¿Cómo limpiar el moho de la cafetera?

¿Cómo limpiar el moho de la cafetera?

Carol Álvarez

Existe una tendencia abrumadora a suponer que una mala taza de café es el resultado de un mal lote de granos de café tostados o de una cafetera que funciona muy mal. Lo cierto es que el horrible sabor es probablemente una indicación de que la cafetera está albergando moho en alguna de sus partes.

El primer signo de moho en la cafetera es que la bebida tiene un sabor amargo. Pero hay una preocupación mucho mayor que su regusto sea desagradable al paladar. Los bebedores de café deberían tener especial cuidado porque existen riesgos para la salud asociados con la ingestión de las esporas de moho que se vierten junto con el café de una máquina sucia.

Causas de su aparición

Algunos sistemas de preparación de café utilizan carbón activado para la filtración de agua incorporada. Son excelentes para eliminar sólidos como minerales y productos químicos, pero no erradican los organismos nocivos. El agua caliente no aniquilará por completo los gérmenes a menos que se mantenga en el punto de ebullición durante un mínimo de sesenta segundos. Y, por normal general, las cafeteras no alcanzan esta temperatura.

Las máquinas tipo Nespresso de una sola porción tampoco son inmunes a los microbios. Dependiendo de la rapidez con la que pase por las cápsulas de café, el agua podría permanecer estancada durante días en el depósito antes de su uso. Los expertos sugieren tirar el agua no utilizada al final de cada día y dejar que el recipiente se seque por completo.

Ten en cuenta que incluso si no puedes ver ningún moho visible, podría estar escondido dentro de la cafetera, particularmente en el depósito de agua. Las cafeteras son un entorno ideal para que las bacterias y el moho crezcan en grandes cantidades. Los gérmenes y el moho crecen en lugares húmedos y oscuros y la olla en la que se elabora está siempre húmeda. El polen y el polvo se acumulan en la parte superior; las salpicaduras y granos se acumulan en la base, y la jarra de vidrio está manchada. Las personas con alergias también pueden ser especialmente sensibles a los microorganismos que crecen sobre y alrededor de la cafetera.

¿Es peligroso beber café con moho?

La ingestión de esporas de moho del café puede provocar alergias. Los dolores de cabeza, congestión, tos, estornudos, ojos llorosos y otros síntomas de alergia pueden ser provocados por una taza de café con moho. Incluso, puede ser responsable de la aparición de síntomas similares a los de la gripe e infecciones de las vías respiratorias superiores.

Si eres de los que toma una taza todos los días y tienes problemas gastrointestinales, es posible que sea la cafetera la que te está haciendo enfermar. Analiza si te sientes hinchado o notas molestias por el gas. Puede ser posible también que sufras diarreas repentinas por culpa de una máquina de café sucia y mohosa.

Hay estudios que han determinado que el depósito de la cafetera tiene más gérmenes que los juguetes de las mascotas, los interruptores de luz ubicados en el baño y los botones de la cisterna. Dejar la parte superior del depósito abierta para acomodar la evaporación de la humedad ayuda un poco, pero no soluciona la contaminación de la tubería en absoluto. Además, debes evitar secar el depósito con un paño de limpieza por la misma razón por la que no deberían usarse para limpiar tazas de café.

cafetera con moho

¿Cómo limpiar el moho del depósito?

Depende de la frecuencia con la que uses la cafetera (es decir, si preparas una todos los días, deberás limpiarla con más frecuencia que alguien que solo la use unas pocas veces al mes). Se recomienda limpiar a fondo la cafetera aproximadamente una vez cada dos semanas si la usamos a diario.

Dicho esto, una limpieza rápida diaria también puede ser de gran ayuda para prevenir el crecimiento de moho. Lo más aconsejable es enjuagar la parte del depósito de agua de la cafetera y la jarra a diario.

La mejor manera de limpiar la cafetera es con vinagre blanco mediante un proceso conocido como descalcificación. Se trata de llenar el tanque de agua con agua y vinagre blanco (la proporción es 1: 1) y lo dejamos reposar hasta que la jarra esté medio llena. Luego, enjuaga cualquier residuo de vinagre y agua restante.

Si tienes una cafetera de una sola porción, vierte el vinagre y el agua en el depósito de agua, prepara una taza como lo harías normalmente y luego espera 30 minutos antes de hacer correr el agua corriente a través de la máquina.

Y para cualquiera que sospeche que su cafetera es particularmente repugnante (como si nunca la hubiera limpiado), puede aumentar la proporción de 1: 1 a 2 partes de vinagre blanco con una parte de agua. También se puede repetir todo el proceso tantas veces como quieras para una limpieza más profunda.

Trucos para evitar su aparición

Hay varias razones para limpiar la cafetera de manera rutinaria y adecuada. Principalmente es que este hábito mata a los gérmenes y preserva la salud. Además, es algo que no ves y puede hacerte daño a largo plazo. Tener un buen cuidado de la máquina de café hace que funcione correctamente y prolongue su vida útil. Además, mantiene una temperatura de preparación constante asegurando un flujo de agua sin restricciones y protege el sabor del café.

Además, también dependerá de la rutina de limpieza que le hagamos a nuestra cafetera:

  • Después de cada uso. Retira los posos de café húmedos y enjuaga la canasta del filtro, ya que albergan y nutren las esporas de moho.
  • Diariamente. Lava la jarra, la tapa y el filtro todos los días. Tan solo se necesita agua tibia y jabonosa.
  • Semanalmente. Limpia todos los componentes removibles al menos una vez a la semana. Más si la máquina de café se usa con frecuencia. Es tan sencillo como usar agua caliente con jabón seguido de un enjuague y luego dejar que todo se seque al aire. Como alternativa, puede ponerse todo en el lavavajillas (solo en la rejilla superior) en la configuración más caliente. Esta limpieza de rutina reducirá significativamente las bacterias y los aceites que se han acumulado. También eliminará las manchas y mantendrá la cafetera cuidada.
  • Mensualmente. Pasar una proporción de vinagre y de agua durante el ciclo de preparación para combatir el moho y los gérmenes y descalcificar el tubo. Inicia el ciclo de preparación con la mezcla en el depósito, pasa el proceso a la mitad y déjalo reposar durante aproximadamente una hora. Luego, continua el ciclo. Antes de preparar café en la máquina, haz al menos dos ciclos completos con agua corriente para eliminar los componentes del sabor ácido.
¡Sé el primero en comentar!