muy clásico para ejercicios aeróbicos de sudoración, y permite hacer saltos de manera sencilla. Piernas y glúteos serán los grandes beneficiados de este objeto, aunque recomendamos pensar anteriormente si lo vamos a usar. En este caso sí supone un buen gasto, y si no se le va a dar mucho uso puede ser prescindible.
  • Rodillo de espuma: Útil para el post-entrenamiento, ya que permitirá masajear zonas a las que no podemos llegar. Es un complemento para aliviar dolor muscular, y se agradece.
  • Cinta de correr: Dejamos para el final la gran inversión. Permite el ejercicio aeróbico al máximo desempeño en casa, y las hay desde las más sencillas a algunas con pantallas táctiles y Bluetooth. Sin embargo, vemos que salvo que te la puedas permitir es prescindible, ya que para hacer tiradas el parque siempre está ahí y es gratis.